Dólar Obs: $ 911,49 | -1,41% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 33.047,39
IPC: 1,20%
Luego de tragedia del avión ruso, se ha cancelado el 80% de las reservas en Sharm el Sheij:

Gobierno egipcio lanza un plan para salvar a la golpeada industria turística

jueves, 12 de noviembre de 2015

Jean Palou Egoaguirre
Internacional
El Mercurio

Autoridades dicen que las pérdidas para este sector clave de la economía ascienden a US$ 273 millones al mes.



La reinauguración del Nile Hilton, el hotel más chic de El Cairo y el primero de una cadena internacional que se instaló en la ciudad tras la guerra árabe israelí en 1948 y la nacionalización del Canal de Suez, pretendía ser un símbolo del Egipto recuperado tras la agitación política que siguió a la Primavera Árabe en 2011. El hotel, que fue cerrado en 2009 y ahora es administrado por Ritz-Carlton, tiene vista directa a la también remodelada Plaza Tahrir, epicentro del movimiento que provocó la caída de Hosni Mubarak, y su reapertura buscaba proyectar la nueva imagen de normalidad del país.

Toda esa simbología del Nile Ritz-Carlton, sin embargo, quedó trunca con el siniestro, la misma semana de la reinauguración del hotel, de un avión ruso con 224 personas -la mayoría turistas- que despegó del exclusivo balneario de Sharm el Sheij. Los indicios de terrorismo en la tragedia en la Península del Sinaí provocaron que tanto Rusia como Reino Unido suspendieran sus vuelos a Egipto y evacuaran a sus ciudadanos, propinando un durísimo golpe al sector turístico del país, que este año pretendía recuperar los niveles de visitas previos a las revueltas.

El efecto ha sido desastroso. Según reconoció ayer el ministro de Turismo, Hisham Zazú, las pérdidas económicas por la caída del turismo tras el siniestro ocurrido el 31 de octubre alcanzarán mensualmente los 2.200 millones de libras egipcias (más de US$ 273 millones), y aún podría empeorar en un sector que representa el 13% del PIB nacional y provee el 12% de los empleos.

La crisis es dramática en Sharm el Sheij, una de las últimas mecas turísticas de Egipto, famosa por sus playas y los resorts donde los europeos suelen capear el invierno. Los rusos y británicos representaban el 66% de los turistas de este balneario del Mar Rojo -Egipto es el primer destino en el extranjero para los rusos, con 3 millones de visitas en 2014-, pero hoy no hay rastro de ellos: según directivos hoteleros, el 80% de las reservas han sido canceladas, y al menos el 40% de los turistas se han ido cuando comenzaba la temporada alta.

Para intentar contrarrestar la creciente sensación de inseguridad, ayer el Presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, realizó una visita sorpresa al aeropuerto de Sharm el Sheij, donde insistió en que "Egipto es estable y seguro". "Realizaremos más esfuerzos para garantizar la seguridad de cada visitante a Egipto", prometió el Mandatario, quien enfatizó que "las luces de Sharm el Sheij no se van a apagar".

Junto a un anunciado plan de seguridad -del que no se han entregado detalles-, Zazú dijo que se lanzará además una campaña publicitaria "para difundir en el extranjero la verdadera imagen de Egipto, desvirtuada por las noticias negativas que comenzaron a difundir medios de comunicación occidentales".

El gobierno, por otro lado, parece estar utilizando tácticas distractivas, como la apertura por primera vez al público de tres tumbas faraónicas en la ciudad antigua de Luxor, o los nuevos trabajos de exploración y escaneo en el Valle de los Reyes en busca de cámaras secretas.

Mala memoria

Para los expertos, sin embargo, será muy difícil para los egipcios revertir el panorama turístico, considerando que el incidente del avión parece rememorar las peores tragedias del terrorismo en Egipto, como la masacre de Luxor en 1997 (58 turistas asesinados) o los bombazos en Sharm el Sheij en 2005 (88 muertos).

"En el pasado era evidente que la gente tenía mala memoria y el turismo permanecía increíblemente resiliente en Egipto. Pero este último horroroso incidente podría ser un punto de quiebre y convertirse en el 11-S egipcio en términos de cómo cambia el rostro del turismo", señala la británica Yeganeh Morakabati, experta en la industria turística de la Bournemouth University. "No se trata solo de la posible bomba en el avión, sino que es una sucesión de eventos en Egipto".

Lynn Minnaert, del Tisch Center for Hospitality and Tourism de la New York University, predice que "tomará tiempo" la recuperación del turismo egipcio y que ya no bastará con descuentos y promociones. "Sea cual fuere la estrategia, la recuperación será lenta", afirma, recalcando cómo ha cambiado la imagen de lo que era considerado un "oasis seguro" como Sharm el Sheij: "Casi tan importante como cuán seguro sea un lugar, es cómo los turistas perciben la seguridad del lugar".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia