Dólar Obs: $ 709,81 | 0,39% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.027,99
IPC: 0,20%
Proyecto conjunto de Clínica Mayo y U. de los Andes:

Muestras de pacientes con bipolaridad ayudarán a estudiar este trastorno

lunes, 03 de octubre de 2016

C. González
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

La meta es contar con material biológico obtenido de la sangre de alrededor de 4.000 pacientes, que formarán parte de un banco de datos disponible para investigadores de todo el planeta.



Se estima que dos de cada 100 chilenos sufre de trastorno bipolar, una enfermedad del ánimo, crónica, y en cuyo desarrollo influyen factores genéticos y ambientales. Poder establecer cuál es el riesgo de que una persona tenga la enfermedad o predecir cuál será su respuesta al tratamiento son algunas de las respuestas que podrían obtenerse gracias a un banco de muestras biológicas, en el que especialistas chilenos están participando.

Se trata de un proyecto creado por la Clínica Mayo, en EE.UU., y al cual se han unido la Clínica Universidad de los Andes y la U. de los Andes. "La idea es contar con material biológico y genético que permita hacer múltiples estudios", comenta el doctor Miguel Prieto, psiquiatra y académico de la universidad y presidente de la Sociedad Chilena de Trastornos Bipolares, quien está a cargo de esta iniciativa a nivel local.

Para ello, pacientes que padecen el trastorno son invitados a participar donando una muestra de sangre y respondiendo a una evaluación psiquiátrica, para detallar antecedentes personales sobre la patología y los tratamientos que han recibido.

Desde enero, alrededor de 30 chilenos han participado. "La meta del proyecto es llegar a un total de 4.000 pacientes a diciembre de 2017. En Chile esperamos aportar unas 100 muestras", explica Prieto.

A la fecha, el proyecto ya acumula más de 2.000 muestras, considerando pacientes de México pero principalmente de EE.UU. "Estos pacientes son principalmente de ascendencia europea. Al asociarnos con la U. de los Andes en Chile, el biobanco se ampliará en números, lo que permitirá el estudio de clasificaciones clínicas más detalladas", cuenta a "El Mercurio" la doctora Joanna Biernacka, coinvestigadora principal del Biobanco Bipolar de la Clínica Mayo en Rochester.

Más importante aún, agrega, es que esta asociación "ofrecerá la oportunidad de estudiar las diferencias genéticas que surgen en diferentes poblaciones, que se relacionan con el trastorno bipolar y sus características clínicas".

Es precisamente en el Biobanco Bipolar ubicado en Rochester en donde se está almacenando el material biológico. Allí permanecerá congelado, a la espera de que surja cualquier investigador interesado en utilizarlos, previa aprobación de un comité de expertos que evalúa la viabilidad del estudio propuesto.

De hecho, parte del material ya ha sido utilizado en algunos estudios que combinan muestras de hasta 10 mil pacientes tomadas en otras regiones del planeta, como explica el doctor Prieto.

La meta es obtener, en un plazo de cinco a diez años, mayor información sobre la biología del trastorno bipolar, su origen y factores de riesgo, pues hasta ahora sólo se sabe que tener un familiar en primer grado con esta patología eleva el riesgo de presentarla, y que también predisponen algunos factores genéticos y ambientales.

Asimismo, se espera que este material genético favorezca el desarrollo de estudios que ayuden mejorar los tratamientos, con medicamentos adecuados a la genética de cada paciente, agrega Prieto. "Hoy contamos con terapias farmacológicas (especialmente litio) que permiten la remisión completa de la enfermedad en un tercio de los pacientes. El autocuidado -como evitar el alcohol, trasnoche y el estrés, por ejemplo-, también influye en el bienestar del paciente".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia