Dólar Obs: $ 810,20 | 0,05% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.434,32
IPC: 0,60%
Iniciativa que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas podría hacerlos efectivos hacia 2018:

Proyecto busca crear parques nacionales privados y fondo para financiar su gestión

sábado, 03 de octubre de 2015

Manuel Valencia
Nacional
El Mercurio

En Chile hoy existen 242 iniciativas de conservación privada que podrían convertirse en recintos reconocidos por el Estado. También se les exigirá cumplir planes de manejo de sus especies.



Un catastro elaborado por el Ministerio de Medio Ambiente detectó que en Chile existen 242 iniciativas de conservación privada que totalizan 1.248.890 hectáreas de terrenos. Se concentran principalmente en Los Lagos, Aysén y Magallanes.

Pese a su magnitud, estas zonas hoy no son reconocidas formalmente por el Estado. Solo pueden aspirar a ser santuarios de la naturaleza, pero esa figura no les exige tener planes estables de manejo de las especies que albergan (muchas nativas). Lo anterior también impide que la autoridad exija procedimientos de conservación. Ni menos conseguir recursos estables del fisco para desarrollar capacidades técnicas de manejo.

Para revertir este vacío, el Ministerio del Medio Ambiente busca establecer los primeros parques nacionales privados, en el marco del proyecto de ley que crea el Servicio Nacional de Biodiversidad y Áreas Protegidas. Esta iniciativa está en discusión en el Congreso, y estaría vigente hacia el término de la actual administración.

La jefa de la División de Recursos Naturales del Ministerio de Medio Ambiente, Alejandra Figueroa, explica que este cambio entrega flexibilidad a las estrategias de conservación. "Es una oportunidad que esperamos sea atractiva para los privados, para que el desarrollo turístico sea un negocio para la biodiversidad, para la preocupación de sus efectos, el desarrollo local y el acompañamiento de las comunidades".

Esta nueva categoría les permitirá a los privados postular a fondos de conservación ambiental. Estos recursos harán posible financiar estrategias y manejo de las especies. Hoy, según el catastro oficial, en uno de cada cuatro terrenos privados de conservación hay un presupuesto anual menor a un millón de pesos. Así, más del 60% de los terrenos privados no cuentan con planes de trabajo de conservación.

Uno de los mayores déficits de estos recintos es el personal. Solo 122 iniciativas dan trabajo a 264 personas. De ellas, 177 son trabajadores permanentes y 87 temporales. Pese a esto, Figueroa precisa que los recursos del fondo no se destinarán a pagar guardaparques.

Con la modificación, el Estado también busca cumplir las exigencias establecidas por la Convención de la Biodiversidad (CBD), que establece que hacia 2020, el 17% de las zonas terrestres de Chile y aguas interiores y el 10% de las zonas marinas y costeras deben estar protegidas.

"Entre las regiones IV y X no hay suficientes terrenos públicos para hacer conservación, y si Chile quiere cumplir con la meta de conservación, se deben implementar estas iniciativas. Hasta ahora, los parques privados son a costos de sus dueños, con muy pocas posibilidades de tener un apoyo. Ni siquiera tienen descuentos en el IVA. Con esto se puede dar un apoyo real y una mejor gestión a la conservación privada", dice Francisco Squeo, investigador en Biología del Centro de Estudios Avanzados de Zonas Áridas.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia