Dólar Obs: $ 882,72 | 0,04% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 33.549,41
IPC: 1,40%
Reporte de tiempos promedio fue entregado tras invocar la Ley de Transparencia:

Ambulancias del SAMU demoran más de 30 minutos en llegar a una urgencia vital en la RM

domingo, 15 de noviembre de 2015

René Olivares
Nacional
El Mercurio

Antigüedad del parque, problemas de su distribución en la ciudad y el tránsito son factores que, según expertos, conspiran contra un tiempo que consideran "alto", pues el auxilio prematuro es clave en el pronóstico de los pacientes.



Desde que una persona llama al número 131 del Servicio de Atención Médica de Urgencia (SAMU) y se reportan heridos cuyas vidas están en riesgo pasan 5 minutos con 14 segundos.

Así lo asegura el reporte del SAMU Metropolitano solicitado invocando la Ley de Transparencia, que muestra que en caso de urgencias sin riesgo vital el tiempo de envío de un carro de emergencia más que se duplica, llegando a un promedio de 11 minutos y 56 segundos en 2014.

Si se considera el tiempo total de respuesta, desde la llamada hasta que la ambulancia llega a atender a los lesionados, en el caso de una urgencia vital son 30 minutos con 20 segundos y en el de una no vital, 39 minutos con 21 segundos.

El jefe del servicio de urgencia de la Clínica Indisa y ex director de la Asistencia Pública, Leonardo Ristori, califica estos tiempos como "un poco altos, pero hay que hacer la salvedad de que no todas las llamadas de ambulancias avanzadas son necesariamente para atender a un paciente crítico".

En efecto, en el caso de los traumas, Ristori señala que existe lo que se conoce como "la hora dorada", referida a la posibilidad de mejorar el pronóstico de la persona en la medida que esta reciba atención cuanto antes.

Según el reporte emanado desde el servicio de salud Metropolitano Central -del que depende el SAMU-, el tiempo que transcurre desde que se recibe la llamada hasta la llegada a la emergencia vital ha oscilado durante los últimos años entre los 27 y los 35 minutos (ver infografía).

Estos tiempos no son reconocidos por Cristián Moya, presidente de la Asociación Nacional de Reanimadores de Chile, quien dice que la demora debe ser menor. Y al igual que Ristori, señala que el tránsito es un problema creciente. "Las bases no están en lugares estratégicos y hay algunas en las que los accesos son difíciles y no hay vías rápidas para salir".

Y agrega que también hay un problema de distribución: "En Puente Alto hay una ambulancia avanzada y en Maipú son dos. Es muy poco, considerando que esas son las comunas con mayor cantidad de población".

Y el otro problema es la antigüedad del parque de ambulancias, que suman 43 para la RM. El programa del Gobierno busca duplicarlas a nivel nacional (en 2014 había en total 865) y que ninguna tenga más de tres años. Asimismo, se esperaba invertir en todo el país más de $120 mil millones durante el período de gobierno de Michelle Bachelet en ambulancias.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia