Dólar Obs: $ 766,76 | -0,25% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.293,52
IPC: 0,10%
El viernes se oficializó el acuerdo para que el grupo mexicano FEMSA ingrese a la propiedad de Socofar:

La jugada de Guillermo Harding, controlador de Cruz Verde, para arremeter ahora en Sudamérica

domingo, 16 de agosto de 2015

Economía y Negocios
Economía y Negocios Domingo
El Mercurio

Con la operación, el empresario logra espaldas para profundizar la expansión internacional de su negocio farmacéutico, que ya había comenzado por Colombia.



Negociaciones que en buena parte desarrollaron en Santiago, en el barrio El Golf, donde Guillermo Harding Alvarado posee oficinas particulares, fueron la antesala de uno de los anuncios de negocios más relevantes en lo que va de este año: el ingreso del grupo mexicano FEMSA -uno de los mayores embotelladores de Coca Cola del mundo y con presencia en diversos negocios comerciales- a la propiedad de Socofar, la matriz de Cruz Verde, capitaneada hace más de 30 años por el empresario chileno.

La operación oficializada el viernes contempla, en términos prácticos, una asociación, pues Harding se quedará en la propiedad de Socofar con el 40%, y aunque el control operativo del día a día pasará a Femsa, él se mantendrá en la presidencia de la compañía. Todo, una vez que la transacción se materialice, cuando tenga las autorizaciones regulatorias, hacia el cuarto trimestre del año.

Un hito para Socofar -un grupo de negocios que integran 643 locales farmacéuticos, una red de 154 tiendas de belleza y producción de medicamentos a través de laboratorio Mintlab-, pero cuyos orígenes datan de una pequeña "droguería" de nombre Munich. El negocio lo inició el padre de Guillermo Harding, en 1949, justo en la zona donde hoy se emplaza el Congreso en Valparaíso, y en una época en que los precios de los remedios eran controlados por el Estado.

Un negocio que creció bajo la gestión de Harding Alvarado a partir de 1978, cuando empezó el camino propio con la proliferación de locales, primero por Viña del Mar, luego Santiago y el resto de Chile.

¿Pero qué motivó a Harding a incorporar un socio?

"A Harding siempre le ha gustado la competencia y en Chile ya llegó, ya tiene el 40% del mercado, ya es el más grande y, además, ahora está consciente de que su competencia es una multinacional", dice un cercano. Alude así al cambio de propiedad que el año pasado tuvo Farmacias Ahumada, adquirida por el grupo americano-europeo Alliance Boots que, dicho sea de paso, ya está presente en México y que, como dueño de Farmacias Benavides en dicho mercado, le compite a FEMSA en su tierra.

En otras palabras, si quería seguir en el negocio, ahora Harding necesitaba espaldas para luchar en un nuevo campo de batalla -Sudamérica-, en el que se vino a instalar Alliance Boots, uno de los mayores grupos farmacéuticos del mundo. Y -acostumbrado a manejar bajos niveles de endeudamiento-, el camino era la asociación. En solitario ya había puesto un primer pie en Colombia en 2012, a través de la toma de control de Farmasanitas, con la que opera 150 locales.

"La transacción nos brinda una plataforma muy sólida con posiciones competitivas fuertes en mercados atractivos, y el potencial para seguir creciendo en la región. La estructura de la transacción nos ofrece el beneficio estratégico de seguir contando con el expertise del equipo de gestión de Socofar y de sus principales accionistas actuales", dice desde México Eduardo Padilla, director general de FEMSA Comercio.

Por su lado, FEMSA ya es fuerte en México en el negocio farmacéutico, en el que debutó recién en 2013, y con el que con tres cadenas (Moderna, Yza y Farmacon) ya opera 790 locales.

Precio en línea con la venta de Fasa

¿Pagó caro o barato FEMSA por su ingreso a Cruz Verde?

"Fue un precio justo", dice una fuente conocedora. Cita como cálculos los llamados "múltiplos" de la operación. En simple, a cuántas veces equivale la generación de caja de un año de Socofar (Ebitda) en relación con la transacción y el monto en que fue valorizada la firma. Y tanto en este caso como en el anterior de Fasa -en que Alliance Boots valoró la operación en US$ 636 millones-, los resultados son "similares", en torno a 10,5 veces ebitda, dicen cercanos.

Socofar se valorizó en US$ 998 millones, y eso le significará a Harding cuantiosos recursos frescos. Algunas fuentes calculan que recibirá por sobre los US$ 500 millones, considerando que de la valorización total de Socofar, no todo es pago líquido por el 60% que es objeto de la compraventa. Hay un monto que corresponde a pasivos y también hay que considerar que Harding tiene un histórico socio minoritario, Jorge Brenner.

Para FEMSA, esta sería la tercera adquisición más grande concretada, según medios mexicanos, tras Panamco (una embotelladora en Colombia) y de otra embotelladora en Brasil.

Pese a que Socofar ha sido la vida de este ingeniero de 63 años -que cuenta con estudios en Chile y España-, Guillermo Harding también ha dedicado tiempo a desarrollar otros negocios y a diversificarse, básicamente hacia el ámbito inmobiliario y muy vinculado a Viña del Mar y la Quinta Región, con socios también oriundos de esa zona.

Uno de estos negocios lo canaliza a través de Inversiones Urbanas (UI), una sociedad limitada, en la que Harding posee el 80% de la propiedad y el 20% está en manos de José Miguel Rawlins. Desde IU gestionan inmuebles comerciales, como strip centers, power centers , proyectos de bodegaje y locales, entre otros.

Otra sociedad es Inmobiliaria Sol Naciente (ISN) -en la que Harding posee en torno al 90% de la propiedad y es socio de Renzo Perocarpi-, a través de la que tiene vastos desarrollos de primera y segunda vivienda en el borde costero de la Quinta Región.

Una de sus últimas incursiones se desprende precisamente de ISN, y fue el ingreso como socio estratégico de la familia Giner para desarrollar diversos proyectos en la zona de las Termas de Chillán, en la Octava Región. En este lugar tienen en pleno desarrollo un master plan que contempla diversas edificaciones de aquí a 10 años en esta zona de turismo de montaña.

ACOSTUMBRADO a cimentar el crecimiento con poca deuda, le hizo sentido la llegada de un socio para afrontar el nuevo escenario: la competencia que se vino a instalar a la región y que proviene de multinacionales: Alliance Boots.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia