Dólar Obs: $ 678,49 | -1,24% IPSA 0,78%
Fondos Mutuos
UF: 27.481,56
IPC: 0,30%
La escritora chilena presenta hoy su nuevo libro de cuentos:

Alejandra Costamagna y el vértigo de lo cotidiano

miércoles, 05 de octubre de 2016

Pedro Pablo Guerrero
Cultura
El Mercurio

"Imposible salir de la Tierra" (Editorial Estruendomudo CL) trae 10 cuentos, cuatro de ellos inéditos, escritos entre 2005 y 2015.



"Los relatos que más me atraen, en general, son los que ponen en vértigo lo cotidiano", dice Alejandra Costamagna. "Me interesa que haya una relación entre el cuento y el mundo, no solo que sea una buena historia. Y que tenga un sonido propio, que no lo diga todo, que se sirva del lenguaje como un cuchillito filoso".

Una punzada, en efecto, atraviesa los relatos que integran su nuevo libro "Imposible salir de la Tierra" (Editorial Estruendomudo CL), que la autora presenta hoy en el Café Literario del Parque Bustamante, a las 19:00 horas, acompañada de Julieta Marchant, Lucía Stecher y Mike Wilson.

En todo caso, Costamagna precisa que cada uno de los cuentos "tiene su propia lógica, sus reglas y sus claves de lectura, de modo que es muy difícil pensar en una idea o un concepto unitarios".

El que presta su título a la antología habla del vértigo que provoca en dos hermanas el diagnóstico de cáncer que recibe una de ellas a punto de cumplir veinte años. Viven solas y ya han perdido a sus padres en circunstancias trágicas. "Imposible salir de la Tierra" es uno de los seis cuentos ya publicados que la narradora eligió para el volumen. Los otros cuatro son inéditos ("Gorilas en el Congo", "Cielo raso", "Cachipún" y " Are you ready? "), aunque versiones preliminares habían circulado en revistas o sitios de internet.

"Creo que 'Imposible salir de la Tierra' contiene varias de las obsesiones y de los temas recurrentes de los demás. Y tal vez forzando una respuesta, podría decir que casi todos los personajes del libro están atrapados en sus mundos, en esas tierras propias que les generan una especie de extrañamiento", afirma Costamagna.

La excelente tapa retro del libro -propuesta a la autora por los editores, quienes buscan darle cierto sello vintage al diseño de la colección Cuadernos Esenciales- muestra la ilustración de una bella astronauta de rasgos finos pero inexpresivos, lo que contribuye a esta sensación de distanciamiento.

Cuando Alejandra Costamagna empezó a leer el material para seleccionar lo que iría en el libro fue encontrando afinidades y marcas comunes entre algunos textos: los vínculos torcidos, la enfermedad, el deseo, el ridículo, las pérdidas, la normalidad trizada. "A veces aparecía una misma obsesión, un clima, una viscosidad similar", recuerda.

Le interesaba, sin embargo, atravesar distintos momentos y registros de escritura. Los relatos fueron escritos entre 2005 y 2015.

Dice que fue una mezcla de todo eso lo que marcó finalmente la selección. "No solo qué textos irían, sino también de qué forma dialogarían entre ellos, cómo armarían esa unidad que estaba apenas esbozada. Que fueran diez no fue planificado, en realidad", explica.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia