Dólar Obs: $ 897,11 | -0,49% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 37.354,68
IPC: 0,50%
Aseguran que su producción es menos contaminante:

Chilenos crean yogur y paté sin utilizar productos animales

viernes, 18 de marzo de 2016

AMALIA TORRES
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

Analizando la composición molecular logran equiparar el sabor, la textura, el aroma e incluso los nutrientes de diferentes alimentos.



Semillas de chía, de sésamo, champiñones, legumbres y flores son algunos de los ingredientes que pueden terminar convertidos en yogur, queso, mantequilla, mayonesa, chocolate, paté o salchicha. O más bien en alimentos que se vean, sientan, huelan y tengan la consistencia de estos productos, pero sin ningún ingrediente de tipo animal en su preparación.

Esa es la apuesta de The Not Company, la empresa-laboratorio creada el año pasado por un grupo de jóvenes chilenos, encabezados por el ingeniero comercial Matías Muchnick. Junto a él trabajan un experto en ciencias de la computación, un especialista en genomas de las plantas, una bioquímica, y además reciben la asesoría de un chef.

"La principal razón del cambio climático es la producción de animales. Además se contamina el agua y se gasta mucha energía. Nosotros somos una compañía de food tech que usa inteligencia artificial para reconstruir alimentos que hoy son en base animal. Estos alimentos son nutritivos y más baratos para las personas", dice Muchnick.

Para realizar sus productos, Muchnick, junto a Karim Pichara, doctor en ciencias de la computación e investigador de Harvard y Pablo Zamora, doctor en biotecnología e investigador de la U. de California Davis, crearon un computador al que bautizaron Giuseppe.

"Giuseppe detecta conexiones entre componentes moleculares de la comida y la percepción humana de sabor y textura. Se suele pensar que la estructura molecular es propia de un alimento, pero Giuseppe nos dice cómo reconstruir la fórmula molecular con plantas sustentables. Hacemos ingeniería inversa: si queremos hacer chocolate, por ejemplo, el computador nos dice su formulación molecular y luego qué plantas nos ayudan a imitarla".

Los productos los comenzarán a vender en abril. Y para el próximo año ya tienen planificado llevarlos a Estados Unidos.

Para ellos este tipo de productos son una "alimentación inteligente", ya que además de ser más baratos y de utilizar menos agua y cantidad de tierra en su producción, tienen los mismos nutrientes que los alimentos que imitan.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia