Dólar Obs: $ 670,30 | -0,81% IPSA 0,19%
Fondos Mutuos
UF: 26.617,26
IPC: 0,20%
Litigio se arrastra desde 2013:

Corte de Apelaciones zanjará disputa por pérgola de Plaza Ñuñoa

martes, 19 de enero de 2016

Lucía Adriasola C.
Nacional
El Mercurio

Tribunal ordenó la entrega del odeón recién remodelado a un concesionario, pero el municipio apeló de la sentencia.



Hace cinco años que debería funcionar en la pérgola u odeón de la Plaza Ñuñoa una cafetería con heladería, luego de que en 2011 la administración del ex alcalde Pedro Sabat (RN) concesionara ese espacio al empresario gastronómico Osvaldo Espinoza, dueño de los helados artesanales La Foca.

El proyecto, sin embargo, aún está lejos de materializarse, ya que está en medio de un litigio que ahora deberá ser zanjado por la Corte de Apelaciones de Santiago.

En 2013, Espinoza recurrió por primera vez a la justicia para demandar al municipio por incumplimiento de contrato, ya que transcurridos dos años de la concesión -que firmó por $253 millones-, aún no podía utilizar las instalaciones.

Lo anterior, porque un transformador de Chilectra -instalado debajo de la pérgola- frenó el inicio de los trabajos, pues la empresa lo habría soterrado aparentemente sin conocimiento del municipio. Tras un largo proceso judicial entre la distribuidora de energía y la municipalidad, el equipo fue retirado a mediados del año pasado.

En el intertanto, el juicio iniciado por Espinoza siguió su curso. Aunque ambas partes intentaron llegar a un acuerdo, este no prosperó, y los problemas continuaron. En noviembre pasado, el entonces recién asumido alcalde Andrés Zarhi decidió someter a votación del concejo el fin del contrato por "incumplimientos graves", ya que durante el proceso Espinoza habría cedido la concesión a un tercero.

La propuesta fue aprobada por el concejo, con los votos en contra de los concejales Julio Martínez y Guido Benavides, ambos de RN.

Luego, el 29 de diciembre, el 28º Juzgado Civil de Santiago notificó al municipio que el odeón -recién remodelado, a un costo municipal de unos $17 millones- debía ser restituido al concesionario y que el decreto alcaldicio de fin de contrato debía quedar sin efecto.

"Esa sentencia fue apelada, así que en un tiempo más subirá a la Corte de Apelaciones. Ahora, el tribunal deberá resolver si la municipalidad actuó conforme a derecho, de lo cual estoy absolutamente convencida, porque están acreditadas las faltas graves del concesionario", dijo María Isabel Arce, directora (s) de la Dirección de Asesoría Jurídica del municipio. Espinoza declinó referirse al tema.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia