Dólar Obs: $ 953,75 | -0,27% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 37.227,29
IPC: 0,40%
Privatizaciones en el sector energía en México atraen al grupo Luksic

jueves, 22 de marzo de 2007

EDUARDO OLIVARES
Economía y Negocios, El Mercurio

"(En Chile) hay estudios que van un poquito más allá de solamente mirar", dice Andrónico, líder del conglomerado.

El plan energético de los Luksic corre en serio. Al interés que el grupo manifestó en algún momento por entrar al negocio en Chile, sumó otro objetivo: México. Andrónico Luksic, cabeza -junto con sus hermanos Guillermo y Jean Paul- del conglomerado que incluye al Banco de Chile, Quiñenco y Antofagasta Minerals, llegó hace unos días al país norteamericano invitado como parte de la comitiva empresarial que acompaña a la Presidenta Michelle Bachelet a estas tierras.

Y se mostró entusiasmado con las palabras del Presidente Felipe Calderón, quien confirmó lo que había anunciado en la Sofofa, cuando visitó Santiago como Mandatario electo: la privatización de firmas energéticas.

El empresario cuenta que el salto puede darse tomando en cuenta el Tratado de Libre Comercio (TLC) vigente, sellado ahora con un acuerdo de alianza estratégica bilateral. "Como grupo, (nos interesa) mirar la cosa de energía", dice convencido, dado que Calderón confirmó su intención "de hacer algunas privatizaciones y, en ese sentido, es importante estar presente".

Explica que el TLC y el acuerdo de alianza estratégica "nos abren las puertas a por lo menos mirar con interés y con entusiasmo una alternativa que hoy día es muy válida, porque claramente estamos teniendo importantes excedentes de las empresas chilenas en Chile".

El nicho energético desde hace tiempo ronda al grupo. Y parte por casa. "Somos un gran consumidor (eléctrico) en el norte. Nos interesa, en la medida en que la situación del gas no se vaya regularizando, tener una presencia no solamente para nuestro (actual) uso, sino también para los proyectos que hoy estamos encarando, particularmente el "Esperanza", que es un proyecto nuevo en el área de El Tesoro, en Sierra Gorda. Eso obviamente nos hace mirar las alternativas en la cosa eléctrica", dice.

Plantea que lo lógico es que la iniciativa energética del grupo la lleve adelante el brazo minero, "pero Quiñenco puede ser un socio capitalista, por así decir. O podría abrirse un cuarto brazo".

Andrónico afirma que si bien no existe aún ningún proyecto eléctrico concreto, "hay estudios que van un poquito más allá de solamente mirar". Porque la necesidad se ve clara: "Hoy tenemos una situación de energía delicada, hemos manejado el problema de la mejor manera posible y en forma eficiente, pero no es lo que requerimos para tener una seguridad en el largo plazo". No ve en la inexperiencia del grupo en el sector un problema. "Siempre hemos tenido socios operadores o que han estado vinculados al negocio", dice.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia