Dólar Obs: $ 829,61 | -0,70% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 32.620,97
IPC: 1,40%
La Subdere dará a conocer informes sobre la iniciativa:

Vecinos de Tongoy pretenden convertir la zona en comuna y abren polémica con municipio de Coquimbo

domingo, 02 de agosto de 2015

Economía y Negocios
Economía y Negocios Domingo
El Mercurio

El movimiento ciudadano del Borde Costero Sur asegura que la nueva comuna sería sustentable económicamente, pero la municipalidad lo cuestiona. Claudia Ramírez



En los 70, Tongoy perdió su estatus de comuna. Desde ese entonces, varios políticos han comprometido su apoyo para que la localidad recupere su condición, y por estos días la iniciativa podría ver la luz, si es que la Presidenta Michelle Bachelet envía un proyecto.

Desde 2014, el movimiento ciudadano Borde Costero Sur está desplegando distintas estrategias para "recuperar" la comuna de Tongoy, y obtener independencia, tanto económica como administrativa, en una zona de aproximadamente 12 mil habitantes, que incluye localidades como Lagunillas, Morrillos, Guanaqueros, Camarones, Puerto Aldea y el mismo Tongoy.

Para lograrlo, ya se han dado importantes pasos. La Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (Subdere) elaboró sendos informes financieros y territoriales al respecto, y en julio del año pasado se realizó en la zona una consulta ciudadana, que consiguió 97% de aprobación a favor de esta idea.

Pero los dirigentes de este movimiento aseguran que el proceso no ha sido fácil y que han encontrado la resistencia de la Municipalidad de Coquimbo, a manos del edil Cristian Galleguillos (DC). Porque de formarse la nueva comuna, indican los dirigentes, Coquimbo perderían cerca del 60% de su territorio, en particular zonas turísticas.

José Montero, oriundo de Tongoy y vocero del movimiento, asegura que la negativa de Coquimbo a la independencia de Tongoy obedece solo a una estrategia geopolítica, ya que las arcas municipales de Coquimbo no tendrían importantes mermas. "Si es que Tongoy se transforma en comuna, se le rebajaría solo 3% de los fondos municipales que hoy recibe", señala. Agrega que hasta ahora no han tenido noticias sobre el proyecto, que es un compromiso de la propia Presidenta Bachelet.

Discrepancias sobre autonomía de Tongoy

Uno de los principales puntos de desacuerdo entre los dirigentes del movimiento y la municipalidad de Coquimbo es la factibilidad financiera de la nueva comuna, es decir, cuánta autonomía podría tener el nuevo municipio y cuánto dependería del Fondo Común Municipal.

Montero asegura que el informe financiero de la Subdere es positivo, y que determina que la nueva comuna tendría alta autonomía económica y solo dependería en 47% del Fondo Común Municipal, mientras que más del 70% de las comunas del país depende en 50% o más de este fondo. El informe territorial de la Subdere también es positivo -agrega- y le otorga 86 puntos, de un mínimo de 80, considerando el respaldo de la idea y la tendencia de crecimiento de la población, entre otros.

Pero en la municipalidad de Coquimbo difieren. Luis Henríquez, jefe de la Secretaría Comunal de Planificación (Secplan) de la Municipalidad de Coquimbo, asegura que la nueva comuna de Tongoy dependería en 70% del Fondo Común Municipal, basado en un anterior informe de la Subdere. Por ello, si bien reconoce que Tongoy tiene una historia propia, cuestiona la viabilidad financiera del eventual municipio.

Agrega que en Chile hay varias experiencias de comunas que tienen gran extensión territorial y poca capacidad de generación de ingresos, con las dificultades que eso significa.

Según información entregada por el movimiento Borde Costero Sur, la nueva comuna podría levantar ingresos propios de la siguiente manera: 53% con impuestos territoriales y aseos; 23% de patentes comerciales y concesiones, y 24% por otros derechos. En la zona, además de las actividades turísticas, se desarrolla la pesca y la extracción de mariscos como el ostión.

Consultada sobre sus actuales informes, la Subdere aseguró que ya realizó los estudios y que sus conclusiones serán dadas a conocer a la comunidad. "Estos estudios serían favorables y se está siguiendo el conducto regular que implica esta clase de proyectos", dicen.

Nuevo plano regulador también desata controversias

En medio de esta polémica, la comuna de Coquimbo está preparando un nuevo plano regulador, que también ha desatado controversias. Desde el 16 de junio y hasta mañana, el plano se encuentra en consulta.

Para Montero, "es un instrumento territorial muy invasivo que va a causar muchas desventajas en la parte medioambiental y en el borde costero". Una visión que comparte Fernando Cooper, dueño del Camping Naska y miembro del movimiento ciudadano Borde Costero, quien cuenta que en su camping , en Guanaqueros, tiene una zona de acumulación de agua, donde llegan distintas especies de aves y que piensa desarrollar un proyecto para protegerlas de los depredadores: "Todo depende de que el plano regulador me permita seguir siendo una zona rural".

El movimiento Borde Costero Sur también tiene reparos con Habiterra, empresa que está asesorando al municipio de Coquimbo en este cambio del plano regulador. Esta compañía saltó a la palestra a propósito del bullado caso Caval, porque los mismos socios asesoraron a la municipalidad de Machalí en el fallido cambio del plano regulador en esa zona que, de prosperar, hubieran favorecido a los terrenos de Caval.

"Habiterra para nosotros es una empresa de lobby inmobiliario que viene a zonificar a la pinta de las inmobiliarias y no a la pinta de la comunidad", dice José Montero. Luis Henríquez desestima las críticas sobre el papel de Habiterra en la actualización del plano regulador comunal y asegura la firma fue elegida mediante una licitación pública, realizada en 2012. Añade que todo el proceso es de responsabilidad del municipio y que, por los estrictos requerimientos de alturas de los edificios, han recibido cuestionamientos de las inmobiliarias. "Tenemos quejas de la comunidad que dicen que esto es pro inmobiliarias, y de las inmobiliarias, que nos dicen 'me estás matando el negocio inmobiliario en la comuna'", señala.

Consultado Pablo Guzmán, socio de Habiterra, declinó referirse al tema.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia