Dólar Obs: $ 804,79 | 2,02% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 35.311,37
IPC: 0,30%
RADIOCIRUGÍA ROBÓTICA CON CYBERKNIFE:

Una alternativa al pabellón para el cáncer de próstata

viernes, 23 de septiembre de 2016


Ediciones Especiales
El Mercurio

Cyberknife, "bisturí robótico no quirúrgico", erradica el tumor sin incisión, evitando efectos indeseados como disfunción sexual o incontinencia. Esta terapia ambulatoria y de corta duración (1 a 5 sesiones) permite que el paciente esté integrado a sus actividades durante el tratamiento.



Eliminar tumores sin operación, sin anestesia y sin post operatorio hoy es posible mediante la radiocirugía robótica, una técnica altamente precisa que se indica siempre en colaboración con los especialistas urológicos, para ciertos casos de cáncer de próstata localizado, recidivas locales y tumores previamente irradiados.Así lo explica el doctor Piero Bettoli, radioterapeuta del Instituto Oncológico FALP, que cuenta con este sistema único en el país del cual existen alrededor de 300 unidades en el mundo. Este equipo, denominado "CyberKnife", es un "bisturí robótico no quirúrgico" que sigue en tiempo real el movimiento de la próstata (tracking dinámico), logrando reducir al mínimo el daño a órganos cercanos, como recto y vejiga. "Es de gran utilidad en casos de pacientes con tumores de próstata localizados, donde es primordial el control oncológico y a la vez evitar secuelas funcionales y/o sexuales. Es una excelente alternativa para recidivas focales luego de cirugías o recidivas de próstata ya irradiadas, debido a lo complejo que pueden resultar los manejos quirúrgicos y la radioterapia convencional de rescate. Asimismo, tiene indicación para pacientes con recidivas ganglionares únicas o metástasis focales, para quienes existe el beneficio de retrasar el inicio de la hormonoterapia, que afecta de manera importante la calidad de vida".


Una técnica cómoda,segura y eficaz


El Centro de Radioterapia Avanzada del Instituto Oncológico FALP, después de implementar la radiocirugía intracraneal y extracraneal, abrió este nuevo programa para pacientes con cáncer de próstata, quienes se trataron con la colaboración del especialista español del grupo IMO, Rafael García. Uno de los primeros en realizarse el procedimiento fue el médico internista Miguel Fadul, quien viajó desde Colombia. Pese a que se trataba de un tumor pequeño y detectado tempranamente, en su país disponían de cirugía como única opción de tratamiento. "La cirugía tiene altas posibilidades de provocar impotencia y de originar problemas de incontinencia urinaria, y a mis 57 años hubiese sido un problema tener esas secuelas".El tratamiento se realizó en cinco sesiones, durante una semana, lo que le permitió al paciente regresar a su país en corto tiempo, pudiendo reintegrarse prontamente a sus actividades cotidianas y seguir sus controles."El paciente que puede beneficiarse de la administración de este tratamiento de Radioterapia Estereotáxica con CyberKnife es aquel en que la lesión está confinada a la próstata exclusivamente, siendo necesaria la validación por un comité médico para determinar si es buen candidato", explica el Dr. Bettoli.Asimismo, lo que antes hacía que una re-irradiación de un paciente fuera un tema tabú debido a la  altísima toxicidad que se podía producir, actualmente, con la fiabilidad que aporta este equipo, se puede incluir a este tipo de pacientes como buenos candidatos para esta técnica.


Semillas de oro

El Dr. Piero Bettoli explica que el tratamiento se inicia con la colocación  en la próstata de tres a cuatro marcadores radio-opacos de oro (fiduciales), lo cual se realiza de forma ambulatoria mediante ecografía transrectal o guiada bajo TAC, y que permite realizar la radioterapia guiada por imagen, manteniendo un seguimiento en tiempo real. A los siete días de la colocación de los marcadores, se realiza al paciente un TAC que será muy importante para la planificación del procedimiento y verificar el seguimiento correcto durante el tratamiento, a fin de que este resulte eficaz y seguro.Una vez realizados los contornos y la planificación se inicia el tratamiento, el cual tiene una duración de 5 sesiones  (en algunos casos en días alternos) de una duración de entre 30 y  50 minutos y sin necesidad de ingreso hospitalario, ni recuperación post quirúrgica,  por lo que el paciente puede reanudar de inmediato su actividad normal.Durante la administración del tratamiento -indica- el sistema toma una serie de imágenes radiográficas que automáticamente se comparan con las obtenidas mediante TAC previas al tratamiento, de tal manera que el robot  integrado en el sistema CyberKnife detecta de manera inmediata y en tiempo real  la ubicación de la lesión y administra el haz de radiación directamente al tumor, minimizando los márgenes de error. Con este sistema se logra que la máquina de radioterapia se adapte en todo momento al paciente, y no el paciente a la máquina como sucede con otros procedimientos convencionales.Otra de sus ventajas es el seguimiento en tiempo real durante el tratamiento, lo que permite tener un "control absoluto" de  cómo se está desarrollando el proceso mientras el paciente está en la sala de tratamiento. De esta manera, el oncólogo puede ver en todo  momento cómo se está administrando la dosis de radiación. "Es una ventaja adicional a los sistemas tradicionales. La Radioterapia Guiada por Imagen, durante la administración del tratamiento, nos permite visualizar tanto al paciente como a la lesión y detectar y corregir en tiempo real", concluye el especialista.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia