Dólar Obs: $ 804,79 | 2,02% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 35.307,96
IPC: 0,30%


Marcelo Amunátegui, el hombre fuerte de "Sábado Gigante": "Don Francisco se ha ido distanciando cada vez más de Mario"

sábado, 19 de septiembre de 2015

Patricia Cerda F. Enviada especial
Nacional
El Mercurio

Pasó de entrevistar al animador para revista Vea a convertirse en su máximo consejero y productor general del programa. El periodista habla acá de la historia del espacio en Miami, de las obsesiones de su figura central y de la despedida de Univisión.



Miami El periodista Marcelo Amunátegui saltó en 2002 a la producción general de "Sábado Gigante". Cuenta que llegó al cargo por una simple casualidad, ya que tras la partida del coordinador general Héctor Olave, el animador exigió que un periodista de Chile se fuera de inmediato a Miami: "Yo era como la cuarta opción y, además de lo profesional, tenía una característica especial que era que a uno de mis hijos se le había detectado una leucemia severa y Mario pensó que iba a tener una mejor cobertura médica acá, y así fue", recuerda el productor.

Primero llegó como coordinador, porque entonces el amo y señor de la producción era Antonio Menchaca, a quien reemplazó hace trece años. Desde entonces, empezó a escribir su propia historia con Mario Kreutzberger y fue testigo de cómo este comenzó a soltar de a poco a Don Francisco, el personaje que nació en el "Sábados Gigantes" de Canal 13. "Lo conozco hace 37 años y, sin duda, me parece mucho más interesante Mario Kreuztberger. En los últimos años, Don Francisco se ha ido distanciando cada vez más de Mario porque la vida lo ha ido cambiando. Ahora está mucho más reposado, más profundo, se da tiempo para reflexionar las cosas; Don Francisco, en cambio, era una máquina de trabajo imparable al que era muy difícil seguir".

Con los años, Amunátegui se transformó en amigo y uno de los principales consejeros de Don Francisco. Conoce a toda su familia y es un invitado común a los shabat -reflexión semanal que es parte de la tradición judía-, que el animador organiza los días viernes en su exclusiva casa en la isla Indian Creek. También es quien lo escolta durante las 27 horas de la Teletón en Chile y, como si fuera un rito, almuerza junto a él una cazuela en la parcela de Buin, esperando llegar una vez más a la meta. ¿Es difícil ser el brazo derecho de Don Francisco? "Lo admiro mucho, nos conocemos muy bien y me es muy fácil trabajar con él. Podemos conversar, hablar de la vida, cantar", confiesa Amunátegui.

El productor no recuerda haber tenido demasiadas peleas con Don Francisco, pero sí algunas discusiones porque el animador necesita tener instrucciones precisas para estructurar todo en su cabeza. "Nuestra gran pelea fue en Australia, grabando una cámara viajera; yo había diseñado un nuevo método de trabajo y él se sentía incómodo, así que tuvimos una pelea fuerte, incluso pensé en volverme a Chile. Al final, me dijo 'Hagámoslo a tu pinta, pero en Chile te vas a dar a cuenta de que te equivocaste'. Es llevado de sus ideas, pero también reconoce cuando se equivoca porque cuando vimos el trabajo le gustó y me dijo: 'vamos a tener que seguir trabajando así'".

-¿Cuál fue la etapa más complicada del programa en Univisión?

"La que estamos viviendo ahora porque es el final del programa y la despedida con todo el equipo. La primera etapa también fue complicada porque entonces no existía el concepto de comunidad hispana; Mario lo creó y se transformó en un boom porque se descubrió que el público hispano tenía la necesidad de sentirse identificado con un programa. También pesó que los auspiciadores vieron que los latinos tenían poder adquisitivo y empezaron a hacer comerciales en español".

-¿Cómo ha enfrentado junto a Don Francisco las críticas de algunos ex colaboradores como 'El Chacal' de la Trompeta o el hijo de Mandolino?

"En un programa que tiene 53 años, que haya un par de personas que se vayan descontentas no me parece tan mala estadística. Yo respeto mucho a quienes han trabajado con nosotros y no me voy a meter a contestarles a mis ex compañeros. Mario es una persona que ha tenido la habilidad de enseñarle a todo el equipo que las críticas hay que escucharlas y nunca defenderse de ellas".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia