Dólar Obs: $ 669,88 | -0,43% IPSA -1,42%
Fondos Mutuos
UF: 26.041,66
IPC: 0,20%
Un unicornio, cuatro centauros y 31 little ponys: así es la valorización de las startups chilenas más exitosas

lunes, 04 de enero de 2016

Pablo Tirado
El Mercurio

De acuerdo con estimaciones de la Corfo, solo Crystal Lagoons estaría en el selecto club de las empresas que valen más de US$ 1.000 millones en el país. En el mundo, en tanto, se estima que existen 143 compañías en esa categoría.

Un ser único, dotado de un aura casi etérea que lo hace sobresalir dentro de los otros seres de la mitología. Esa es más o menos la descripción de un unicornio, un término que se ha vuelto muy popular también para referirse a las startups más exitosas: aquellas cuya valorización supera los US$ 1.000 millones.

El término comenzó a ser usado en 2013 por Aileen Lee, fundadora de Cowboy Ventures, y hace referencia exactamente a lo únicas y especiales que eran estas compañías que lograban entrar al club de los "mil millones". De ahí surgieron luego los conceptos de Centauros y de Little Ponys. El primero hace referencia a las empresas valoradas en más de US$ 100 millones, mientras que el segundo a las que han logrado más de US$ 10 millones.

Si hace unos años las llamadas "Unicornios" eran toda una rareza en el panorama mundial, lo cierto es que en el último tiempo han logrado conformar una verdadera "manada" en plena expansión. Para hacerse una idea, Wall Street Journal calcula que el año pasado había 45 startups en el mundo valorizadas en más de US$ 1.000 millones por los fondos de inversión. A diciembre de 2015, en tanto, el cálculo es de 143 compañías, siendo la más grande Uber, cuya valorización alcanza los US$ 51 mil millones. De acuerdo con los datos del medio estadounidense, 87 de los emprendimientos unicornios del mundo se concentran en Estados Unidos, 38 en Asia y 16 en Europa, mientras que existe una de Canadá y otra de Israel.

Apuesta chilena

En Chile se calcula que existe un ecosistema de más de 1.000 startups y, según estimaciones de la Corfo, solo una de estas compañías está en la categoría Unicornio: Crystal Lagoons, la firma de piscinas cristalinas fundada por Fernando Fischmann.

Asimismo, según la estatal, en el país también habría cuatro Centauros y 31 Little Ponys.

Según cuenta el vicepresidente ejecutivo de la Corfo, Eduardo Bitran, uno de los objetivos que se ha puesto Chile es que se desarrollen muchos Unicornios, prueba de ello es, por ejemplo, que casi todas las startups más exitosas del país han contado con apoyos estatales. "Singapur, por ejemplo, que se considera un sistema de apoyo al emprendimiento bien sofisticado, tiene cuatro unicornios creados recientemente. La barrera más importante para que se genere este tipo de crecimiento explosivo tiene que ver, en algún ámbito, con el tamaño de nuestro mercado. Muchas veces estas empresas parten muy orientadas al mercado nacional y les cuesta pensar globalmente y escalar sus negocios rápidamente a nivel internacional. Lo que dificulta su posibilidad de crecimiento rápido", dice Bitran.

Agrega también que otra de las razones de la falta de Unicornios chilenos pasa porque el ecosistema de emprendimiento dinámico local está en proceso de maduración. "Todavía tiene brechas en el financiamiento de capital de riesgo tecnológico en fase temprana. Nosotros no hemos desarrollado un mercado significativo en ese ámbito. Hoy en día hay flujo de proyectos que salen de la fase de incubación con potencial de crecimiento, pero no se ha logrado generar una industria de capital de riesgo significativa que apoye el crecimiento rápido y a nivel global de esos emprendimientos", afirma.

En ese sentido, Bitran comenta que el panorama se puede mejorar a través de la política pública, con el desarrollo del ecosistema de emprendimiento dinámico, no solo en términos de generar el capital de riesgo necesario, sino que en los procesos de vinculación con las distintas redes. "Hoy en día, 80% de las investigaciones que se realizan en las universidades están orientadas a cumplir objetivos de tipo académicos fundamentalmente -publicaciones científicas- y tienen muy poca vinculación con resolver problemas desde un enfoque multidisciplinario. Y eso es un tema clave para poder generar, desde el origen, emprendimientos muy innovadores, sofisticados, que aportan mucho valor y tienen oportunidad de diferenciarse en el mercado y crecer muy rápido", asegura.

Un aporte a la industria

Cristóbal Silva, fundador del fondo de capital de riesgo, FEN Ventures, explica que para un país como Chile es más difícil generar un Unicornio, por un tema de dimensión de mercado. "Para lograr compañías de esos tamaños para una empresa chilena se requiere su internacionalización, lo que le agrega un grado de dificultad extra, ya que para lograr mercados de la envergadura de EE.UU. se necesita establecer operaciones en varios países -para el caso de Latinoamérica-, lo que complica enormemente la operación".

En ese sentido, agrega que es difícil que firmas chilenas lleguen a convertirse en Unicornios sin tener que mover sus operaciones a Estados Unidos u otro país con un mercado más interesante o con mayores oportunidades de financiamiento. "Lo que estamos viendo cada vez más seguido son empresas que parten con el desarrollo de sus productos en Chile, y una vez que alcanzan cierta tracción y validación de su negocio, mueven sus operaciones al extranjero, donde tienen un mayor mercado y mayores posibilidades de financiamiento", comenta.

Silva también asegura que más allá del efecto en el empleo que este tipo de compañías pueden tener, su existencia es importante porque son las que generan gran parte de los retornos de la industria del venture capital , que es en definitiva la que financia a la industria del emprendimiento tecnológico.


 Imprimir Noticia  Enviar Noticia