Dólar Obs: $ 784,25 | -1,57% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.267,34
IPC: 0,10%
Embonor, Andina y CCU:

Embotelladoras registran crecimientos acotados y prevén un 2016 plano

jueves, 21 de enero de 2016

Julián Mazzucco E.
Economía y Negocios
El Mercurio

Las expansiones de los volúmenes de venta de estas firmas en Chile no superaron el 4%, respecto de 2014.



Una baja en el consumo de bebidas han notado las firmas embotelladoras en Chile, sobre todo en el último trimestre. Aunque Andina, Embonor y CCU aún no reportan sus balances del cierre de año, al interior de ellas se comenta que en los últimos tres meses se evidenció una desaceleración.

Tanto las firmas ligadas a Coca-Cola (Andina y Embonor) como la que trabaja con productos de Pepsico (CCU) vivieron un año menos dinámico.

En el caso de Embonor -firma ligada a la familia Vicuña-, el volumen total de ventas fue de 258,1 millones de cajas unitarias, cifra que implicó un crecimiento de 2,7% respecto del año anterior. Sin embargo, si se desagrega por país, Chile solo creció 0,5%, mientras que Bolivia registró un incremento de 4,7%. "A nivel de categorías, destacó el crecimiento de Aguas con 9,4% en comparación con el año anterior", puntualizó la compañía en su reporte preliminar, exhibiendo una tendencia en la industria que apunta a potenciar productos como jugos y agua mineral.

En el caso de CCU -controlada por el grupo Luksic-, los volúmenes de venta acumulados aumentaron 4,4%. En su operación, Chile creció 4%, considerando las líneas de bebidas gaseosas, agua y cervezas, donde la firma es líder. En tanto, los negocios internacionales, que involucran sus operaciones en Argentina, Uruguay y Paraguay, crecieron 6%, mientras que el segmento vinos lo hizo en 3,2%.

Embotelladora Andina dejó de informar al mercado sus volúmenes preliminares. No obstante, en sus resultados del tercer trimestre de 2015 la firma ligada al grupo Said indicó que cerró el periodo con un "volumen de venta acumulado de 586,3 millones de cajas unitarias, una reducción de 0,8%".

Altas fuentes de la industria advirtieron que este año debería ser similar al 2015, e incluso consideran un escenario de menor consumo. Pero hay confianza en que los mix de productos permitirán enfrentar la pérdida de dinamismo. Adicionalmente, en el rubro hay reparos respecto del efecto que pueda tener la puesta en marcha de la norma de etiquetado de alimentos, que regirá en junio.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia