Dólar Obs: $ 667,17 | 0,11% IPSA -0,74%
Fondos Mutuos
UF: 27.348,34
IPC: 0,20%
Marcelo Albornoz: "Es preocupante que Hacienda se apodere de la agenda laboral"

sábado, 20 de enero de 2007


Economía y Negocios, El Mercurio

Ex director del Trabajo también critica sequía legislativa en estas materias.

Arma su consultora propia, pero está con el ojo puesto en la agenda pública y redactando propuestas, en la cercanía con el senador DC Adolfo Zaldívar. A Marcelo Albornoz, ex director del Trabajo, le disgusta la política laboral del Gobierno, sobre todo por el dominio que está adquiriendo sobre ella el ministro de Hacienda, Andrés Velasco.

"Me parece preocupante que Hacienda se apodere de la agenda laboral, porque la mirada laboral tiene que absorber las particularidades y realidades del mercado del trabajo, lo que no se da desde la perspectiva macro", comenta Albornoz (DC).

Algo más grave, piensa, podría incubarse: "Lo peor que podría suceder es que Hacienda se transformara en el bastión de los empresarios, y Trabajo, en la trinchera de los sindicatos".

Ve efectos concretos en esta descoordinación: "Lo que no puede suceder es que estas miradas contrapuestas entraben la agenda laboral del Gobierno".

Aunque apoya que la cartera de Osvaldo Andrade sea la que conduzca el debate, critica que en 2006 prácticamente no hubo proyectos nuevos -la subcontratación venía del gobierno anterior- emanados de allí.

Nuevo modelo
Albornoz es partidario -como Adolfo Zaldívar- de corregir el modelo. Por eso le molesta la discusión acerca de la "flexiguridad" danesa, pues asegura que sus tres ejes -alta carga tributaria, sistema basado en las pymes y aglutinado a través de un gran pacto social- en Chile no se practican.

Cuestiona que se hable, sin seriedad, sobre cambios al sistema de indemnizaciones por años de servicio o de modificaciones al seguro de cesantía. "Se cambiaría una certeza por una absoluta incerteza", dice.

"Nadie debe negarse a hablar de flexibilidad: es un concepto que lo necesitan las empresas, las organizaciones sindicales, el Estado. El tema es qué flexibilidad". La clave, cree, está en diferenciar la legislación laboral entre las empresas grandes y las pymes, y permitirles a estas últimas una mayor flexibilidad.

Además, propone darle herramientas regulatorias a la negociación colectiva y así entregarles más poder a los sindicatos.



 Imprimir Noticia  Enviar Noticia