Dólar Obs: $ 682,79 | -1,20% IPSA -0,16%
Fondos Mutuos
UF: 27.335,59
IPC: 0,20%
Buque fue torpedeado y hundido en la Guerra Civil de 1891, frente a Caldera:

Rescatan 124 piezas del "Blanco", el blindado que ayudó a capturar al "Huáscar"

sábado, 11 de julio de 2015

Economía y Negocios
Nacional
El Mercurio

Detectives de la PDI las incautaron en la casa de un buzo mariscador de la zona, que las extrajo ilegalmente.



"Chile entero celebra entusiasmado tan fausto acontecimiento", escribía el 8 de octubre de 1879 el ministro de Guerra y Marina Rafael Sotomayor.

Desde Mejillones, el abogado de 56 años redactaba así una felicitación a los tripulantes de los seis buques de la Escuadra que horas antes habían obtenido el mayor éxito naval de la Guerra del Pacífico: la captura del monitor peruano "Huáscar" en el Combate de Angamos.

"Viene a poner término a la contienda marítima en la actual guerra i queda espedita la senda por donde nuestro valeroso ejército no tardará en marchar a dar a la patria nuevas glorias", agrega Sotomayor en su nota al comandante en jefe de la Escuadra, Galvarino Riveros.

Este recibió el mensaje a bordo del blindado "Blanco Encalada", que junto a su similar "Cochrane" eran las unidades más poderosas de la escuadra.

Trágico final

Construidos en Inglaterra entre 1872 y 1875, ambos buques consolidaron el dominio chileno del mar durante la guerra.

Pero mientras el "Cochrane" sirvió a Chile hasta 1933, cuando fue enajenado, el "Blanco Encalada" tuvo un fin tan trágico como prematuro.

Durante la Guerra Civil de 1891, que enfrentó al Presidente José Manuel Balmaceda con el Congreso, la mayoría de la Marina se alió con el Parlamento. A ese bando pertenecía el "Blanco", que mientras estaba fondeado en Caldera fue objeto de un ataque sin precedentes.

El capitán de navío (r) e historiador Carlos Tromben Corbalán relata que en la madrugada del 23 de abril de 1891 los cazatorpederos "Lynch" y "Condell" -bajo el mando balmacedista- se infiltraron en la bahía sin que los vigías del "Blanco" lo notaran. El "Condell" le disparó tres torpedos, sin alcanzar al objetivo.

El "Blanco" respondió con sus cañones y ametralladoras, pero el "Lynch" logró impactar al blindado con un torpedo Whitehead que lo golpeó por estribor y dañó el departamento de máquinas.

Sin generadores ni iluminación, el "Blanco" se volvió un caos. En unos dos minutos zozobró con varios líderes del bando congresista a bordo. Según el teniente Agustín Fontaine Calvo, testigo del combate -precisa Tromben-, en total hubo 182 muertos.

El blindado se convirtió así en el primer buque hundido por un torpedo autopropulsado en el mundo. Un buzo del crucero inglés "Champion" lo corroboró al describir "una sola enorme abertura de 4,6 por 2,1 metros" bajo la línea de flotación, añade el historiador.

Protegido desde 1999 como Monumento Histórico, el "Blanco" vuelve a hacer noticia 124 años después de su hundimiento.

El Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) recibió esta semana 124 piezas extraídas ilegalmente de entre sus restos por un buzo mariscador de Caldera, las cuales fueron rescatadas por la Brigada del Medio Ambiente (Bidema) de la Policía de Investigaciones de Copiapó. Los detectives obtuvieron la orden judicial luego de recibir información en esa ciudad.

"Hay vasijas, candelabros, servicios, un cepillo dental y la tapa de un dentífrico, entre otras cosas", describe el comisario de la Bidema Alberto Vásquez.

También hay munición, fichas de pulperías, un monóculo, manillas y hasta una boquilla de trompeta, añade el arqueólogo Joaquín Vega, del CMN, que las recibió en Santiago.

La pista clave

Si el consejo ratifica que los objetos pertenecen al buque que en 1891 comandaba Luis Goñi Simpson, el Ministerio Público podría abrir una causa penal contra el buzo mariscador. La Ley de Monumentos Nacionales sanciona la apropiación de estas especies con penas de 61 a 540 días de presidio y multa de 50 a 200 UTM (de $2,1 millones a $8,7 millones).

Según la Armada, si bien la misma norma les entrega a las FF.AA. la obligación de apoyar al CMN en la conservación del patrimonio subacuático, lo extenso del área bajo su jurisdicción complica la fiscalización, por lo que la cooperación de la comunidad "resulta fundamental".

Ahora, el trabajo del CMN tiene dos desafíos: luego de más de un siglo bajo el mar, varias piezas están oxidadas y corroídas. Y frente a Caldera están documentados otros 20 naufragios ocurridos entre 1853 y 1938. Con todo, una pista conduce inexorablemente al histórico blindado: dos trozos de plato que llevan la misma inscripción: "Comandante, Blanco Encalada".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia