Dólar Obs: $ 709,81 | 0,39% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.027,99
IPC: 0,20%
Michel Jorratt: "Me importa bien poco si la reforma (tributaria) impacta el crecimiento este año"

domingo, 12 de julio de 2015

Silvana Celedón y Mariana Penaforte
El_Mercurio

"Es miope pensar en los efectos en un año", asegura. Sobre sus declaraciones ante el fiscal Sabas Chahuán, dice que en su momento no vio como algo irregular reunirse con autoridades del Ministerio del Interior.

En el ojo del huracán ha estado esta semana el ex director del Servicio de Impuestos Internos (SII) Michel Jorratt.

No solo se filtró el contenido de su declaración ante el fiscal nacional, Sabas Chahuán, en el marco de la investigación por platas políticas y, en particular, la arista que involucra a SQM y al ex recaudador de la campaña de Michelle Bachelet, Giorgio Martelli, con su sociedad AyN.

Además, a través de distintas entrevistas ha apoyado introducir cambios legales a la reforma tributaria, anticipándose incluso al propio ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, que este lunes informó públicamente que el Gobierno está evaluando avanzar por ese camino si las circulares administrativas no son suficientes para simplificar el nuevo esquema impositivo.

Hoy Jorratt está dedicado part time a realizar clases en la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Chile. El resto del tiempo presta asesorías en política y administración tributaria a organismos internacionales. Con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) está ad portas de iniciar un trabajo.

Contactos con el ex ministro de Hacienda Alberto Arenas no ha tenido hace prácticamente dos meses. La última vez que habló con él fue cuando dejó el SII, el 18 de mayo. "Me llamó para darme su apoyo y decirme que consideraba injusta mi salida", señala Jorratt.

Afirma que le hubiese gustado seguir a la cabeza del SII y que no dejó voluntariamente el cargo -el ministro Valdés le tuvo que pedir su renuncia-, porque tiene la convicción de que durante su gestión el organismo experimentó avances significativos como la reducción de la evasión de IVA en dos puntos.

"Yo tenía las competencias para ser director del SII. En el concurso de ADP competí con 80 personas y no fue un concurso arreglado", señala desde su casa en la comuna de Ñuñoa.

Sin embargo, admite que debido a una "situación política complicada" fue removido como director de SII.

-¿Se hicieron los suficientes estudios para evaluar los impactos de la reforma? Hoy las cifras revelan un impacto de los cambios impositivos en la inversión.

"Realizar estudios de esta reforma en particular era bien complicado. Pero había investigaciones previas, que medían el impacto de alzas en los impuestos en la inversión y todas daban cuenta de efectos menores".

-Muchos análisis apuntan a que el menor crecimiento obedece, en gran parte, a la reforma tributaria.

"Es muy difícil medir cuánto obedece a la reforma tributaria. Además yo tengo una mirada de más largo plazo. Es miope pensar en los efectos en el crecimiento de un año. Si la reforma cumple su objetivo y en veinte años más tenemos una educación de calidad, ¿a quién le va a importar que en 2014 o 2015 hayamos crecido dos puntos menos? A mí me importa bien poco si la reforma impacta el crecimiento este año en la medida que los recursos se usen bien".

-Pero el efecto de una menor actividad económica también se está sintiendo en la recaudación tributaria, o sea en la fuente de donde se sacan los recursos para hacer las reformas.

"La estimación de ingresos por reforma tributaria relevante es la de 2018. Nosotros estimamos una recaudación de 3 puntos del PIB y medidos a 2014 eran US$ 8.200 millones".

-¿Usted cree que se van a cumplir esos tres puntos del PIB?

"Sí, y yo creo que incluso recaudaremos más de los US$ 8.200 millones, porque el PIB no ha caído. Está creciendo menos, pero sigue expandiéndose".

-¿Pero ustedes proyectaron un ritmo de crecimiento determinado a 2018?

"No. En el Departamento de Estudios del SII hicimos una proyección de crecimiento. Todas las simulaciones se hicieron con las declaraciones de 2014. Y eso equivale a tres puntos del PIB. Mientras el PIB no decrezca, vamos a lograr la meta de recaudar 3 puntos del PIB".

"No vi problemas en que el SII se reuniera con distintos organismos de gobierno"

-Usted, en lo personal, ¿cómo se siente, considerando que es parte de esta causa de la fiscalía como imputado?

"Lo de ser imputado suena fuerte, pero mi abogado me explicó que es lo que correspondía en este caso, porque fui citado a declarar respecto de hechos personales, por lo que no podría haber concurrido en calidad de testigo. Además, me otorga derechos que no tiene un testigo, como guardar silencio o concurrir con un abogado".

-¿Por qué no informó a un superior al percatarse, según su testimonio, de lo irregular de la actuación de Peñailillo y del abogado Samuel Donoso, al presentarse como asesor de Interior y luego saber que era el abogado de su contraparte, Patricio Contesse?

"No me voy a referir a los detalles de mi declaración (...) Me comprometí con el fiscal a no divulgarla".

-¿Por qué accede a una reunión con asesores de Interior?

"Acceder a una reunión con asesores de Interior o con cualquier otra persona del Gobierno no tiene nada que ver con el respeto de la autonomía del SII. El director del SII se reúne con mucha gente, incluyendo contribuyentes. El SII es un organismo del Estado y no vi problemas en que el SII se reuniera con distintos organismos de gobierno".

-¿Estima que Alberto Arenas y usted cometieron delitos tributarios en su relación con AyN?

"En ningún caso yo he cometido delitos tributarios y supongo que Alberto Arenas tampoco. Además voy a aprovechar de hacer pedagogía: Dar boletas de honorarios o facturas por servicios prestados no es un delito, por el contrario, es lo que exige la ley. Si usted va al dentista, este debe darle una boleta y si no se la da, usted debe exigirla. En mi caso, mi obligación legal era dar una boleta a la empresa que me estaba pagando por los servicios que presté. Delito sería que no hubiese dado boletas y no hubiese pagado los impuestos por los ingresos que recibí. Una boleta es ideológicamente falsa cuando describe un servicio que nunca se prestó, como ocurre con las boletas y facturas que aparecen en las querellas presentadas por el SII en los casos Penta y SQM".

-¿Nunca se cuestionó quién financiaba esos informes y trabajos para AyN?

"Ni se me ocurrió preguntar eso. En general, uno no se pregunta si la empresa que paga su sueldo ha hecho donaciones políticas irregulares".

-¿Pero en su caso estaba usted en un contexto de elección?

"No, porque esto fue antes. Y yo en ese tiempo hice muchas propuestas, como las propuestas de reforma tributaria que elaboré para CEP y Cieplan. Lamentablemente, para mucha gente estoy en el mismo lote de las personas que emitieron boletas sin prestar servicios, y mi situación fue muy distinta".

-A la luz de los hechos, ¿el SII debiese ser autónomo, tipo Banco Central?

"Yo ahora estoy por esa línea. El país necesita un SII más autónomo".

La diferencia entre gasto rechazado y boleta ideológicamente falsa

-¿En qué se basa usted para considerar, a diferencia de la "doctrina" del ex director del SII, Ricardo Escobar, que sí revisten delito tributario estas actuaciones de financiamiento de la política. Hay quienes plantean que son solo un gasto rechazado.

"En la ley, un gasto rechazado es aquel que efectivamente ocurrió, que incluso se acepta como gasto en la contabilidad financiera, pero que la normativa tributaria no permite rebajarlo. Por ejemplo, la bencina de un automóvil. Los casos investigados no se tratan de esto, se trata de boletas y facturas que describen servicios que nunca se prestaron y que se usaron para reducir artificialmente la utilidad tributaria de las empresas y así pagar menos impuestos. Esas son boletas y facturas ideológicamente falsas y constituyen un delito tributario, sancionado en el artículo 97 número 4 del Código Tributario".

-¿Le llama a suspicacia que el autor de esa tesis sea parte del mismo estudio jurídico que es parte de la defensa de ejecutivos de Penta?

"Yo tengo mucho respeto y aprecio por Ricardo Escobar. Él está dando su opinión y tiene todo el derecho a hacerlo. El problema no es de él, es de quienes se aferran a su opinión porque les conviene hacerlo".

-¿Considera que hay vacíos legales o normativos para evitar discrecionalidad de parte del SII y ambigüedades?

"No lo creo. La presentación de acciones penales es una facultad discrecional del director del SII, pero discrecional no es arbitrario. Existen criterios que siempre se han usado. Algunas legislaciones, como la española, establecen criterios objetivos, como que el perjuicio fiscal sea superior a un determinado monto, pero esa idea no me gusta, porque implica fijar un límite de impunidad frente al fraude tributario. En el ejercicio de la acción penal incide particularmente el efecto ejemplarizador, que a través de esa medida se corrija un comportamiento extendido".

"Otro error común de quienes han opinado sobre estos casos es pensar que el director o subdirector jurídico del SII cometen una falta cuando se demoran en ejercer la acción penal o cuando derechamente no lo hacen. La ley obliga al SII a hacer una recopilación de antecedentes antes de presentar una denuncia o querella. Además, como ya dije, el SII puede decidir no presentar acción penal, lo que está dentro de las facultades del director".

"Dar boletas de honorarios por servicios prestados no es un delito (...) Una boleta es ideológicamente falsa cuando describe un servicio que nunca se prestó, como ocurre con las boletas y facturas que aparecen en las querellas presentadas por el SII en los casos Penta y SQM".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia