Dólar Obs: $ 649,90 | -0,89% IPSA 1,89%
Fondos Mutuos
UF: 26.782,59
IPC: 0,10%
Estudio de la actividad de Twitter durante el huracán Sandy en EE.UU.:

Las redes sociales permiten dimensionar la ayuda necesaria tras desastres

domingo, 13 de marzo de 2016

Lorena Guzmán H.
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

La cantidad de mensajes o fotos que envía la gente irían en directa relación con la intensidad del daño que pueden producir huracanes o terremotos.



Aunque hace tiempo se sabe que la información que está en las redes sociales puede ayudar a medir el impacto de determinados fenómenos -que van desde los culturales y hasta los desastres naturales-, por primera vez un equipo de investigadores logró medir dicha correlación.

En octubre de 2012, el huracán Sandy llegó a la costa este de Estados Unidos, convirtiéndose en el segundo evento de este tipo que más daño produjo en ese país. Un grupo de investigadores encabezados por científicos de la Universidad de Monash, en Australia, analizaron 9,7 millones de tuits que fueron enviados mientras arreciaba el huracán y pudieron establecer que su cantidad tuvo directa relación con los daños que produjo la mega tormenta.

"El riesgo tanto real como percibido, junto con los efectos físicos del evento, son directamente observables en la intensidad y la composición del flujo de los mensajes de Twitter", dice el estudio publicado en la última edición de Science Advances.

Además, el grupo determinó que la distancia al evento también fue determinante en el número de tuits emitidos, mientras que el costo de los daños tuvo directa relación con los lugares donde la actividad en la red social fue más alta.

"Nuestra investigación permite dar una estimación temprana, en cuestión de horas o días, del impacto económico del desastre natural", explica a "El Mercurio" Esteban Moro, investigador de la Universidad Carlos III de Madrid y parte del equipo. El costo económico es una información que toma meses o años recolectarse debido a cuestiones económicas y legales, agrega. Esto aceleraría todo.

"Es la primera vez que con datos reales de una red social se puede inferir el daño de un desastre natural", dice Bárbara Poblete, investigadora del Núcleo Milenio Centro de Investigación de la Web Semántica y de Ciencias de la Computación de la U. de Chile. Se había establecido el aumento en la actividad de redes sociales como Flickr o Facebook, tras terremotos o huracanes, pero nunca se había correlacionado dicho aumento con la intensidad de los daños.

Si bien para llegar a estos resultados el equipo consideró la información de los seguros cobrados posteriormente en cada área versus la cantidad de mensajes que se mandaron de ellas, el estudio asegura que esta puede ser una herramienta para ayudar a dimensionar la destrucción en tiempo real.

La idea sería sumar esta información a la que entregan las herramientas oficiales para mejorar la capacidad de respuesta. "La clave está en esa combinación", opina Rodrigo Cienfuegos, director del Centro de Investigación de Desastres Naturales (Cigiden). "Se sabe que ante los desastres la gente está dispuesta a ayudar, y esto también serviría para canalizar mejor esto", agrega.

Primera persona
El estudio descubrió que mientras más cerca del epicentro del desastre, más tuits originales se mandan. Mientras más lejos, los retuiteos comienzan a dominar los mensajes.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia