Dólar Obs: $ 927,92 | -0,75% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 37.534,36
IPC: 0,30%
Emisoras son clave en la estrategia política del congresista PS

"Aló diputado": el poder de Fidel Espinoza en las radios de la Región de Los Lagos

domingo, 08 de noviembre de 2015

Marcelo Pinto E.
Reportajes
El Mercurio

El parlamentario compró en $200 millones una de las mayores estaciones de la zona y la puso a nombre de sus dos hijas. Previamente adquirió otra en Llanquihue, cuyo traspaso está por concluir. Tiene vínculos directos -familiares o de amistad- con los dueños de otras cinco emisoras. Los domingos es protagonista en un programa que se escucha en todo en su distrito.



El "culpable" es el senador Alejandro Navarro (MAS). Lo dice -en tono de broma- el legislador Fidel Espinoza (PS), cuando explica por qué llamó "Aló diputado" a su programa dominical de radio, en el distrito 56 de la Región de Los Lagos.

El nombre lo concibió después de un viaje a Venezuela, hace casi diez años. Cuando Hugo Chávez -hoy fallecido- era aún Presidente y la "revolución bolivariana" no entraba en la crisis por la que atraviesa actualmente.

"El senador Navarro me invitó a Venezuela. Y me impactó el programa", cuenta Espinoza. Se refiere a "Aló Presidente", el espacio televisivo y radial en que Chávez hablaba a veces hasta por seis horas.

"Me gustó la idea", reconoce el diputado. Alude puntualmente al hecho de que el ex Mandatario atendía llamadas del público y contestaba las preguntas que le formulaban.

Misma modalidad que emplea en "Aló diputado". Programa que se transmite los domingos a través de siete estaciones de la Región de Los Lagos, según detalla él mismo.

Espinoza -hijo de un ex legislador PS, ejecutado en 1973- representa a nueve comunas: Frutillar, Puerto Varas y Puyehue, ente otras. Ha sido elegido diputado dos veces consecutivas con la primera mayoría nacional y se ha hecho conocido por polemizar con diversas figuras, como el ex senador Camilo Escalona, a quien se considera su "némesis".

Su respuesta a una auditora: "La vamos a ayudar"

"Tenemos un llamado de Llanquihue", decía hace unos días Espinoza en una radio. "Le habla Valkiria", lo saludó una auditora. Y le contó sobre un "lanzazo". "Vamos a presentar la demanda, la vamos a ayudar", se comprometió él.

Las llamadas de ese tipo se multiplican en su programa. Habitualmente le exponen problemas y le piden ayuda. En ámbitos tan diversos como el laboral o el de la salud.

"Aló diputado" es la cara visible del creciente poder de Espinoza en la Región de Los Lagos. Influencia que va mucho más allá de su performance dominical ante el micrófono.

En la zona comentan desde hace años que Espinoza posee radios. Y que maneja otras a través de terceros.

"Es vox populi", resume su colega de distrito, el diputado Felipe De Mussy (UDI). Misma versión que repiten -de manera abierta o reservada- otros legisladores, autoridades y representantes de radios locales, tanto opositores como oficialistas.

En YouTube hay una parodia sobre sus radios

El tema está incluso en internet. En YouTube, por ejemplo, hay un video -en tono de parodia- titulado: "Hitler se entera que Fidel Espinoza compró la radio Reloncaví". En otra pieza audiovisual, un werkén huilliche acusa que el diputado "es dueño de casi el 90% de las radios comunales" de la zona.

Como sea, Espinoza tiene una vinculación estrecha -mayor o menor- con al menos siete emisoras de su zona: Reloncaví (Puerto Montt), Nuevo Amanecer (Llanquihue), Nuevo Amanecer (Fresia), Auténtica (Frutillar) y tres estaciones de la cadena Acogida (Los Muermos, Entrelagos y Puerto Octay).

La mayor de ellas -Reloncaví- es AM y puede ser sintonizada en buena parte de la Patagonia, gracias a sus 10.000 watts de potencia. Perteneció a la familia Salinas -con tradición radiofónica en la zona- y próximamente podría oírse en FM.

La emisora -que en los registros de la Subsecretaría de Telecomunicaciones aparece bajo la razón social René Salinas Palacios SA- pertenece a la Sociedad Lluvia y Mar de Reloncaví SPA. El 99% de ella está en manos de las hijas de Fidel Espinoza: Camila (21 años), estudiante de Periodismo, y Paola (24), quien se titulará de abogada.

El 1% restante está inscrito a nombre de Jorge Navarro Rojas. Este último tiene un hijo con una familiar del diputado y trabajó para él como asesor -en 2013 y 2014- según la web de la Cámara. El propio legislador lo describe como su "mejor amigo". En la actualidad, además, es precandidato a concejal (PS) por Puerto Montt.

Contrato de su radio con la Junji

Espinoza cuenta que compró la emisora en $200 millones, en 2012. De esa suma, $152 millones los obtuvo mediante un préstamo, mientras que la diferencia provino de sus ahorros: "Tengo 10 años para pagar, hipotequé mi casa en Llanquihue".

En algún momento, la representación legal de la radio estuvo a cargo de Allan Vásquez Otey. Este figura como secretario del diputado en la web de la Cámara. Como representante de la emisora, en agosto de 2013, le correspondió suscribir un contrato entre la estación y la Junji.

El diputado cuenta que consultó si había impedimento para que Vásquez se desempeñara en la radio. Desde la Cámara le respondieron que podía hacerlo. Aclara, en todo caso, que en abril pasado dejó de cumplir tareas en la emisora.

Emisoras no aparecen en su declaración de intereses

Antes de comprar la Reloncaví, había suscrito un acuerdo para adquirir una radio más pequeña: la Nuevo Amanecer de Llanquihue.

Ya pagó 14 millones de pesos por ella a la Sociedad Díaz-Lemus -como él la identifica-, pero el traspaso aún no se concreta, pues hay cláusulas pendientes.

"Técnicamente la radio no es mía", dice el diputado. Sin embargo, él mismo aclara que la emisora la manejan personas de su confianza. Y que en el futuro pasará a formar parte "de la sociedad de mis hijas".

Sentado en su despacho del Congreso, Espinoza asegura que, en materia de propiedad, sus vinculaciones con emisoras llegan "hasta ahí". Con lo que sale al paso de las versiones en cuanto a que él se encontraría "detrás" de otras señales presentes en el dial.

Las radios Reloncaví y Nuevo Amancer de Llanquihue no figuran en su declaración de intereses. Tampoco en la patrimonial, donde destacan propiedades por una cifra cercana a los $1.400 millones. La mayor parte de esa cifra corresponde a un predio de la sucesión formada por su madre y hermanos.

Estación a nombre de su tío: "No soy el dueño"

Aparte de esas dos estaciones, en su distrito hay otras cinco emisoras con las que tiene un nivel de "cercanía". Principalmente, porque pertenecen a personas de su familia o amistades.

Una de ellas es la radio Nuevo Amanecer, en Fresia. Su propietaria es la Sociedad Difusora Fresia, integrada por su amigo Jorge Navarro y su tío Bernardo Espinoza Villalobos (PS), ex alcalde de Fresia y actual core por Los Lagos.

El diputado detalla que esa estación no fue comprada, sino creada a partir de una concesión. En la que él -asegura- no participó: "Vinculación mía de carácter económico, no hay ninguna. No soy el dueño".

Reconoce, en todo caso, que tiene proximidad con la emisora e insiste en que el nombre -Nuevo Amanecer- no implica una vinculación con su homóloga de Llanquihue. "Se quiso dar un sello de identidad a dos comunas que son vecinas y que comparten en su ruralidad la llegada de ambas emisoras. En ello no hay nada extraño ni mucho menos irregular".

"He apoyado a mi amigo" dueño de 4 radios

También es cercano a cuatro radios ligadas a Héctor Iván Santana: Auténtica (Frutillar) y tres estaciones de la cadena Acogida (Los Muermos, Entrelagos y Puerto Octay).

Cuenta que conoce a Santana desde 1997, cuando este último era "unjoven" que quería incursionar en el ámbito radial. Según él, su participación en esas cuatro estaciones se reduce a "cero". Pero admite que a lo largo de los años le ha brindado asistencia legal y económica, esto último a través de préstamos: "He apoyado a mi amigo. Me ha devuelto cada peso que le he facilitado".

En el caso de la radio Auténtica, el anterior propietario -Nelson Uribe- aclaró que el proceso de traspaso está por concretarse. Y descartó que el comprador sea el diputado.

Según detalla el propio Espinoza, cuatro de las estaciones mencionadas -Auténtica, las dos Nuevo Amanecer y Reloncaví-transmiten en cadena el programa "Aló diputado". Se suman a ellas, Anahí (Río Negro), Nueva Braunau y Gratísima (ambas en Puerto Varas). El legislador puntualiza que a esta última le paga por difundir el espacio.

Programa de su aliado en Chiloé: Aló consejero

En la zona apuntan igualmente al hecho de que Espinoza tiene una relación estrecha con el core Héctor Ballesteros -pareja de la diputada PS Jenny Alvarez-, quien posee emisoras en Chiloé.

El diputado niega cualquier vínculo con esas radios: "Cero, gigante... Es parte del mito". No obstante, concede que a los dos "nos ha ido políticamente bien" y que en las estaciones de Ballesteros lo "atienden bien". Este último tiene un pograma que emula al de Espinoza: Aló consejero.

Adversarios reclaman estar en "desventaja"

Las suspicacias, en todo caso, trascienden a la propiedad de las estaciones por parte del diputado y se relacionan con otros aspectos. Uno de ellos apunta a los dividendos políticos que le granjearía el hecho de tener una "vitrina" permanente en las emisoras. Rasgo que se acentuaría en época de campaña. Y que implicaría una desventaja para los demás candidatos.

"Todos concurrimos en época de campaña (a las radios) para generar publicidad. Pagamos tarifas importantes. No sé si al propietario (Espinoza) le cobran lo mismo. Se produce una desigualdad y una inequidad evidente", reflexiona el ex vicepresidente de la Cámara y actual core local, Carlos Recondo (UDI).

¿Discriminación política?

Existen, incluso, quejas de que en estas radios habría discriminación política. "Nos pasó que solicitamos varias veces un presupuesto para un programa. Nunca recibimos una respuesta: si costaba cinco, diez o cien... ¡Nada!", recuerda De Mussy.

También hay resquemores en torno a los recursos públicos que recibirían esas radios, vía contratación de espacios o avisos con municipios u otros organismos públicos. Lo que -en opinión de algunos- abre una "zona gris", tomando en cuenta que Espinoza no es un particular cualquiera, sino un diputado.

Fidel Espinoza está al tanto de esos comentarios. Que califica en parte de "mitos" y atribuye a adversarios políticos "flojos y mediocres". Quienes -según dice- lo "envidian" por la manera en que ha logrado complementar su presencia radial con el trabajo en el distrito (ver recuadro).

El diputado niega que en las radios vinculadas con él no se dé tribuna a sus adversarios políticos. "(El senador) Moreira y (la diputada) Marisol Turres (ambos de la UDI) salen cuando quieren".

Moreira, de hecho, comentó: "Yo he tenido acceso a esas radios".

Asegura que sus estaciones van a pérdida

El diputado tampoco se hace cargo de las dudas en torno a los recursos públicos que recibirían algunas de las emisoras, vía publicidad o contratación de espacios para programas.

Entre otras razones, porque la Reloncaví y las otras señales son -según él-deficitarias y no generan ganancias. Lo que Espinoza sintetiza con un ejemplo elocuente: "En una comuna chica, una publicidad de funeraria paga 30 lucas...".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia