Dólar Obs: $ 713,23 | -0,76% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.065,35
IPC: 0,00%
Industria del crowdfunding mueve más de US$ 3,7 millones en Chile

lunes, 07 de septiembre de 2015

Pablo Tirado
El Mercurio

Proyectos como Algramo, Suli o la nueva película de Alejandro Jodorowsky han conseguido dinero a través de estas plataformas. Entre las más populares se encuentran Kickstarter, Indiegogo y Broota.

El año pasado a través de la plataforma de financiamiento colectivo Kickstarter, un total de 22.252 proyectos consiguieron US$ 529 millones, 10% más que un año antes. Indiegogo, su principal rival, ha visto aumentadas sus recaudaciones en 1.000% en los últimos dos años.

Nacidas tímidamente hace unos siete años, estas plataformas no han hecho más que crecer, hasta transformarse en una de las alternativas más populares para emprendedores que buscan secar adelante sus proyectos. Y la tendencia, evidentemente también ha permeado a Chile.

Así, según cálculos de Economía y Negocios, en los últimos años 241 proyectos han logrado obtener financiamiento a través de esta vía desde Chile, considerado las plataformas Kickstarter, Indiegogo, Idea.me y Broota. Los datos también muestran que finalmente esas campañas lograron levantar más de US$ 3,7 millones, siendo la chilena Broota quien más ha recaudado.

Con dos años de funcionamiento, el modelo de Broota está orientado totalmente a la inversión y, por lo mismo, sus procesos de selección son más elevados que los de otras plataformas. Así, por ejemplo, antes de que las empresas lancen su campaña de recolección de dinero al público, deben conseguir el 30% de lo que necesitan entre sus cercanos. El dinero, en tanto, solo se entrega a la compañía si es que se logra el 100% de la meta. "Chile es el país de Latinoamérica más avanzado en el desarrollo del crowdfunding , lidera especialmente en las plataformas de préstamo e inversión y aún queda mucho espacio por crecer. México tiene bien desarrolladas las plataformas de recompensa. Pronto irán apareciendo más actores regionales", comenta José Antonio Berríos, fundador de la red que este año espera conseguir $1.500 millones para las distintas empresas que usan la plataforma.

Para todos los gustos

El mundo del crowdfunding ofrece alternativas para casi cualquier emprendimiento. Algunos de los proyectos más populares del mundo han sido el smartwatch Pebble que en 2012 logró recaudar más de US$ 10 millones, o la consola Ouya que superó los US$ 8 millones ese mismo año.

En el plano local, el más exitoso hasta la fecha es el proyecto del cineasta Alejandro Jodorowsky, que consiguió US$ 442.313 a través de Kickstarter para su nueva película, "Poesía sin Fin". El presupuesto para la cinta a través de crowdfunding , eso sí, aumentará próximamente ya que el director mantiene una nueva campaña -esta vez a través de Indiegogo- con la que ha conseguido más de US$ 138 mil.

Si hablamos de startups , probablemente la chilena a la que mejor le ha ido en el mundo del financiamiento colectivo es Algramo que logró conseguir US$ 331.379 a través de Indiegogo y otros $90 millones (cerca de US$ 130 mil) a través de Broota.

Exitosas han sido también la bicicleta Yerka, con US$ 86.194, y la lámpara Suli, que consiguió US$ 22.770 en 30 días.

Ximena Muñoz, una de las creadoras del proyecto solar Suli que buscan ser una solución sustentable de iluminación, cuenta que optaron por el financiamiento colectivo para sacar adelante su idea por varias razones. "Queríamos dar a conocer el proyecto, necesitábamos financiar parte de una primera producción y precisábamos probar y validar nuestro mercado. Teníamos varios supuestos que logramos aclarar mediante el crowdfunding ", explica.

De acuerdo a su experiencia, a través de esta vía se logra llegar a muchas personas, lo que maximiza el impacto. "Y si es una plataforma internacional, se puede llegar a todo el mundo, cosa que sería muy difícil de lograr con nuestros propios medios. Además, nos ayudó a entender hacia dónde podemos orientar nuestros futuros planes de internacionalización", comenta.

En el caso de Suli, la plataforma elegida fue Indiegogo, que permite tener financiamiento fijo o variable. En el primero, el dinero recaudado se devuelve a los donantes si no se logra alcanzar la meta propuesta.

Indiegogo, además, funciona mediante un sistema de recompensas, que se definen según el monto aportado. Estas pueden ir desde un "muchas gracias", hasta un kit completo del producto. "Lo primero que hay que hacer para empezar una campaña es definirla desde todos sus aspectos. Una vez que se tiene claro el proyecto, y definidos todos los costos, se realiza una campaña lo más visual posible, partiendo por un video. La idea es lograr emocionar a las personas, para que quieran aportar en tu proyecto", explica Ximena Muñoz, quien agrega que no es necesario poner dinero al principio, pero que hay que tener claro que se debe hacer una campaña visual y comunicacional, lo que probablemente tenga costos asociados.

143.648 dólares

han recaudado Karün y Bureo,

a través de su campaña en Kickstarter para la fabricación de los nuevos anteojos de plástico reciclado de redes de pesca. La campaña, eso sí, es liderada desde Estados Unidos y no desde Chile.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia