Dólar Obs: $ 756,08 | 1,32% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.087,72
IPC: 0,80%
Al Gore da la alerta y Bachelet se compromete

sábado, 12 de mayo de 2007


Economía y Negocios, El Mercurio

En la cita, co-organizada por El Mercurio, el líder ambiental expuso sobre la real amenaza del calentamiento global.

"En Chile, en Estados Unidos y en todo el mundo, la voluntad política es un recurso renovable". Con ese mensaje de optimismo y llamando claramente a la acción, el ex Vicepresidente de Estados Unidos, Al Gore, concluyó su charla en Santiago de Chile a las 20:23 de ayer en Casa Piedra. En la cita, organizada por El Mercurio, Chilevisión y Oikos Chile, Gore expuso sus contundentes planteamientos sobre la real amenaza que reviste para la humanidad el fenómeno del calentamiento global y del cambio climático, y sobre la responsabilidad de actuar hoy, que recae sobre las autoridades políticas alrededor del planeta.

Sus mundialmente conocidas habilidades comunicacionales se hicieron sentir en CasaPiedra, donde unas 1.700 personas, entre políticos, empresarios, autoridades, ex Presidentes, y público interesado por asistir a su charla, aplaudieron con fuerza su presentación, la que duró poco más de una hora y media.

Un cuarto para las siete de la tarde, vestido con un sobrio traje oscuro, camisa celeste y corbata azul, saludaba a la concurrencia con un "gracias", en claro español. Dedicó especiales saludos a los dos ex Presidentes de Chile presentes en el salón principal de CasaPiedra: Ricardo Lagos y Patricio Aylwin, quienes llegaron juntos al evento.

Oriundo de Washington DC, este demócrata de 59 años, ex candidato y posible opción presidencial en Estados Unidos, afirmó que un actuar global que enfrente la amenaza del cambio climático es un "desafío moral".

El equilibrio entre política ambiental y crecimiento económico fue un tema que marcó la pauta no sólo en el discurso de Gore. No existe un "trade off" entre crecer económicamente y realizar políticas que enfrenten el cambio climático: esa conclusión fue ratificada por todos quienes expusieron durante la jornada, incluyendo a la Presidenta Michelle Bachelet y al empresario Sebastián Piñera.

Al Gore no dudó en mencionar a Chile como un país que puede verse seriamente afectado por las consecuencias que la crisis climatológica podría tener en el país y, en efecto, mencionó a nuestro país en varios ejemplos.

"Chile está en la zona del mundo que tendrá muchas más olas de calor que las que tiene ahora", planteó enfático.

Agregó que considerando el alza sostenida que ha experimentado la temperatura del planeta, en el futuro parte importante de Chile estará en una zona del mundo que tendrá muchos más días secos. De hecho, hizo gala del conocimiento climatológico del país y comentó que nos tendremos que olvidar del tradicional abril lluvioso y esperar ahora hasta julio.

Chile genera alrededor del 0,2% de los gases de efecto invernadero a nivel mundial. Esto es una mínima proporción. Pero durante toda la jornada quedó claro que no por no ser responsables de la delicada situación mundial, el país como un todo -incluyendo políticos, empresarios y sociedad civil- deben dejar de responsabilizarse activamente por el desafío del calentamiento global y del cambio climático. "La hora de actuar ha llegado", fueron las palabras de cierre de la Presidenta Bachelet.

El evento, que partió a las 15:00 con un panel en que participaron, además de Piñera, el vicepresidente del Comité Ejecutivo del Consejo Mundial Empresarial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD, por su sigla en inglés), Julio Moura, contó con una presencia mínima de manifestantes en las afueras.

Una veintena de personas, con pancartas alusivas a Pascua Lama, las centrales de Aisén y Celulosa Arauco, se agolparon frente al centro de eventos. Con fuerte resguardo policial, abandonaron ordenadamente el lugar cerca de las 18:20 horas, unos veinte minutos después de la llegada de Al Gore.

Ferreiro: las claves son la eficiencia y el auge de energías renovables
Ministro de Economía resaltó la importancia de una toma de conciencia de personas y empresas.

Dos caminos bien definidos trazó el ministro de Economía, Alejandro Ferreiro, como elementos que permitan hacer frente a la escasez energética y el fenómeno del calentamiento global: desarrollo de las energías renovables y, sobre todo, eficiencia.

El secretario de Estado recordó que, según un estudio del Fondo Monetario Internacional (FMI), es precisamente la ganancia en eficiencia energética lo que más puede contrarrestar los efectos del avance del calentamiento global, aunque aclaró que los niveles de preocupación por este tema a nivel de las empresas es muy bajo.

Ferreiro precisó que el 85% de las firmas no han realizado auditorías energéticas, a pesar de que existe un instrumento mediante el cual Corfo contribuye hasta con el 70% del costo de la operación hasta un límite de 300 UF.

A nivel de las personas, el secretario de Estado destacó que hay que generar una cultura mediante la cual los consumidores estén dispuestos a pagar un poco más por algunos productos como los electrodomésticos que sean más eficientes en el uso de energía. Para ello, recomendó poner atención en las rotulaciones de estos productos, en las que, por ley, está claramente señalado el gasto en energía.

Ferreiro enfatizó que un aumento en la eficiencia energética de algunos sectores industriales de entre 0,5% y 4,5% en diez años equivale a un ahorro de más de US$ 12 mil millones.

Otro de los puntos que tocó el ministro de Economía fue la postura de la autoridad frente a los proyectos que generan más energía -y por ende aportan al crecimiento económico- versus el impacto medioambiental que puedan tener.

Ferreiro explicó que la clave está en un equilibrio basado en una estricta evaluación ambiental de los proyectos utilizando las diferentes instituciones y regulaciones existentes.

Piñera: "El rol de los políticos es poner el tema sobre la mesa"
El empresario valoró la incorporación de Lagos como enviado especial de la ONU para el cambio climático.

El empresario y ex candidato presidencial de RN, Sebastián Piñera, señaló que el rol de los políticos frente al calentamiento global y la contaminación ambiental es poner el tema sobre la mesa para discutir, crear conciencia y sobre todo buscar soluciones.

Piñera enfatizó que pese a que Chile sólo aporta el 0,2% de los gases que generan el efecto invernadero a nivel global, tiene que asumir un liderazgo en el combate a las consecuencias que esta situación está generando. Esto, fortaleciendo los acuerdos internacionales, tales como el protocolo de Kioto y otros que Chile ha suscrito.

En este sentido, valoró la incorporación como enviado especial de la ONU para el Cambio Climático del ex Presidente Ricardo Lagos, aunque aclaró que no comparte muchas de las decisiones ambientales que se tomaron durante su gobierno.

El ex abanderado presidencial de Renovación Nacional enfatizó la urgencia de emprender acciones, recordando que se estima que las medidas para detener el calentamiento global tienen un costo del 1% del Producto Geográfico Mundial (PGB), mientras que la inercia tendrá efectos negativos por cerca del 20% del PGB mundial.

"Es buena la inversión en este tema en países como Chile, que aunque inocente de los efectos que hoy se ven, no estará ajeno a estos cambios", señaló Piñera.

Esto, porque enfatizó que en el calentamiento global Chile será víctima importante de sus consecuencias, ya que los climas templados se irán hacia los polos, y con ello, señaló, la geografía del país irá cambiando.

Por ello, Piñera propuso una serie de medidas a aplicar para combatir este problema, como políticas educacionales de fortalecimiento de la conciencia ambiental, políticas de fomento de la descontaminación, de ahorro de energía y de innovación y tecnología, entre otras.

Castilla: Chile ha sido sólo un espectador y no un actor relevante
El científico y académico UC, junto con el filósofo Darío Salas, invitaron a ser más protagonistas del debate.

Un ecólogo-académico y un filósofo-investigador fueron los protagonistas del segundo panel, "La visión humana".

Pese a que en un comienzo, sólo con la presentación de los panelistas, se podría suponer un "choque de visiones", los expertos -cada uno a su manera- entregaron su particular interpretación del calentamiento global. El científico, ecólogo y académico de la Universidad Católica, Juan Carlos Castilla, destacó que nuestro país se ha preocupado de ser un "espectador de primera" en lugar de un "actor relevante", no marcando la pauta en discusiones, investigaciones y proposiciones para enfrentar el calentamiento global.

A juicio de Castilla, el hecho de no poder encontrar una pronta solución al problema del calentamiento global se debe fundamentalmente a temas de "gobernabilidad", pues no existe una participación activa del mercado, la sociedad civil ni el gobierno.

"Chile debería liderar la investigación del calentamiento global. Es necesario desarrollar un plan de investigación nacional sobre cambios globales", insistió Castilla, para lo cual propuso el plan "Chile 2020, nuevas culturas sobre cambios globales para la juventud chilena", instancia en la que -a su juicio- debieran participar 20 científicos, 20 líderes de opinión y 20 empresas.

Por su parte, el filósofo e investigador Darío Salas centró su exposición en el impacto que la conducta humana tiene en su entorno y el medio ambiente. "El calentamiento global es la manifestación externa de la contaminación interna del hombre. El hombre contamina, y a la vez resulta contaminado por sus propios proyectos". Como propuesta para combatir desde Chile el calentamiento global, el filósofo desarrollará una investigación en plantas y árboles para incrementar su absorción de CO2, lo que traería un fuerte impacto ambiental.

Moura: "El costo de la acción será menor que el de la inercia"
El ejecutivo hizo un llamado a un cambio cultural en los temas ambientales.

"No podrá haber países exitosos, un Chile exitoso, en un planeta fracasado". Así grafica Julio Moura, vicepresidente del Comité Ejecutivo del Consejo Mundial Empresarial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD, por sus siglas en inglés), la necesidad de implementar acciones concretas para impedir el cambio climático en el mundo.

El ejecutivo señaló que el tema ocupa el primer lugar en la agenda a nivel internacional, pero advirtió que ve con preocupación lo que está ocurriendo en algunas regiones del mundo donde el crecimiento económico está generándose a costa de depredar el medio ambiente.

"El calentamiento global no tiene la delicadeza de distinguir", dijo el ejecutivo, explicando que los efectos del calentamiento global afectan de igual forma a Chile a pesar que sólo aporta el 0,2% de las emisiones de CO2.

Destacó la importancia que la sociedad civil avance en un cambio cultural que permita dimensionar la importancia de estos temas. "Como muchos de ustedes estoy aprendiendo (sobre los temas ambientales), es mi responsabilidad como ciudadano y como ciudadano corporativo", señaló el ejecutivo.

Moura dijo que Chile debe estar en el grupo de países de avanzada a nivel mundial en temas ambientales, diferenciándose de China y Estados Unidos como los principales emisores de gases que generan el efecto de invernadero y de las naciones subdesarrolladas que hipotecan su entorno natural por el crecimiento económico.

"El costo de la acción será infinitamente menor que el costo de la inercia", sostuvo Moura resaltando que las empresas llamadas a ser exitosas en el siglo XXI son las que tomen acciones concretas para evitar que siga avanzando el calentamiento global.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia