Dólar Obs: $ 983,76 | 1,13% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 36.803,35
IPC: 0,70%
Desde hoy y hasta fin de mes ofrece recitales a $1.000 en Iquique y Santiago:

"Piano a Mil", la nueva idea de Michio Nishihara

jueves, 21 de enero de 2016

Romina de la Sotta Donoso
Cultura
El Mercurio

"No desprecio al público", aclara el pianista. Por eso parte con piezas archiconocidas y cierra con las obras cumbre del teclado.



Fue discípulo de Óscar Gacitúa y, a los 20 años, Michio Nishihara Toro ingresó a la Academia de Bydgoszcz, en Polonia, y a los 25, al mítico Conservatorio Tchaikovsky de Moscú.

El pianista antofagastino echó raíces en Chile en 2009 cuando fundó la Academia Piano-Studio.cl (www.piano-studio.cl) y desde entonces ha coordinado todos los años sus giras por Rusia, Alemania y Polonia, para poner en práctica sus ideas para abrir nuevas audiencias.

Hoy estrena el ciclo veraniego "Piano a Mil". "La actividad del músico debe ser hecha de forma independiente, no quedarse de brazos cruzados si no hay fondos públicos o privados disponibles para los proyectos", explica.

Desde hoy al sábado tocará en Iquique (Salón Tarapacá, 20 horas); los días 1, 3 y 5 de febrero lo hará en Santiago Centro (Iglesia San Ignacio. 19 horas), y los días 23, 25 y 27 de febrero en Vitacura (Parroquia Inmaculada Concepción, 21 horas). "Por supuesto que la adhesión de $1.000 es voluntaria", aclara.

Alternará tres refinados programas que abren con piezas que a todo el mundo le resuenan y avanzan hasta obras de gran alcance conceptual y emocional. "La gracia está en mezclar estos formatos. No tiene mucho sentido hacer un concierto con tres obras de media hora; menos aun en instancias alternativas. Tampoco irse al otro extremo, de tocar puras canciones o música de películas. No desprecio al público. Siempre hay gente muy sensible, que puede no conocer de música, pero tiene talento para oír. Por eso tocaré al menos una obra grandiosa y profunda, acompañándola con otras muy famosas", enfatiza.

Así, recorrerá desde la Sonata "Patética", de Beethoven, hasta los "Estudios Sinfónicos", de Schumann; desde la Polonesa "Militar", de Chopin, hasta "La Isla Alegre", de Debussy; y desde la Sonata "Claro de Luna", de Beethoven, hasta Villa-Lobos y Prokofiev.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia