Dólar Obs: $ 784,28 | 0,91% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.660,96
IPC: 0,10%
Red nacional de vigilancia volcánica:

De los 90 volcanes activos de Chile, la mitad está bajo monitoreo permanente

martes, 17 de mayo de 2016

Richard García
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

El que más preocupa, de los cuatro que están actualmente bajo alerta amarilla, es el Nevados de Chillán, que se encuentra en una zona donde se desarrolla actividad turística. Ya se elaboró un plan de evacuación municipal.



Cuatro volcanes están en estos momentos en la mira de la Red Nacional de Alerta Volcánica del Sernageomin: El Planchón-Peteroa, en la Región del Maule; el complejo Nevados de Chillán y el Copahue, en la Región del Biobío, y el Villarrica, en La Araucanía. Todos ellos están con alerta amarilla; es decir, podrían tener un ciclo eruptivo repentino.

"El Nevados de Chillán, desde diciembre que se salió de la línea de base; eso quiere decir que cada cierto tiempo está teniendo pulsos, unos con un mayor nivel energético y otros con menor", explica Rodrigo Álvarez, director nacional de Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin). "El lunes 9 tuvimos una columna de 1.700 metros y generó un poco de inquietud, pero la sismicidad todavía está en parámetros que permiten mantener la alerta amarilla. Eso sí, dispusimos un radio de restricción de 2 kilómetros", detalla.

La mayor preocupación son los centros invernales y de recreación en las inmediaciones del volcán. Ya tienen listo un plan de evacuación en la comuna de Pinto, el que fue elaborado con el municipio, la gobernación de Ñuble y la Onemi.

También están atentos a la laguna del Maule. "Allí hay un proceso de deformación que no estaba muy claro, porque se sabía de él solo por imágenes satelitales". Por eso tomaron la decisión de monitorearlo más de cerca, para lo cual pusieron un GPS. "Hicimos un trabajo con la U. de Wisconsin, y efectivamente hay una deformación, pero no estamos ad portas de una gran erupción", asegura.

Desde hace más de seis años, desde que se creó la Red Nacional de Vigilancia Volcánica del Sernageomin, que han tenido que hacerse cargo de varias erupciones emblemáticas. Hoy monitorean 44 de los 90 volcanes considerados activos del país; es decir, que han presentado algún signo de actividad en los últimos 10 mil años.

El monitoreo se hace en función de múltiples parámetros, relativos a los niveles energéticos de cada volcán activo, detalla Álvarez. "Se mide sismicidad y se muestrean gases, como dióxido de azufre; la composición geoquímica del material emitido, la deformación a causa de los procesos de inflación o deflación de la superficie, la temperatura y sonidos, entre otros", explica.

El monitoreo puede ser directo o indirecto. De hecho, los sismos asociados con la erupción del cordón Caulle, cerca de Osorno, fueron registrados por las estaciones del volcán Lascar, 2 mil kilómetros más al norte.

La información se canaliza hasta el Observatorio Volcanológico de los Andes del Sur (Ovdas), que funciona en Pucón, a los pies del Villarrica. Allí los especialistas analizan e interpretan los datos, especialmente de los volcanes más al sur, para establecer tendencias de comportamiento.

Pero les falta una mayor distribución, reconoce Álvarez. "Si tenemos una emergencia, no basta con informarla, sino que hay que acompañar técnicamente a las autoridades, ir a terreno y despejar las dudas de la comunidad". Así, plantea que resulta necesario contar con al menos dos observatorios más.

Uno -dice- debería estar localizado en la zona norte, en las inmediaciones del volcán Láscar, que es el que ha presentado más actividad. El otro debería atender a las regiones de Aysén y Magallanes. Al respecto, adelanta que ya cuentan con un terreno en Coyhaique que podría ser la base para la unidad.

Reconoce que por mucho tiempo la información se manejó solo a nivel de las autoridades, pero hoy, y debido a la necesidad de que la gente esté preparada, en su sitio web ( www.sernageomin.cl/volcanes.php ) cualquier persona puede verificar el estado presente de los volcanes, los informes sobre su actividad reciente, e incluso los mapas de riesgo.

"Tenemos bajo observación todos los volcanes que pueden tener alguna influencia en la vida de las personas".
RODRIGO ÁLVAREZ
Director Nacional del Sernageomin

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia