Dólar Obs: $ 810,20 | 0,05% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.434,32
IPC: 0,60%
El 31 de octubre deja la presidencia:

Las razones por las que Francisco Brieva renunció a Conicyt

viernes, 30 de octubre de 2015

Alexis Ibarra O.
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

Seis meses sin recibir sueldo y una burocracia que actuó como una muralla son algunas de ellas.



"Tristeza y frustración". Esas fueron las palabras que Francisco Brieva eligió para resumir sus sentimientos tras presentar la renuncia a la presidencia de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt), luego de 13 meses en el cargo.

En la oficina que ocupará hasta este viernes, Brieva esgrime algunas de las razones que lo llevaron a escribir la renuncia que envió a la Presidenta y a la ministra de Educación.

"A principio de año Conicyt hizo un cambio en su estructura administrativa al reponer el antiguo consejo creado en 1971. Las personas que motivaron ese cambio -que venía de antes que yo llegara- no hicieron bien su trabajo y no reflexionaron lo suficiente que reponer una legislación pensada hace 45 años no era un proceso simple en una institución que funciona en un contexto distinto. Las piezas no se ajustan. Y eso generó problemas internos, pero que cualquier burocracia razonable debe tener la capacidad de resolver con prestancia, y en este caso no ocurrió".

Dichos problemas son de distinta índole, pero uno específico lo llevó a tomar la decisión. El nuevo diseño no contemplaba la manera de determinar la remuneración del presidente del Consejo. "A la fecha llevo seis meses sin recibir una remuneración, trabajando todos los días dedicado solo a esta actividad", aclara.

Ante la pregunta si la creación de un Ministerio de Ciencia y Tecnología podría resolver algunos de estos problemas, Brieva dice que su creación es de gran urgencia. "Un organismo que dirige el desarrollo científico y tecnológico del país y que es el motor de la innovación no puede depender de un ministerio (de Educación) que por su naturaleza está saturado para cumplir su propia misión".

En los 13 meses que ejerció el cargo, asegura que se resolvieron problemas pequeños que hacían ruido, como la entrega de becas o retrasos en los concursos, entre otros. "Pero no es suficiente. Conicyt es una de las agencias del Estado más maltratadas desde el punto de vista de las remuneraciones... es un lugar de entrenamiento con una alta rotación de profesionales que rápidamente apuntan a otros entornos dentro del aparato público. Eso es inexplicable".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia