Dólar Obs: $ 773,81 | -1,16% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.139,99
IPC: 0,80%


Viña tiene un "botiquín" popular desde hace 13 años

martes, 10 de noviembre de 2015

HERNÁN CISTERNAS ARELLANO
Nacional
El Mercurio




La idea en boga de crear farmacias populares al alero de los municipios, para rebajar el costo de los medicamentos, tiene un precedente en Viña del Mar desde hace 13 años bajo la forma de "botiquín" popular, que está a cargo de una fundación que lleva el nombre del pionero de los trasplantes de corazón en Chile y Latinoamérica, el doctor Jorge Kaplán Meyer.

El doctor Oneglio Pedemonte, discípulo de Kaplán, integrante de su equipo de cardiocirujanos y presidente de la fundación, señala que fue el propio Kaplán quien creó el botiquín para ayudar a que los pacientes cardiovasculares tuvieran un acceso más económico, y en algunos casos gratuitos, a medicamentos que les permitieran continuar con sus tratamientos.

Pedemonte dice que una parte fundamental para el tratamiento de un paciente es la adherencia. Para lograrlo debe completar todo su ciclo y no interrumpirlo a mitad de camino: "Si no puede comprar los medicamentos, no va a terminar el tratamiento, lo que va a ser pernicioso para el paciente".

El menor costo de un remedio de especialidad, que en el "botiquín" puede llegar hasta un 50% de lo que vale en farmacia, es el resultado de una gestión ante los laboratorios e industria farmacéutica, que se complementa con las muestras médicas que reciben los profesionales y que las derivan a esta iniciativa. La propia fundación realiza aportes para subsidiar a quienes no están en condiciones de adquirir los medicamentos con sus propios recursos.

Pedemonte indica que el próximo objetivo de la fundación es ampliar el botiquín a otras especialidades asociadas, como el área de diabetes, endocrinología y broncopulmonares, que tienen relación con las enfermedades cardiovasculares.

La Fundación Cardiovascular Jorge Kaplán tiene su sede en la esquina de las calles Limache y Cancha, al norte del Hospital Gustavo Fricke. Está en una etapa de expansión del edificio y una parte de la ampliación dará mayor espacio al botiquín. Un área importante de las nuevas dependencias se destinará a un centro de rehabilitación cardiovascular, que en opinión de Pedemonte probablemente va a ser el más moderno del país.

El médico explica que en la terapia las enfermedades no se curan solo con medicamentos, sino también con rehabilitación. La Fundación Kaplán tiene 23 años de existencia. Su nombre inicial, cuando fue creada el 14 de mayo de 1992 por el doctor Jorge Kaplán y otros nueve médicos, entre ellos Pedemonte, fue Fundación Regional Pro Desarrollo de la Atención de la Patología Cardiovascular del Adulto y del Niño.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia