Dólar Obs: $ 677,00 | 0,44% IPSA -1,17%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
Carlos Mladinic: "La Corema no debería entrar en temas políticos"

domingo, 27 de mayo de 2007

Álvaro Rodríguez Vial
Enfoques, Economía y Negocios

El coordinador del plan Chile Invierte está convencido de que la mejor manera de agilizar los proyectos de inversión privada y pública es profesionalizando a los organismos medioambientalistas y eligienda sus miembros por sus competencias técnicas.

"Siempre he estimado que si todo anduviera bien en el sector público, este cargo no debería existir. Con eso estoy matando mi puesto. Por otro lado, igual creo que es un puesto de corto y acotado plazo. Es decir, que yo pueda dejar armado el esquema y la "máquina" andando sola, entregando algunas instrucciones y salir".

La sinceridad es de Carlos Mladinic, el flamante coordinador del plan Chile Invierte, quien dice tener claro lo que el país necesita para destrabar los "lomos de toro" que entorpecen la inversión privada cuando se entrampa en los servicios públicos.

"Mis años de circo -dice Mladinic- me enseñan que uno tiene que permanecer encima de los funcionarios y no dejarse estar". Así hay que lograr que se aceleren los tiempos de trámite.

Pero mucho más importante aún, la clave está en que ciertos organismos se profesionalicen o dejen de depender del gobierno de turno: "La Corema -por ejemplo- tiene que ver si se cumplen las normas medioambientales y punto. Preocuparse de la ley. No debería entrar en temas políticos. Debería ser una institución de 5 o 7 personas y que funcione como el Tribunal de la Libre Competencia. Sus miembros deberían seleccionarse por sus competencias técnicas, con algún método de elección profesional, que se les pagara por sesión".

Y agrega que las declaraciones de impacto ambiental, "donde el inversionista privado jura que cumple con las normas, debería ser visto no por el organismo actual -la Comisión Nacional de Medio Ambiente, Conama-, sino por un ente profesional que se remita a realizar un check list para corroborar que se cumpla con la regulación vigente".

Claro que hay que ser realistas, dice Mladinic, porque para que se materialice algo por el estilo de lo que plantea, hay que pensar en cambios de ley, "por lo tanto, paciencia hermano...".

Proyectos energéticos
El trabajo que la Presidenta Michelle Bachelet le encomendó a Mladinic, en la práctica, más que ceñirse a una Carta Gantt, se trata de una coordinación permanente, con mucho teléfono y correo electrónico con los jefes de los servicios, para resolver conflictos y dar soluciones cuando un proyecto se detiene más de lo estipulado en algún trámite burocrático.

Su trabajo, en estos casi dos meses, ha sido "bien en solitario", sin un equipo detrás que lo secunde o asesore.

Pero piensa que sería importante poder contar con presencia en todas las regiones, en un modelo que no implique ni engrosar el personal ni el presupuesto del aparato estatal, sino utilizando productivamente los recursos disponibles.

Un tema recurrente en el que le toca trabajar es cuando surgen dificultades entre dos o más oficinas públicas por un mismo proyecto de inversión.

"En casos como ese, mi función es juntar a los servicios y que se pongan de acuerdo en una solución para que el proyecto se ejecute. Es ofrecer la mesa de reuniones de mi oficina para encontrar una salida. Porque al empresario hay que darle una respuesta, y el Estado es uno solo", acusa.

Por lo mismo es que el Ministerio de Hacienda se encuentra en pleno proceso de negociación de valores para hacer un convenio con la corporación de bienes de capital.

La idea, que "nos provea de información muy detallada por región y por sector para definir con mayor celeridad y exactitud los proyectos que queremos resolver a la brevedad por el impacto regional o local que provocarán".

Como adelanto, Mladinic entregó en exclusiva a "El Mercurio" el último catastro de proyectos energéticos que ya ingresaron al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEI), los que suman 52 e inversiones por poco más de US$7.100 millones estimados hacia 2011. O, medidos en megawatts, proyectos por 7.282 MW.

Transparencia
Según Mladinic, las normas y procedimientos "no pueden tener otro objetivo que aumentar el valor agregado del proyecto en sí. Un proyecto de inversión que cumple con estas normas y procedimientos es al final un proyecto mejor, que tiene más valor, incluso social".

Y sobre todo debe propender a la transparencia de los plazos. En este sentido, el coordinador del plan Chile Invierte puede mostrar logros: "hoy, en la página de la Conama se pueden revisar los proyectos que están en trámite de evaluación, y cuántos días llevan, qué servicios están más atrasados, etc., todo en línea".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia