Dólar Obs: $ 777,72 | -0,47% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.810,82
IPC: 0,60%
Hernán Briones: El legado de un líder empresarial incansable

jueves, 15 de diciembre de 2005

LINA CASTAÑEDA
Economía y Negocios, El Mercurio

El recientemente fallecido empresario se transformó en un referente gremial desde que asumió la presidencia de la Sofofa a comienzos del Gobierno de Aylwin.

Estaba en Alemania sometiéndose a una operación a la cadera, cuando Hernán Briones Gorostiaga recibió una llamada de dirigentes de la Sofofa, quienes le pedían que aceptara su postulación a la dirigencia del gremio. "No estoy en condiciones de responder, estoy en plena transfusión de sangre", les dijo. Le volvieron a insistir y aceptó.

Y es que ni en las circunstancias más adversas, Hernán Briones perdía su entusiasmo y ese espíritu emprendedor -que se demostró en su larga carrera empresarial que lo tuvo hasta sus 91 años a cargo de sus empresas- lo comenzó a desarrollar desde muy temprano, apenas se tituló de ingeniero civil en la Universidad de Chile e hizo una especialización en Alemania.

Muy buen esquiador, construyó el centro de esquí La Parva y trajo los primeros andariveles. Luego lo vendió a un integrante de la familia Rockefeller, en ese entonces era dueño de Portillo.

Aventurero desde siempre, conoció Guanaqueros cuando iba de camping con su esposa Silvia Goich. En ese paraje solitario, cercano a una caleta de pescadores, levantó su refugio familiar.

Se convirtió en su lugar predilecto para el descanso y la lectura, pero no por eso dejó la pasión por los viajes. Recomendaba un safari al Africa, transmitiendo la experiencia que tanto disfrutó con su mujer.

"Y no es caro", decía.

Cuando llegó a la presidencia de la Sofofa le tenía "pánico" a hablar en público, pero rápidamente lo fue perdiendo. Sus colaboradores de entonces dicen que era muy doctrinario y que le gustaba atacar los problemas más específicos.

Se la jugó porque las empresas públicas compraran productos nacionales y promovió la campaña en Enap, Codelco y otras para que dieran a conocer sus necesidades de abastecimiento. Se preocupó especialmente del desarrollo medioambiental e hizo una especie de decálogo del desarrollo sustentable.

Al igual que sus otros dos mosqueteros, -Ernesto Ayala y Eugenio Heiremans, quienes lo antecedieron en la presidencia de la Sofofa-, nunca tuvo reparos en salir en defensa de lo que consideraba que era mejor para la industria y para el país.

Presidió la Sofofa en los primeros años del gobierno de Aylwin. Desde que ocupó el cargo no dejó de insistir en que había que continuar con las privatizaciones, incluyendo Codelco.

Cuestionó el proyecto de ley de Enacar que a comienzos de 1992 pretendía dar carta blanca a Enacar para instalar cualquier tipo de actividad. Eso sí, reconocía que el subsidio al carbón era "un mal indispensable" por un plazo de tres años e hizo una propuesta con alternativas de solución para aumentar el empleo en la zona.

En 1993, el empresariado rechazó la ofensiva del entonces ministro de Hacienda, Alejandro Foxley, para prorrogar el alza de impuestos que se había implementado a comienzos del gobierno. Finalmente la administración cerró un acuerdo tributario con los partidos de la Concertación y Renovación Nacional.

Briones dejó en claro que el contenido del acuerdo "no representa prácticamente nada al sector industrial".

El gobierno mantuvo en 15% el impuesto a las utilidades de las empresas desoyendo la posición de la Sofofa de mantener la tasa, siempre que se eliminaran otros impuestos como el de timbres y estampillas, que grava los créditos y el gravamen a las ganancias de capital.

Durante su mandato en la Sofofa, Briones conoció al general Augusto Pinochet y comenzaron a almorzar una vez al mes acompañados de otros empresarios. Desde entonces se convirtió en uno de sus incondicionales.

Vínculos
En 1995, cuando el senador vitalicio cumplía los 80 años, surgió la idea de crear la Fundación Pinochet y le entregaron los estatutos como regalo. Su propósito, otorgar becas a hijos de militares y empleados y organizar charlas dedicadas especialmente a los jóvenes, "para que ellos sepan qué cambios logró el gobierno militar".

La detención de Pinochet en Londres el 16 de octubre 1998 remeció a la Fundación, presidida por Briones. Rápidamente se organizó un sistema de aportes de empresarios para financiar a los abogados ingleses "que son carísimos; y los chilenos, que no cobran, a ellos les pagamos sus gastos", contaba.

También hacía labores de difusión: "La BBC de Londres me llamó recientemente y me preguntó si yo estaba de acuerdo con las atrocidades cometidas por Pinochet y yo les dije: ¿De dónde sacan ustedes que hubo atrocidades?

Aquí hubo una guerra en la que murió gente de ambos lados. Allende había reunido un gran número de activistas que sobrepasaban las 60 mil personas. Todos ellos se agrupaban en el GAP. Así, la gran mayoría de las víctimas se generaron en estas circunstancias".

Crítico del socialismo, la administración del Presidente Lagos no fue una excepción. En abril de 2002, Briones se mostraba muy pesimista respecto de la recuperación del país.

"El Gobierno se ha ido echando a perder y no hay duda que estamos peor que antes. El afán de poner nuevos impuestos; el problema energético que atribuía a una mala política de reducirle las tarifas a las empresas más allá de lo necesario y la rigidez del mercado laboral, eran sus principales críticas.

Su currículum
Como representante de una empresa norteamericana, Briones puso las líneas para los primeros trolebuses que circularon en Santiago.

Poco después, en 1944 creó su primera empresa, "H. Briones", actualmente un holding de la Familia Briones, que incluye negocios que van desde el cemento, a través de Empresas Bío Bío, hasta Porcelanas Florencia, pasando por la industria de gas comprimido. Ellas dan empleo a unas 4.000 personas.

Luego de ser presidente de Sofofa entre 1991 y 1993, el empresario fue nombrado Consejero Honorario del gremio empresarial en junio de 1994. Luego, en 1995, preside el directorio de la Fundación Pinochet.

Y su currículum incluye una serie de reconocimientos que apuntan a su espíritu emprendedor y su amplia trayectoria gremial. En 1993 recibe el premio "Visión Empresarial"entregado por la Asociación Chilena de Seguridad.

En 1997 recibe la "Medalla de oro" que entrega el Instituto de Ingenieros de Chile; en 1999 es galardonado con el premio Raúl Sáez del Colegio de Ingenieros de Chile.

Tres años después, es premiado por la Universidad del Desarrollo en la categoría "senior" con el galardón al "Espíritu Emprendedor".

--------------------------
SUS FRASES MÁS DESTACADAS

(Como vicepresidente de la Sofofa) "En este momento los empresarios están percibiendo retornos cada vez menores en pesos, los que en muchos casos no alcanzarán para cubrir costos. Esta situación provocará una caída en las exportaciones no tradicionales, lo que implicaría un desequilibrio económico e inevitables despidos". (Junio de 1990).

"Los verdaderos empresarios somos enemigos de aquellas leyes laborales que, buscando proteger artificialmente al trabajador, sólo crean antagonismos, entraban la acción del empresario y politizan sus directivas sindicales". (Julio de 1990, al recibir el Premio Icare al Empresario del Año, por la aplicación y difusión de los principios y técnicas de administración de empresas).

"Nosotros sostenemos que los empresarios tienen todo el derecho y la obligación de preocuparse de los problemas políticos porque están ligados al desarrollo del país y en esto de ninguna manera vamos a cambiar". (Junio de 1992).

"De joven me di vuelta por muchos lados hasta que tomé una decisión y ahí me quedé. Con mi mujer tenemos cuarenta y seis años de casados. Aunque no celebramos los aniversarios...hasta los cumpleaños los borré en mi casa". (Febrero de 1993).

"La solución fácil es mantener el alza de impuestos, pero no es bueno para el país porque erradicar la pobreza no se consigue con mayores tributos, sino con más crecimiento". (Marzo de 1993).

"Felipe (su hijo) es, quizás, el más parecido a mí; trabajador y metido en los negocios familiares. Lo he visto tomar decisiones que son exactamente las mismas que yo hubiera tomado en semejante situación".

(En sus Memorias publicadas en 2004).

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia