Dólar Obs: $ 661,37 | -0,02% IPSA 0,84%
Fondos Mutuos
UF: 26.053,81
IPC: 0,20%
Ante estancamiento de otros proyectos en el Legislativo:

Obama impone mayor chequeo de antecedentes para la compra de armas

miércoles, 06 de enero de 2016

Francisca Maturana Torres
Internacional
El Mercurio

El Presidente promulgó una serie de decretos para reforzar las leyes sobre armamento. Aseguró que los lobbistas pueden presionar y mantener de "rehén al Congreso" pero no a todo Estados Unidos.



Después de lograr un acuerdo nuclear con Irán, un acercamiento en las relaciones con Cuba y un pacto sin precedentes sobre el cambio climático en París, el Presidente de EE.UU., Barack Obama, lanzó ayer lo que espera sea otro de sus legados: el control de armas.

Acompañado de familiares de víctimas de incidentes con armas de fuego, Obama defendió la "urgencia" de actuar para mejorar el control de la venta de armas. Una serie de órdenes ejecutivas (decretos presidenciales) que buscan tratar de evitar que, como ocurre ahora, 30.000 personas mueran anualmente en este tipo de situaciones.

"El lobby de las armas puede mantener como rehén al Congreso, pero no puede hacer lo mismo con todo Estados Unidos", aseguró Obama, que añadió que su plan "no es un complot para quitarle a la gente sus armas".

En un acto en la Casa Blanca, el Presidente subrayó que el país ha vivido "demasiados tiroteos" masivos en los últimos años y que eso no ocurre en el resto de países desarrollados.

Visiblemente emocionado en la parte final de su discurso, Obama recordó el tiroteo ocurrido en diciembre de 2012 en la escuela Sandy Hook de Newtown (Connecticut), donde fueron asesinados 20 niños y 6 mujeres.

"Cada vez que pienso en esos niños me enfurezco", dijo Obama, quien a raíz de esa matanza y de otras ocurridas en 2012, trató de presionar al Congreso para sacar adelante leyes para controlar la venta de armas de fuego. Pero los legisladores ni siquiera aprobaron la propuesta que generaba más consenso y que buscaba implementar un sistema universal de verificación de antecedentes de los compradores.

Y esta vez también es difícil que algo más cambie. "Muy poco de lo que Obama anunció en realidad implica una modificación en la ley. Desde 1940, el Congreso ha limitado la capacidad del Presidente para tomar medidas unilaterales para restringir los derechos de la Segunda Enmienda" de la Constitución, que garantiza el derecho a la tenencia de armas para la defensa propia, comentó a "El Mercurio" David Kopel, experto del Cato Institute.

En el caso de Obama, además, las nuevas propuestas podrían enfrentar el veto de un Congreso dominado principalmente por los republicanos, contrarios a la regulación de la venta de armas. De todas formas, Obama está en su último año de gobierno y "no tiene que preocuparse por los votantes", por lo que impulsará todos los proyectos que evitó en 2008 y 2012, agregó Kopel. Si sus órdenes son rechazadas por el Congreso, el Mandatario podría "vetar el veto", una posibilidad que suele ser vista con recelo.

Los precandidatos presidenciales demócratas Hillary Clinton y Bernie Sanders elogiaron a Obama y se comprometieron a seguir tomando medidas similares si llegan a la Casa Blanca. El campo republicano prometió anular el paquete y el senador Marco Rubio acusó al Mandatario de estar "obsesionado con socavar la Segunda Enmienda".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia