Dólar Obs: $ 713,23 | -0,76% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.065,35
IPC: 0,00%
Aluminio: Emblemático proyecto Alumysa fue desechado definitivamente

viernes, 31 de marzo de 2006

JUAN MERICHES R.
Economía y Negocios, El Mercurio

Cambios en el escenario de la industria terminaron por sepultarlo.

La que sería la inversión más millonaria de la historia del país, ya yace en el olvido: el proyecto Alumysa.

Nada menos que US$ 2.750 millones contemplaba aquel emblemático plan que lideraba la canadiense Noranda, hoy fusionada con Falconbridge. Sin embargo, este plan ya fue descartado definitivamente por la compañía minera.

El plan incluía la construcción y operación de una planta reductora de aluminio en la comuna de Aisén, para la producción de aproximadamente 440.000 toneladas anuales de aluminio a partir de materias primas importadas.

Pero además traía aparejada la construcción y operación de tres centrales hidroeléctricas -Río Cuervo, Lago Cóndor y Río Blanco-, sus respectivas líneas de transmisión eléctricas, un puerto, un embarcadero y la construcción y

Diferencias con Endesa
Varias diferencias se pueden ver entre el nuevo proyecto hidroeléctrico de Falconbridge y el de Endesa. Los terrenos que se utilizarán ya pertenecen a la minera, y además la zona a inundar no tiene asentamientos humanos ni ganadería que se puedan ver dañados por el desarrollo de la central.
mejoramiento de caminos públicos y también privados.

La caída
Sin embargo, la oposición ambientalista y de la industria salmonera a este proyecto, debido al daño ambiental que la planta de aluminio generaría en la zona y en las aguas cercanas, terminó por "doblarles la mano" a las intenciones de Noranda y al apoyo del gobierno del ex Presidente Ricardo Lagos.

En efecto, la empresa presentó su Estudio de Impacto Ambiental (EIA) ante la Conama en agosto de 2001, pero finalmente todo quedó en nada.

Ante ese adverso escenario la compañía decidió postergar de manera indefinida el proyecto Alumysa, esperando un momento más propicio para retomarlo.

Pero hoy las condiciones son distintas y ya no resulta atractivo desarrollar un proyecto con estas características.

¿Por qué? La energía necesaria para este tipo de proyecto hoy resulta carísima, por lo que la rentabilidad de éste ha caído con fuerza respecto a lo estimado en el diseño original.

Otro elemento viene dado de la mano de la fuerte expansión que ha tenido la industria del aluminio a nivel mundial. En los últimos años se han construido varias plantas de aluminio en Medio Oriente y Rusia, zonas que sí cuentan con energía barata, y además se prevé que nuevos proyectos entren en operación en el mediano plazo.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia