Dólar Obs: $ 650,78 | 0,11% IPSA 0,54%
Fondos Mutuos
UF: 26.111,37
IPC: 0,40%
Ex superintendenta de Electricidad y Combustibles:

Directora de Enami es a la vez ejecutiva de Glencore y expertos alertan de conflicto de interés

domingo, 10 de enero de 2016


Economía y Negocios Domingo
El Mercurio




Solo siete meses alcanzó a estar Verónica Barahona del Pedregal (DC) como superintendenta de Electricidad y Combustibles en el año 2000. Fue nombrada en ese puesto al asumir el entonces Presidente Ricardo Lagos, pero hacia fines de ese año renunció al negarse a devolver una indemnización de Enami, que había recibido por 10 años de servicio en esa minera estatal, entre 1990 y 2000. El gobierno de esos años cuestionó que en gran parte de ese período, entre 1994 y el 2000, se desempeñó también como jefa de gabinete de la Primera Dama, Marta Larraechea, recibiendo así dos sueldos.

Han pasado 15 años y la abogada democratacristiana hoy también tiene doble remuneración. Es directora de Enami en representación de la Presidenta de la República y a la vez es ejecutiva de la minera Glencore, donde asumió como superintendente de Asuntos Legales de Xstrata, luego adquirida por Glencore, según confirma la propia compañía.

Enami se define como "una empresa de fomento y desarrollo de la Pequeña y Mediana Minería del Estado de Chile". Esta firma estatal procesa mineral que le entregan pequeñas y medianas mineras y en épocas en que el precio del cobre está bajo, como ocurre en la actualidad, entrega un precio de sustentación que permite a estas faenas subsistir hasta que lleguen mejores cotizaciones. Glencore es una gran compañía extractiva y de comercialización, pero tiene entre sus activos en el país a una mediana minera, Altos de Punitaqui, de la que es dueña del 100%.

Altos de Punitaqui tuvo durante el 2014 una pelea con Enami y Codelco. La disputa llegó a tribunales debido a que la Fundición Ventanas de Codelco y Enami se negaron a recibir el mineral de Punitaqui aduciendo una calidad menor a la establecida en los contratos. La firma ligada a Glencore presentó un recurso de protección el 21 de febrero de 2014, que se rechazó dos meses después (el 21 de abril) y se vio en julio de ese año en la Corte Suprema, que zanjó la disputa en favor de Enami y Codelco.

La duda que ronda en el sector minero es si Barahona tuvo alguna injerencia en este proceso, ya sea como abogada de Glencore o como directora de Enami. La gigante minera declinó referirse públicamente a este tema.

Al ser consultada La Moneda, se señaló que este asunto compete al Ministerio de Minería. La titular del ramo, Aurora Williams, preside Enami. Pero al ser consultada esta cartera, derivó la consulta a la minera estatal.

Enami respondió que Barahona fue nombrada en representación de la Presidencia de la República el 5 de mayo de 2014. La primera vez que ella participó en el directorio de esta minera estatal fue en la sesión del 22 de mayo de ese año, un mes después del fallo de la Corte de Apelaciones. En la estatal aseguran que el tema además no fue tratado en directorio, ni siquiera cuando se vio el fallo en la Corte Suprema en julio del 2014.

Más allá del caso puntual de Altos de Punitaqui, expertos alertan del posible conflicto de interés que puede haber en el caso. Un ex ministro y director de empresas señala que "la fe pública y la confianza en las compañías del Estado es un activo que hay que preservar de toda sospecha". Y añade que varios directivos han presentado la renuncia ante casos similares, como Jorge Bande y Fernán Gazmuri, que renunciaron a Enap para asumir en los directorios de Antofagasta Minerals el primero, y en Enersis el segundo.

Hugo Caneo, investigador y académico del Centro de Gobiernos Corporativos de la Universidad de Chile, explica que cuando se está en empresas de giro similar hay múltiples ocasiones en que puede haber conflicto de interés. Por lo tanto, el incumbente debe inhabilitarse o abstenerse de conocer procesos, hechos o información y la ley de sociedades anónimas así lo estipula. La norma -explica Caneo- no hace mención expresa en las empresas creadas por ley, como Enami, pero a su juicio debieran tener el mismo tratamiento que las sociedades anónimas.

EN NOVIEMBRE de 2015, la asesora de Glencore se reunió con la ministra de Minería, Aurora Williams. Ambas comparten en el directorio de Enami.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia