Dólar Obs: $ 678,49 | -1,24% IPSA 0,78%
Fondos Mutuos
UF: 27.481,56
IPC: 0,30%
Premio Icare: El día de Carozzi, Paulmann y J. Claro

miércoles, 03 de agosto de 2005


Economía y Negocios, El Mercurio

Sobre mil asistentes llegaron al Teatro Municipal para reconocer la trayectoria de estos tres actores que han marcado al mundo empresarial chileno. La gran conclusión del encuentro fue que hoy Chile está bien, pero tiene un desafío prioritario: mantener el nivel de crecimiento de su economía.

Mantener el crecimiento
Un Teatro Municipal lleno recibió este año a los galardonados del Premio Icare. Entre los presentes había empresarios como Eliodoro Matte, Roberto Angelini, Carlos Abumohor, José y Manuel Said, Nicolás Ibáñez, entre otros, además de ejecutivos y miembros del Gobierno. Incluso el mundo de la moda dio el toque fashion con las modelos Rosita y Carolina Parsons.

El ex presidente de la CPC, Juan Claro, fue distinguido en la categoría "Premio Especial". En cambio, Carozzi fue galardonada en la categoría "Empresas" y Horst Paulmann como "Empresario".

Juan Claro, en su discurso, dejó en evidencia lo difícil que fue sacar adelante la agenda ProCrecimiento. Recordó que en medio de las críticas y voces que pedían enterrar ese proyecto los dirigentes empresariales fueron capaces de hacer una reflexión serena y proponer al Gobierno, no sólo continuar con la agenda sino también encarar una Agenda 2 y concretar una reforma del financiamiento de la política.

Ahora que el país ha mejorado, Claro llamó a no caer en la autocomplacencia, sino ver la forma para lograr un avance progresivo, tanto económico como social. Para el empresario el principal desafío es mantener los actuales niveles de expansión, lo que es compartido por el resto de los hombres de negocios.

De hecho, el presidente de Empresas Carozzi, Gonzalo Bofill, dejó muy claro que los privados no piden ayuda al Estado, pero sí requieren que se propicie un ambiente de institucionalidad estable, "de reglas del juego claras y de defensa de las garantías esenciales".

En cambio, Horst Paulmann aseguró que lo primordial es que los privados nunca dejen de invertir, aún cuando el ambiente económico no sea favorable.

Saliéndose del protocolo
Este año Icare estuvo marcado por un ambiente distendido. En plena ceremonia Horst Paulmann se salió completamente de protocolo. Después que el presidente de Icare, Alfredo Moreno, lo presentó, el empresario se levantó de su asiento y le arrebató el micrófono. Ante las miradas curiosas de la audiencia no sólo agradeció la distinción, sino que aplaudió a Moreno por sus dichos. Paulmann rió y le dijo a Moreno que Cencosud debería tenerlo como director y no Sodimac. "A la salida hablamos", contestó Moreno.

Cuando le tocó hablar, Paulmann contó una anécdota. Explicó que hace unos meses el mismo Alfredo Moreno le había dicho que deseaba juntarse con él.

Grande fue su sorpresa cuando se dio cuenta que el día de la reunión apareció Hans Eben, de D&S; Juan Cúneo Solari de Falabella; Alfredo Moreno y Carlos Alberto Délano, de Penta. "Yo suponía que venían a fusionar Jumbo, con Falabella, Sodimac y Lider y que el choclo Délano iba dar el financiamiento. Gran error, la fusión no era todavía. Ellos venían como directiva de Icare a informarme del premio".

En la ceremonia también hubo tiempo para que el presidente de Carozzi, Gonzalo Bofill, bromeara con Paulmann a quien tenía sentado a su lado. No faltaron un par de suaves codazos, entre ellos, como muestras de apoyo y reconocimiento por los discursos que habían dado. Estaban emocionados.

Tanto así que en el cóctel, Paulmann mostró una faceta contrastante con su habitual imagen de hombre duro. Visiblemente emocionado y con la voz entrecortada, el empresario alemán agradeció sentidamente a las 55 mil personas que trabajan en Cencosud, y a la comunidad empresarial chilena.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia