Dólar Obs: $ 713,23 | -0,76% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.065,35
IPC: 0,00%
Prioridades del gobierno argentino:

La batalla de Mauricio Macri por la transparencia

lunes, 22 de febrero de 2016

GASPAR RAMÍREZ
Internacional
El Mercurio

La diputada oficialista Karina Banfi visitó Santiago para conocer la experiencia chilena en el tema.



La transparencia fue uno de los principales temas de campaña de Mauricio Macri y ha sido una de sus grandes preocupaciones desde que asumió la presidencia de Argentina, el 6 de diciembre pasado, un tema que no fue prioridad para el gobierno de Cristina Fernández, que se caracterizó por la manipulación y ocultamiento de cifras de todo tipo, desde la pobreza hasta la inflación.

"El eje central del Presidente ha sido la transparencia, el acceso a la información y el gobierno abierto", dice a "El Mercurio" la diputada del bloque oficialista Cambiemos, Karina Banfi, quien visitó Santiago la semana pasada, para reunirse con representantes del Consejo para la Transparencia y de la Comisión Defensora Ciudadana y Transparencia, y conocer la experiencia chilena en ese tema.

La legisladora por el Partido Radical agrega que "lo interesante es hacer eje en estos tres temas, que no solo son luchar contra la corrupción, sino generar todo un proceso de políticas públicas que abarque desde los sectores más locales como pueden ser los municipios, con gobiernos mucho más cercanos a la gente, hasta los gobiernos centrales, en toda una línea de políticas públicas de transparencia y rendición de cuentas".

La abogada experta en derechos humanos estima que recién a mediados de este año sabrán las cifras reales del estado en que el kirchnerismo dejó el país.

Organismo asaltado

En febrero de 2012, The Economist tituló un artículo: "No me mientas, Argentina", en el cual explicó que dejaría de utilizar las estadísticas oficiales y optaría por difundir datos de una consultora privada. Desde 2013 el estatal Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) no mide la pobreza -entre otros indicadores sociales y económicos-, "para no estigmatizar a la gente", según dijo el gobierno.

"El INDEC fue asaltado y los sistemas numéricos fraguados, donde se generaron resultados falaces. Eso fue una decisión deliberada de parte del gobierno para adecuar los números a las necesidades de gobernabilidad que tenía. En realidad, eso era vivir en una mentira", señala Banfi.

La diputada dice que el gobierno K utilizó la información como una "herramienta de extorsión". "Para el kirchnerismo, cada vez que se lo interpelaba, solicitando información o rendición de cuentas, su maniobra de juego era la victimización y responder con una defensa porque lo sentían como un ataque. Por eso durante 12 años no pudimos tener una ley de acceso a la información".

"Durante todos esos años, hasta ahora, se vivió engañando al pueblo argentino y al mundo, y eso lo venimos a cambiar. Va a llevar un tiempo, hay que tener paciencia, porque el daño fue mucho", agrega la legisladora por la provincia de Buenos Aires. Banfi dice que no ha sido fácil reconstruir la información y que "no hay datos de nada".

La legisladora plantea que su país "lamentablemente ha naturalizado un sistema promiscuo que es la corrupción, y durante 12 años se aceptó como parte de lo cotidiano que el gobierno y los políticos robaran, y que de esa manera se sostenía la gobernabilidad. El kirchnerismo ha entendido al Estado como su propiedad; esto es parte del problema".

Pero Banfi cree que hay soluciones: "Nosotros creemos que tenemos que romper con estos sistemas enquistados; que el que llega al poder es un administrador y un servidor público, que tiene, en este caso, 40 millones de empleadores que son todos los argentinos".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia