Dólar Obs: $ 927,92 | -0,75% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 37.538,11
IPC: 0,30%
Sence: 160 mil personas dejaron de capacitarse en 2014 y plan estrella del Ministerio del Trabajo no despega

lunes, 27 de julio de 2015

Pablo Obregón Castro
Economía y Negocios

El programa Más Capaz se propuso capacitar a 450 mil personas sin trabajo en cuatro años. Sin embargo, en el segundo año de esta administración solo hay 35 mil personas en clases.

Desde la anunciada implementación del modelo alemán, pasando por el sistema neozelandés, para desembocar en uno de los programas estrella de esta administración, el publicitado Más Capaz, gobierno tras gobierno se anuncia una reestructuración total al Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence), dependiente del Ministerio del Trabajo (Mintrab).

Sin embargo, algo grisáceo sigue cubriendo al Sence. Hace una semana, "El Mercurio" reveló que la Fundación Cades, del empresario y político español Ángel Ojeda Avilés -ex dirigente del PSOE que es investigado por fraude en cursos para desempleados en España-, es una de las instituciones que más fondos recibe del Estado de Chile: $9.115 millones durante los últimos tres años.

Las comisiones investigadoras ya están anunciadas e incluso los diputados de oposición y Gobierno han pedido la intervención de la Contraloría. Pero más allá de lo que salga de ahí, el Sence tiene una historia que, de manera periódica, ofrece nuevos capítulos: en abril de este año, por ejemplo, el diputado Gonzalo Fuenzalida (RN) presentó una denuncia ante la Contraloría contra este organismo para que se investigara la adjudicación de $1.947 millones al instituto Delphinus Capacitaciones, de propiedad del ex candidato a diputado DC y hasta entonces director del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) de Los Ríos, Jorge Cid. Las platas fueron adjudicadas por el Sence a través del programa de capacitaciones Más Capaz.

Grandes centros de formación técnica no participan de Más Capaz


Más Capaz es el programa estrella del Ejecutivo en materia de capacitación. Dispone de US$ 1.000 millones para los cuatro años de gobierno, para capacitar a 450 mil personas (300 mil mujeres y 150 mil jóvenes) de escasos recursos y que se encuentran fuera de la fuerza de trabajo.

Cuando se presentó el proyecto, el Gobierno señaló que la idea era impartir cursos extensos, de al menos 200 horas lectivas, y que los organismos a cargo de realizar estos cursos serían las fundaciones sin fines de lucro que componen el registro especial de Organismos Técnicos de Capacitación (OTEC) y los principales centros de formación técnica del país, como Inacap y Duoc. Los OTEC con fines de lucro, en cambio, quedarían afuera de este programa en una primera etapa y se estudiaría su incorporación después de la implementación del plan piloto, que se realizó en 2014. Ese año, participaron 3.020 personas y se definió como meta capacitar a 75 mil personas en 2015.

"(Más capaz) No es algo totalmente disociado de la educación. Hoy día tenemos grandes conglomerados, como Inacap y Duoc, que son instituciones de prestigio. Ellos van a entrar masivamente el próximo año. Los OTEC todavía no sabemos", explicó la ex ministra del Trabajo, Javiera Blanco, en una entrevista con "El Mercurio" el 1 de junio de 2014.

¿Se han cumplido esos objetivos? En el Sence señalan que sí y que al 20 de julio había 34.928 alumnos en clases. Sin embargo, varios de los supuestos con que partió el programa no se han presentado. Los organismos que estarían en el centro del programa, Duoc e Inacap, no están participando; las 33 instituciones sin fines de lucro que componen el registro especial de OTEC no dieron abasto para hacerse cargo del programa y, finalmente, el Ministerio del Trabajo abrió las puertas a los OTEC con fines de lucro.

Incorporar o no a los OTEC comerciales fue una de las primeras fuentes de polémica en el Mintrab cuando se instaló esta administración. De hecho, el antiguo director del Sence, Julio Salas, se negó durante su gestión a incorporar al sistema a los OTEC con fines de lucro. Esta posición chocó con las directrices emanadas con posterioridad desde el Ministerio del Trabajo, situación que terminó con la renuncia de Salas.

56% del programa Más Capaz está en manos de OTEC con fines de lucro


A la fecha, el Programa Más Capaz es impartido por 370 instituciones y, de ellas, el 56% corresponde a OTEC con fines de lucro, 35% a liceos técnico-profesionales y solo el 5% corresponde a instituciones del Registro Especial de organismos sin fines de lucro. El 4% restante corre por parte de instituciones de educación superior.

¿Por qué no participaron los grandes institutos que iban a operar como ejes de este programa? Según fuentes conocedoras de la industria de la capacitación, estas instituciones plantearon a principios de 2014 -cuando se realizaron las primeras reuniones entre el Gobierno y estos centros de formación técnica- que una de las principales debilidades del modelo era el perfil y el número de beneficiarios a los que se pretendía llegar: "Se definió capacitar a 450 mil personas vulnerables, que estaban fuera de la fuerza de trabajo. Suena bonito, pero una mujer o un joven de nivel socioeconómico bajo, que no está trabajando ni estudiando, que no tiene cuarto medio, difícilmente puede hacer un curso de 200 horas sin desertar si no cuenta con un tremendo acompañamiento. Y segundo, pusieron requisitos de locos: la obligación de los institutos de dejarlos trabajando e incluso de tener sala cuna para las participantes", afirma la misma fuente.

Otra persona conocedora del programa afirma que el carácter esporádico de los cursos fue otro desincentivo: "Cuando los centros de formación técnica planifican el año académico, lo hacen con programas permanentes. El problema de estos cursos es que son licitaciones esporádicas y los institutos grandes no pueden tener infraestructura disponible para esto. Los OTEC sí pueden, porque viven de esto, no tienen otra cosa", señala.

Sence: nunca ha habido intención de privilegiar a algunas entidades



Consultados sobre las razones de por qué no están participando del programa los grandes institutos, en Sence señalan: "Nunca ha habido intención de privilegiar a algunas entidades por sobre otras. Más bien el esfuerzo ha sido ampliar la cartera de oferentes que nos permita llegar con una oferta pertinente a las distintas regiones y comunas del país. En ese sentido se ha invitado a diversas instituciones de educación superior que se han ido sumando al programa Más Capaz, en el cual pueden participar en igualdad de condiciones y, de hecho, han participado en nuestras convocatorias".

Sobre la incorporación de los OTEC con fines de lucro, en Sence explicaron que "la decisión institucional desde el año 2014 fue trabajar con el conjunto de organismos que la ley permite, en función del desafío de garantizar el alcance territorial del programa".

Lo anterior incluye "Organismos Técnicos del Registro Nacional, las del Registro Especial, además de instituciones públicas, en particular los liceos técnico-profesionales (LTP) de dependencia municipal". El organismo agregó que en el caso del año 2015, "en función de la Ley de Presupuestos y el decreto que crea el programa, se decide ampliar los liceos técnico-profesionales también a los de sostenedores privados y de administración delegada, a instituciones de educación superior y a fundaciones y corporaciones especializadas en discapacidad".

Uso de franquicia disminuye 16% en un año según cifras oficiales


En 2014, se capacitaron vía Franquicia Tributaria Sence 838 mil personas, según el Balance de Gestión Intregral de este servicio. Esto es un 16% menos que en 2013, lo que significa que en un solo año 160 mil personas dejaron de capacitarse por esta vía. Este beneficio tributario permite a las empresas descontar del impuesto a la renta el gasto que realizan en capacitación por hasta el 1% del valor anual de su planilla.

¿Por qué cae el uso de este beneficio? Según Leandro Pommiez, presidente nacional de la Federación de Asociaciones Regionales de OTEC, la excesiva burocracia para el uso de este beneficio es lo que está desincentivando su utilización por parte de las empresas: "Nos preocupa la continuidad de la franquicia tributaria. Nos gustaría saber si existe la decisión del Gobierno para avanzar y motivar el uso de este instrumento y cuál es la agenda programática de Sence para atender la fuerza productiva del país de trabajadores dependientes e independientes", señala.

Esta situación ha tenido un impacto directo sobre los ingresos de los OTEC. Patricio Reyes, gerente general del OTEC R-yes, indica que durante 2014 experimentó una caída de sus ingresos vía franquicia de 60%, lo que lo obligó a ajustar su equipo de trabajo: "Esto no es por la eliminación de cursos (decisión que se tomó durante la administración anterior), sino porque las empresas no están capacitando a sus trabajadores", afirma Reyes.

Detrás de esta situación, señala un conocedor de esta industria, subyace otra razón: "La Franquicia Sence fue utilizada en 2014 por 12 mil empresas, la mayoría grandes o medianas. Las pequeñas empresas, en cambio, no suelen usar la franquicia y los trabajadores más pobres tampoco. Por eso este gobierno, y los anteriores, considera que la franquicia es regresiva y prefiere facilitar la inversión en programas que benefician a los jóvenes y a las mujeres más pobres, que generalmente están afuera de la fuerza de trabajo", afirma.

Esa misma fuente señala que, de no existir la franquicia tributaria, las grandes empresas de todos modos invertirían en capacitación de sus trabajadores.

Esta mirada sería consistente con las recomendaciones emanadas en 2011 de la Comisión Revisora del Sistema de Capacitación -integrada por los economistas David Bravo, Dante Contreras, Osvaldo Larrañaga y Sergio Urzúa, entre otros- en el sentido de que la capacitación que se realiza a través de la franquicia tributaria Sence no cumple con las condiciones necesarias para justificar su financiamiento con recursos públicos, debido principalmente a que hay un sesgo en la cobertura hacia las grandes empresas, los trabajadores más educados y de mayores ingresos.

OTEC: fundaciones se adjudican proyectos sin licitación


Otro elemento que ha incidido en la crisis que atraviesa el sistema, agrega Pommiez, es la irrupción de fundaciones que no han hecho bien su trabajo: "Con preocupación, los OTEC nos hemos enterado de las fundaciones relacionadas con el fraude en España y que operan en Chile. Estas fundaciones fueron creadas e incentivadas el año 2012, adjudicándoles grandes proyectos sin licitaciones. Solo por el hecho de ser fundaciones tenían libertad para trabajar, dejando de lado a muchos de nuestros OTEC con años de experiencia. Ellos siempre participaron fuera de concursos. Creemos que estas fundaciones deben ser investigadas y suspendidas sus actividades hasta que se aclaren sus movimientos de dineros al extranjero como la calidad de sus cursos de capacitación. Lamentamos que esto ocurra, porque por situaciones muy mínimas se han cerrado muchos OTEC", afirma.

Sence solo ejecutó 85% de su presupuesto 2014


El Sence también financia programas de capacitación con recursos propios (becas para personas vulnerables, por ejemplo). En 2014, dispuso de $42.815 millones para estos fines, pero solo ejecutó el 85% de ese dinero. Esto significa que, si habían recursos para financiar a 60 mil personas, se capacitaron efectivamente 51 mil personas. En Sence atribuyen la caída de las cifras de capacitación a que se ha incrementado la fiscalización al conjunto del sistema (Organismos Técnicos de Capacitación y empresas) y a que se han implementado acciones que apuntan al mejoramiento de la pertinencia de los cursos, estableciendo mejores estándares de calidad.

Además, en este servicio atribuyen parte de la caída a las políticas adoptadas por la anterior gestión: "Al iniciar nuestra gestión el año 2014, en el segundo trimestre la ejecución no alcanzaba el 20%, y muchos programas recién se empezaban a licitar producto de la falta de decisiones oportunas de la anterior gestión. En nuestro período, hemos adelantado todos nuestros programas y al mes de junio de 2015 tenemos todos nuestros programas en plena producción, lo que permitirá optimizar la ejecución presupuestaria y aumentar coberturas", señalan en este servicio.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia