Dólar Obs: $ 784,28 | 0,91% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.660,96
IPC: 0,10%
"SalcoBrand no era un eslabón estratégico"

domingo, 15 de abril de 2007

Sandra Novoa Fernández
Enfoques, Economía y Negocios

El empresario afirma que ahora se focalizará más en la investigación y fabricación de productos y a evaluar inversiones en Asia. Respecto de si piensa adquirir algo más en Chile, afirma que no abre "el apetito de potenciales vendedores por la prensa".

"Me gusta ser capitán y no grumete". Así explica Alejandro Weinstein por qué aceptó la oferta de la familia Yarur, que pagará US$ 174 millones por el 100% de la propiedad de la cadena de farmacias SalcoBrand.

Desde que se supo que lo otros accionistas -las familias Selman y Colodro- venderían su 74%, el mercado apostó a que Weinstein se sumaría, aunque no le gustara el precio (supuestamente quería US$ 50 millones por su porcentaje y recibirá US$ 45 millones), porque difícilmente alguien le iba a pagar más por un paquete minoritario que no forma parte de ningún pacto controlador.

Pero el empresario asegura que aparte de que no le gusta ser comparsa en los negocios, consideró que el mercado del retail farmacéutico en Chile está muy arbitrado y consolidado con tres grandes actores, lo que hace que las oportunidades de crecer sean mínimas.

Rehúsa referirse a los detalles de la negociación, argumentando que existen cláusulas de confidencialidad. Fuentes cercanas al proceso aseguran que, como es de rigor en este tipo de operaciones, los vendedores no podrán incursionar en farmacias por 5 años, pero quedaron fuera de esa restricción los nueve locales de Recalcine -laboratorio que controla Weinstein- para comercializar productos especializados.

En esos mismos círculos aseguran que lo que más afectó el proceso de enajenación no fueron los conflictos societarios ni los números de la empresa, porque después del acuerdo que instaló al nuevo gobierno corporativo independiente se logró aumentar participación de mercado y "limpiar" la tarjeta de crédito, con lo que la empresa estaba en punto de inflexión. "Más bien lo que influyó fue que un par de competidores intentó desmotivar a potenciales compradores a través de la prensa, para que no apareciera un actor nuevo con sólidas espaldas. Pero así y todo llegaron cinco ofertas concretas: Ripley, Ahumada, un grupo argentino, los Yarur y otro inversionista que operó a través de Citibank", plantean.

Weinstein, por su parte, sólo quiere dar vuelta la página y dedicarse "a la gran cantidad de proyectos que tenemos, que superan el capital en cartera y el tiempo de que dispongo para implementarlos". Además de subir la cumbre del Kilimanjaro próximamente, desafío al que invitará a los empleados que cumplan sus metas.

-¿Qué lecciones le dejó su paso por SalcoBrand?
"Hay una frase en inglés que lamentablemente tiene una muy mala traducción al castellano: those with drive aren"t driven... Eso comprobé respecto de mí mismo".

-¿En qué se va a focalizar?
"Participo desde diversos cargos directivos, tanto en Chile como en el extranjero, en una veintena de start ups, empresas y proyectos. En el futuro tendré más tiempo para los diecinueve restantes...".

-¿Intentará recuperar el terreno que perderá en la industria farmacéutica local con esta venta?
"¿Cree que perdimos terreno? Mi familia está en el negocio farmacéutico hace más de 85 años, desde la investigación y desarrollo de productos, hasta la formulación, fabricación y comercialización. Este no era un eslabón estratégico en nuestra cadena".

"Ahora nos dedicaremos a las primeras fases del rubro, a evaluar inversiones en Asia y a extender la red de exportaciones del laboratorio. El año pasado fuimos los primeros en exportar a Vietnam, exploramos Tailandia y acabamos de firmar la semana pasada un acuerdo con una empresa pakistaní".

-¿Tiene ya destinada la plata que recibirá por la venta?
"Tenemos permanentemente un portfolio de proyectos. Las prioridades eran y siguen siendo los mercados que presentan mayor potencial de crecimiento, que están en proceso de consolidación, como China, Tailandia, Filipinas e Indonesia y algunos países de Latinoamérica. Valoro infinitamente más el transformar ideas en proyectos y en empresas, que comprar y vender".

-¿Es factible adquirir algo en los mercados asiáticos o sólo exportar?
"Estudiamos participar en una empresa en China, basada en Shanghai, que vende al mundo desarrollado".

-¿Qué planes tiene para Recalcine?
"Nuestro sueño es ser el primer laboratorio farmacéutico latinoamericano, con presencia global e investigación propia. Acabamos de terminar una planta que respeta el medio ambiente y de última tecnología; entramos a través de un área nueva llamada Biomedical Sciences con productos bioequivalentes en trasplantes, oncología y terapias para VIH.

"Junto a la Universidad Católica formamos el primer consorcio de biomedicina en Chile, donde investigaremos y lograremos propiedad intelectual de productos farmacéuticos innovadores; junto a investigadores y la Universidad de Concepción formamos la empresa Bioalgae, para producir en forma natural astaxantina, un insumo clave en la industria del salmón; y este año esperamos construir la planta piloto. Formamos otro start up -Antares-, que tiene el desarrollo de la piel sintética (biopiel); está partiendo el primer banco público de células madre, a través de la Fundación Genómika".

"No estamos en el negocio de los commodities ni genéricos, sino de productos que aportan real valor al mercado y a la comunidad científica y muy difíciles de igualar por nuestros competidores".

-¿Su salida de SalcoBrand mejorará la posición de Recalcine para venderle a Cruz Verde y SalcoBrand?
"Como puede ver por mi respuesta anterior, el modelo de negocios de Recalcine no dependía ni depende de SalcoBrand ni de ninguna otra cadena. Nunca sinergizamos hacia un lado u otro las ventas del laboratorio con la farmacia".

"Todas las farmacias tienen laboratorios integrados verticalmente y en caso de SalcoBrand ese es Medifarm".

-¿A cuánto alcanza la participación de Recalcine en el mercado?
"A nivel de recetaje médico somos el principal laboratorio, con 13% aproximado de las recetas y creciendo. Tanto en productos nuevos como en el mercado ético somos el principal laboratorio en ventas".

-¿Considera comprarse otro laboratorio en el país?
"No abro el apetito de posibles vendedores por la prensa".

-¿Dónde le ha resultado más cómodo invertir, en Perú o Argentina?
"Nunca busco comodidad en las inversiones".

-¿Cuál es la estrategia en Inkafarma? ¿Hay planes de crecimiento?
"Inkafarma es un hard discount, la principal cadena de farmacias del Perú, tiene más de 120 farmacias y está creciendo a tasas de más de 35% por año. Allá la industria está en proceso de consolidación. El fundador de Inkafarma fue mi primo Víctor Jaque, a quien extrañé en Salcobrand".

-¿En Argentina planea nuevas adquisiciones? ¿Cómo ha sido el año que llevan allá en términos de facturación y crecimiento?
"La empresa de la cual soy director es el principal proveedor de medicamentos a clínicas y hospitales. Ha crecido vía adquisiciones y fusiones, además del crecimiento vegetativo".

-¿La sociedad Said, Weinstein, Eguiguren con que entró a ese mercado aspecta para el largo plazo?
"Hasta ahora ha funcionado bien, pero no puedo comprometerme por los demás".

-¿Podría replicarse en otras áreas y mercados?
"Hay mucho por hacer en Argentina y no hay un pacto que así lo indique. Tampoco hemos conversado el tema".

-¿Cómo les ha ido con Biohealth Clinical Research en Miami?
"Queremos entrar en estudios de eficacia, bioequivalencia y biodisponibilidad y desde ahí comercializar estos servicios a otros países latinoamericanos. Pero estamos en fase de instalación".







 Imprimir Noticia  Enviar Noticia