Dólar Obs: $ 667,17 | 0,11% IPSA -1,39%
Fondos Mutuos
UF: 27.346,52
IPC: 0,20%
Piscinas de fibra de vidrio serían 27% más económicas que las de hormigón, pero son limitadas en diseño

sábado, 24 de octubre de 2015

Daniela Paleo
El Mercurio

Como complementos se pueden agregar bordes de piedra reconstituida o tipo deck que no se calientan con el sol y son antideslizantes; rejas de protección hechas de vidrio; láminas de PVC que reemplazan la pintura tradicional, y los ya conocidos sistemas solares para temperar el agua.

Con la prolongación de los meses de calor en los últimos años a raíz del calentamiento global, también se ha alargado la temporada de piscinas beneficiando directamente a quienes las comercializan, ya que ahora sus ventas comienzan a reactivarse a partir de septiembre de cada año, un mes antes de lo que tradicionalmente lo hacían.

Las hay de hormigón o fibra de vidrio y la elección dependerá del gusto del cliente, su uso y los costos de mantención.

Marcelo Vásquez, socio de Piscinas y Jardines del Campo, afirma que en los últimos años ha aumentado la demanda por las estructuras de fibra de vidrio por su carácter antisísmico, a diferencia de las de hormigón que pueden trizarse con los movimientos telúricos. Además, cuenta que son más fáciles y rápidas de instalar ya que el proceso toma entre cinco y siete días, incluyendo la excavación del hoyo. Sin embargo, la desventaja es que tienen que ser fabricadas por matriz o moldes, lo que limita sus formas y el poder elegir modelos exclusivos.

El valor promedio de una piscina de tres por seis metros (que son las más solicitadas, según las compañías consultadas) es de $4 millones, pero pueden partir en los $2,8 millones por un modelo de dos por cuatro metros, comentan en Piscinas y Jardines del Campo. En Multiglass, en tanto, señalan que un modelo de cuatro por once metros cuesta alrededor de $8,3 millones, considerando costos de instalación.

Carlos Pacheco, socio de Ecopiscinas, detalla que la opción de fibra de vidrio dura unos 20 años y recomienda hacerle una mantención completa al menos cada tres años, incluyendo arreglos de pintura. Por ejemplo, un servicio de lijado de la superficie para luego aplicar pintura poliéster, cuesta cerca de $280 mil en Multiglass.

En cuanto al cuidado diario, este es el mismo de una piscina de hormigón o cemento: básicamente pasar aspiradora de fondo en forma periódica, limpieza o escobillado de paredes una vez por semana y retrolavados del filtro.

Las de hormigón van desde los $5 millones

La ventaja de las piscinas de hormigón, explica Martin Huarte, socio de Aguamundo, es que son obras civiles que tienen mayor durabilidad, incluso hasta 50 años. Además, permiten realizar diseños a escala y amoldarlos al terreno donde se encuentra la casa, sobre todo cuando los jardines son en altura e irregulares.

Eso sí, los valores de estas pueden ser un 27% más caros que las de fibra de vidrio, puesto que el precio promedio de un modelo estándar de tres por seis metros está en el rango de los $5,5 millones. En Aguamundo, por ejemplo, una piscina de tres por ocho metros cuesta $6,7 millones instalada.

La excavación, si es manual dice Huarte, puede demorar cuatro días (uno, si es con excavadora) y luego el proceso constructivo tarda unos 12 días. Es decir, en unas tres semanas estaría lista o en un mes las más grandes, dicen en Aguamundo.

El costo también sube de acuerdo a las características que se les pueden ir agregando a estas piscinas, otra diferencia con las de fibra de vidrio. Por ejemplo, las paredes de hormigón pueden revestirse con azulejos. Así, si la pintura tradicional de una piscina de tres por seis metros está en el rango de los $200 mil, un revestimiento con azulejos de mosaico podría salir $350 mil para un modelo con las mismas medidas. Esta última opción dura entre ocho a diez años, versus la primera que se debe renovar cada dos o tres años.

Las láminas de PVC son otra alternativa de revestimiento . Se trata de una bolsa de este material flexible, que es hermética y fabricada a medida según las dimensiones de la piscina y que se adhiere a las paredes de esta. Puede ser liso de colores o con dibujos asemejando azulejos. Su valor está en el rango de los $20 mil el metro cuadrado. Asimismo, firmas como HidroAgua ofrecen la alternativa de revestir piletas de hormigón con Diamond Brite, un material hecho de cuarzo que dura al menos 15 años. $32.500 el m {+2} instalado.

Complementos: desde $300 mil puede salir un borde atérmico

En cuanto a los nuevos complementos destacan los bordes de piedra reconstituida, un material fabricado con cemento portland. Su principal característica es que son atérmicos (no se calientan con el sol) y antideslizantes. Este se puede instalar tanto en piscinas de fibra como de concreto, rectas o curvas. En la tienda Revestimiento Lusso los valores van de los $16.500 a $19.500 el metro cuadrado. Por ejemplo, para una piscina de tres por seis metros, instalar este borde saldría unos $297 mil.

En tanto, el valor del clásico borde fulget (piedrecillas) está en el rango de los $20 mil el metro cuadrado instalado.

También se está usando bastante el borde deck, un material que emula la madera, resistente a la humedad y antideslizante. Este puede amoldarse muy bien a cualquier forma de pileta, pero no es factible de instalar en las de fibra de vidrio. Los valores del metro cuadrado van de los $28 mil a los $36 mil.

Para cercar el área de la piscina se puede optar por la alternativa más común que son las rejas tradicionales de fierro redondo. En la empresa Hogar y Seguridad explican que esta instalación tiene un costo de $36 mil por 20 metros de varilla instalada. Ahora, una opción más sofisticada es cerrar con vidrio. José Pedro Latorre, gerente general de Patagonia Glass, señala que el valor de obra vendida de cierre de piscina con cristales va desde $150 mil hasta $300 mil el metro cuadrado. El tiempo de instalación es de 15 días hábiles.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia