Dólar Obs: $ 659,09 | -0,40% IPSA 1,10%
Fondos Mutuos
UF: 27.192,83
IPC: 0,10%
Autogeneración de electricidad:

Mejores baterías podrían ayudar a que las energías "verdes" sean masivas

lunes, 19 de octubre de 2015

Alexis Ibarra
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

Acumular energía es la clave en el empleo de fuentes energéticas como la fotovoltaica o eólica, que no la producen en forma constante. La industria busca nuevas formas de acumular energía en menos espacio y a un menor costo.



El sueño de dejar de pagar la cuenta de la luz es posible usando, por ejemplo, energía eólica o solar. Sin embargo, estas generan electricidad de forma inconstante y dependen de las condiciones climáticas.

Así, por ejemplo, si una casa quiere depender 100% de la energía fotovoltaica -generada por paneles solares dispuestos en el techo-, tendrá un problema en la noche, cuando no hay sol.

Producir la energía suficiente para una casa es posible. En Santiago se requiere de cinco paneles solares fotovoltaicos -de 1 m x 1,7 m- para suplir las necesidades de energía de una familia, esto es 2 mil kilowatts hora (kWh). "Esto tiene un costo aproximado entre $1,5 millones y $2 millones", dice Gabriel Neumeyer, gerente técnico de Sunbelt y director de Acesol (Asociación Chilena de Energía Solar). En el norte, agrega, se requerirían solo paneles y en el sur del país entre 6 y 7.

Sin embargo, ese costo no contempla un sistema de almacenamiento de energía, sino que está pensado para funcionar con el sistema de Netbilling -que opera hace un año en Chile- y que permite que el excedente de energía producido sea inyectado a la red eléctrica para que el usuario reciba un pago por él, que se traduce en una "cuenta de la luz" de menor cuantía.

El problema es que ese pago es cercano al 60% del valor que el usuario le paga a la compañía eléctrica por la misma cantidad de energía que consume. Por lo tanto, almacenar energía para luego consumirla tiene algo de sentido.

El problema radica en que las baterías no son baratas. "Instalar las necesarias para una familia duplica el costo del proyecto, además se requiere de un espacio equivalente al de una pieza pequeña", dice Neumeyer.

Es que la tecnología de baterías no ha evolucionado en años. "El desarrollo del automóvil eléctrico está haciendo que se investigue y se avance al respecto", aclara Neumeyer.

Es precisamente Tesla, el principal fabricante de autos eléctricos, el que anunció soluciones masivas para el problema de almacenamiento de energía. Se trata de PowerWall (para hogares y que dota de 10 o 7 kWh) y PowerPack (para empresas, que entrega 100 kWh).

PowerWall, la solución para la casa, viene en dos versiones. La que tiene capacidad de 10 kWh (US$3.500) no está hecha para el uso diario, sino que para emplearla en caso de corte del suministro. Más atractiva es la versión de 7 kWh (US$ 3 mil) que sí se puede emplear cada noche, horario en que en muchos países la electricidad es más cara.

Para el futuro, ya se está experimentando con nuevos materiales. Científicos de Harvard anunciaron el desarrollo de una batería creada especialmente para la utilización de energías renovables. Para ello emplean compuestos de fácil obtención como carbono, oxígeno, nitrógeno, hidrógeno, hierro y potasio, todos ellos disueltos en agua. Por su costo y baja toxicidad, este tipo de sistema de acumulación de energía es ideal para el hogar. La investigación fue publicada en la revista Science de septiembre.

Este tipo de batería es llamada "de flujo" y almacena la energía en líquidos. Así, se puede ampliar la cantidad de energía almacenada aumentando la capacidad de los estanques que la contienen.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia