Dólar Obs: $ 788,98 | 0,22% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 30.064,36
IPC: 0,10%
Las imprecisiones de Alberto Chang, el inversor de riesgo que ofrece 1,5% al mes

domingo, 27 de marzo de 2016

Bernardita Aguirre P. y Felipe Aldunate M.
El Mercurio

Su carta de presentación es que invirtió en 1996 en Google, que se tituló en Stanford y que su portafolio tiene 20 empresas. Sin embargo, varias de ellas están inactivas y el CEO del Grupo Arcano reconoce que se deben hacer precisiones sobre sus negocios.

"Hay que aclararlo de una vez: Alberto Chang no tiene el 1% de Google", dice Jorge Hurtado, CEO de Grupo Arcano. El ejecutivo se refiere a uno de los mitos más extendidos que rondan al fundador, presidente y único socio del  hol ding financiero que dirige: que el empresario e inversionista chileno, de origen chino y nacido en Perú, es el poseedor de un porcentaje accionario de la más exitosa puntocom de la historia, paquete que hoy valdría unos US$ 5 mil millones.

Se trata de una de las tantas imprecisiones que rodean la historia de Chang, quien se ha transformado en una figura entre los inversionistas chilenos, especialmente para los más de 1.000 que han hecho aportes para participar en su portafolio de inversiones de capital privado y capital de riesgo. También es un referente para los emprendedores que buscan su apoyo financiero. Esta fortuna le ha permitido acceder a organizaciones de emprendedores como Endeavor Miami y crear la fundación que lleva su nombre.

Pero las cifras sobre el tamaño del grupo, su volumen de operaciones y la calidad de las empresas que componen el portafolio son solo algunas de las fuentes de contradicciones del grupo que ofrece rentabilidades fijas o preestablecidas a sus inversionistas que llegan a 1,5% mensual por aportes a cuatro años, casi 20% anual.

La historia del 1% de Google la ha impulsado el mismo Chang. En diversas presentaciones y entrevistas, incluyendo una con "El Mercurio" en 2014, ha dicho que su fortuna se habría originado gracias a una inversión muy temprana en la empresa fundada por Sergey Brin y Larry Page, cuando los tres eran estudiantes de Stanford. "Tenía US$ 10 mil ahorrados y mis cálculos fueron: o compro un Mitsubishi Eclipse convertible 1996 o sigo a Sergey Brin e invierto el 1%", dijo Chang en una presentación realizada en la Clinton School of Public Services de la Universidad de Arkansas. En entrevistas dadas a distintos medios hasta mediados de 2015, Chang asegura que mantenía el 1% de una empresa cuyo valor de mercado hoy supera los US$ 500 mil millones.

No obstante, no hay ningún registro en la historia de Google de ese encuentro ni de que ese financiamiento se haya llevado a cabo. "Me han preguntado repetidamente por él: no lo conozco, ni nunca lo he conocido", dice el informático canadiense David Cheriton, y quien en su calidad de académico de Stanford fue uno de los primeros inversionistas de Google. "Todos los inversionistas ángeles reales de Google a quienes conozco le van a dar la misma respuesta", agrega.

El argentino Alberto Arébalos, un estudioso de Google y ex jefe de relaciones públicas de América Latina de la puntocom, aclara que es muy difícil que la compañía haya recibido inversiones semilla como la que describe Chang. "Las primeras inversiones recibidas por Google fueron en 1998 cuando la compañía aún no se constituía", dice desde Miami. "Antes era un proyecto universitario que utilizaba la infraestructura de la misma universidad, no requería inversión adicional. No lo necesitaban".

De hecho, muchos cuestionan que Alberto Chang haya pasado por la Universidad de Stanford y que haya hecho un MBA y un posgrado en Behavioral Sciences, como dice en su currículum. "Yo estudié en Stanford por esos mismos años y nunca escuché el nombre de Alberto Chang, pese a que el grupo de chilenos en la universidad estaba bien conectado", dice Axel Christensen, director de estrategia de inversiones de Blackrock para América Latina e Iberia.

En la universidad no hay registros del empresario. Helen K. Chang, encargada de las comunicaciones de Stanford Graduate School of Business respondió que no encuentra a nadie con el nombre de Alberto Chang Rajii en su directorio de ex alumnos. Ryan Haas, coordinador del Programa de Becas del Center for Advanced Study in the Behavioral Sciences explicó que "esta persona nunca se ha afiliado con nosotros". Pese a esto, "El Mercurio" tuvo acceso a un certificado de noviembre de 2008 que dice que entre 1996 y 1998 Alberto Chang fue alumno de ambas carreras en Stanford, aunque no se habría titulado. Chang, en sus presentaciones, dice que estudió en Stanford, pero que ni sabe dónde está su título.

Lo de Stanford y Google sería solo una anécdota si no fuera porque el grupo lo utiliza como argumento de venta para sus productos financieros. "Alberto hizo una fortuna personal de US$ 2.500 millones con las acciones de Google", aseguró uno de los ejecutivos del grupo a un potencial inversionista quien fue a las oficinas de Arcano en San Damián -donde le ofrecieron agua mineral de marca, café de grano y pastelitos-, para conocer las características de los productos de inversión que ofrecen. "Alberto Chang sí fue un early investor de Google. Es parte de nuestro discurso pero no es más que eso", dice Hurtado. "No conozco los detalles, pero sucedió".

Presenta en su portafolio empresas inactivas

Lo de Google no es la única información que requiere mayor precisión por parte de Grupo Arcano y su fundador.

También es la dimensión real que tiene el conglomerado. De acuerdo con la descripción en el sitio web, el " holding incluye inversiones y oficinas en Santiago, Miami, Londres y Sydney y tiene más de 700 empleados". Hurtado aclara que ese número se refiere a los empleados de Grupo Arcano y los de sus empresas relacionadas. No obstante, en el grupo en sí trabajan solo 46 personas: cinco en Australia, dos en Inglaterra, tres en EE.UU. y 36 en Chile.

Otra corrección es el monto de recursos que genera la compañía. En 2014, Alberto Chang dijo en su presentación en Arkansas que los ingresos anuales de la compañía eran de US$ 1.800 millones. El CEO de Arcano aclara que la cifra se debe precisar pues se utilizó para dimensionar lo que movió la compañía entre 2001 y 2013.

No obstante es en los detalles de su portafolio de empresas donde son más necesarias las precisiones. En la página web del grupo Arcano dice que "ha invertido exitosamente en más de 20 compañías, que están activas o han sido vendidas a privados o a entidades públicas". Pero entre las firmas mencionadas, seis están inactivas (ver cuadro).

Una de ellas es Canal Directo, empresa de marketing, que fue una de las primeras que tuvo Chang. Hizo iniciación de actividades ante el Servicio de Impuestos Internos (SII) en 2009 y en su presentación en internet dice que trabajó con compañías como BMW, Toyota, BancoEstado y Entel. Fuentes de la telefónica reconocen que en 2010 les prestó el servicio en el despacho certificado de las invitaciones para la gala de Norah Jones. La última contabilidad en el SII es en 2013, actualmente Canal Directo está inactiva, reconoce el CEO del grupo.

Tampoco está activa Grow Up, de consultoría en Recursos Humanos, ni Orion, importadora, exportadora y distribuidora de licores. Tampoco muestra actividad AMG, holding importador de insumos médicos. Una quinta empresa es Biocarb, fundada en 2009, la cual vendió la patente en 2010, pero que hoy está sin funcionar.

De las 10 empresas chilenas, solo tres están en funcionamiento. Una de ellas es la firma de aguas Ice Swan, que no genera dividendos. La segunda es Highlander, creada en 2012 y que es presentada como "el brazo inmobiliario del grupo Arcano": invirtió en tres proyectos de la inmobiliaria Ingeval y ahora tiene un edificio en venta en Reñaca. Además, tiene un edificio en Valparaíso de arriendo de departamentos.

La tercera en funcionamiento es Pronto Pago, firma de cobranza. En su presentación dicen que, además de cobrar créditos impagos de empresas como Falabella, Ripley, Cencosud, entre otras, entrega crédito directo a clientes morosos para refinanciar su deuda. El sitio web de Pronto Pago dice que tiene $194.500 millones en colocaciones de crédito directo a 36 meses. "Tenemos que hacer algún ajuste. Pronto Pago nunca ha entregado financiamiento", dice Hurtado.

El gran hito entre las empresas del grupo fue la venta de Solar Chile, una unidad dedicada a las energías renovables. Ésta fue comprada en enero de 2013 por FirstSolar, de EE.UU. En un e-mail que Alberto Chang dirige a sus ejecutivos, dice que la valorización de la empresa en la venta fue de US$ 1.500 millones y que a él le pagaron US$ 116 millones por su 7,7%. "El Mercurio" consultó a varios socios de Solar Chile y ninguno quiso dar a conocer el precio de venta de esta compañía, aunque uno de ellos aclaró que estuvo muy por debajo del monto señalado en el e-mail . "No conozco el monto, no estuve a cargo de la negociación", dice el gerente general de Grupo Arcano.

Las inversiones en el exterior

El portafolio de Grupo Arcano incluye otras diez compañías internacionales. Algunas de ellas son de alto perfil como las tecnológicas Uber y Snapchat, las que son cerradas al público. Otra inversión es la que tiene en OpenEnglish, el servicio online de clases de inglés. "Alberto Chang es inversionista directo en dos de las empresas que fundé y hoy día manejo, Open English y NextUniversity", dice el venezolano Andrés Moreno, fundador, presidente y CEO de la firma. "Ambos formamos parte de la junta directiva de Endeavor Miami, una organización que apoya a emprendedores de alto impacto a nivel global. Alberto da mentoría y apoyo financiero a muchas empresas que se ven beneficiadas por su involucramiento", señala.

No obstante, la pregunta que se hacen los conocedores del grupo es cómo hace calzar los intermitentes ingresos de sus inversiones de riesgo, con las obligaciones de renta fija que compromete a sus inversionistas. Y cómo, en el caso de ser necesario, Alberto Chang podría responder con su patrimonio a las obligaciones ejecutivas de sus clientes. Fuentes cercanas aseguran que Chang tiene una fortuna suficiente en sus cuentas internacionales para responder a sus inversores. "Su fortuna la construyó en base a arduo trabajo, mucho ahorro y buenas pasadas en bolsa", dice la fuente que invierte con él.

DE LAS 10 FIRMAS chilenas incluidas en su portafolio, solo tres están activas: Pronto Pago, Highlander y Ice Swan.

EL PRESIDENTE de OpenEnglish destaca la labor de Chang como mentor.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia