Dólar Obs: $ 709,81 | 0,39% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.027,99
IPC: 0,20%
Uno de los libros revelación del 2015

"Colección particular": la traición de los recuerdos

martes, 01 de diciembre de 2015

Camila Ortiz M.
Cultura
El Mercurio

La celebrada novela debut del escritor y editor Gonzalo Eltesch es un ejercicio de memoria y literatura, donde ficción y realidad se convierten en conceptos ambiguos.



A la mitad de "Colección particular" (Libros del Laurel), el narrador y protagonista se presenta: "Tengo treinta y cuatro años. Nací el 26 de febrero de 1981 a las 19.55 en el hospital Alemán de Valparaíso. Pesé dos kilos cuatrocientos y medí apenas cuarenta y cuatro centímetros. Mi nombre es Gonzalo Eltesch Figueroa".

Sabemos, de igual forma, que estudió literatura, que vivió en Valparaíso hasta que sus padres se separaron, cuando tenía cinco años, y que tiene una relación complicada con ellos, con su familia en general, y sobre todo consigo mismo. Pero sabemos, además, que ese es también el nombre del autor del libro. Gonzalo Eltesch, el escritor y editor, nació también en 1981. Pasó su infancia en Valparaíso, estudió literatura, y desde hace siete años trabaja en Penguin Random House.

Cuánto hay de verdad en el relato de Gonzalo Eltesch, el narrador, es una de las interrogantes que atraviesan el libro, con un límite entre ficción y realidad que es intencionalmente difuso. Con los recuerdos de la infancia como principal arma, el texto es, sobre todo, una historia familiar: la de los Eltesch, un apellido de origen turco, pero castellanizado en una forma parecida al alemán -"una equivocación de origen", como describe en el libro-, y la de un protagonista incompleto, ansioso de llenar los vacíos de su existencia a través de la escritura.

"Esta es una novela autobiográfica que busca encontrar en la ficción las respuestas a las dudas que la realidad no me pudo entregar. Es escéptica, porque el narrador no está seguro de nada, pero necesita entender, buscar respuestas, y esas respuestas son tanto acerca de su vida como de la forma en que comprende la literatura", explica Eltesch.

El resultado es una narración construida a base de recuerdos y fragmentos -muchos de ellos, de apenas un párrafo- que recorren la infancia, juventud y actualidad del narrador: su complicada relación familiar, un amor fallido que no alcanza a ser una relación de verdad, y el ejercicio literario que acompaña todo eso, en el que discute recursos, estilos, y hasta la inclusión o exclusión de personajes.

-Da la impresión de que este es un libro que se va construyendo a medida que se lee, donde el lector se siente parte del libro que se está escribiendo.

"Me gustaría pensar que es así, que el lector puede acompañar al autor-narrador, y construir juntos la novela. Intenté mostrar todos los artificios, las dificultades, el proceso de la escritura del libro, para que así el lector tenga la mayor cantidad de herramientas para su lectura".

-El narrador en un momento señala que la intención del libro es "traicionar a los padres". ¿Podría desarrollar esa idea?

"El ejercicio de recordar nunca consigue un resultado del todo satisfactorio. El recuerdo selecciona, transforma, degenera... En síntesis, el recuerdo traiciona. Y en esta novela los traicionados son los padres, pues el narrador elige una empresa imposible: tratar de entender las decisiones de ellos, y sus propias decisiones, a través de la interpretación de su propia memoria".

-Esta es su primera novela, pero no es ajeno al mundo de la literatura. ¿Por qué publicar ahora?

"La literatura está ligada existencialmente a mi vida. Mi trabajo, mi tiempo libre, mis preocupaciones y mis placeres tienen que ver con el libro que estoy leyendo, editando o, en este caso, con la novela que estoy escribiendo. Por eso me pareció natural que tarde o temprano publicara mi propio libro. Aunque siempre con dudas. Tenía que sentirme satisfecho con lo que publicara, y todavía no estoy seguro de eso. Publiqué ahora porque creí que tenía la fortaleza para aceptar las críticas de afuera y las más duras de todas, que son las que vienen de mí".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia