Dólar Obs: $ 784,28 | 0,91% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.660,96
IPC: 0,10%
El primer estadio recibe hoy el choque Uruguay-Paraguay:

El clásico que La Portada de La Serena le ganó al Sánchez Rumoroso de Coquimbo

sábado, 20 de junio de 2015

Juan Castellón
Nacional
El Mercurio

Hace tres años, los municipios de ambas ciudades compitieron para ser sede de la Copa América.



Cuenta José Sulantay -técnico de Alexis Sánchez, Arturo Vidal y Gary Medel en la Sub 20 tercera del mundo en 2007- que los clásicos entre Deportes La Serena y Coquimbo Unido fueron "tremendos" desde la era amateur, pero aún más a partir de 1959, cuando los aurinegros se unieron a los granates en el fútbol profesional.

"Terminaba en guerrilla de piedras, en golpes y era una locura", añade Sulantay, un coquimbano de cuna que por entonces defendía a... La Serena .

"Cuando le hacía goles a Coquimbo y los eliminaba (de algún campeonato), me tenía que ir a vivir unas tres semanas a La Serena", recuerda el ex jugador.

Hoy, la rivalidad deportiva entre ambas ciudades sigue latente. Y la Copa América Chile 2015 es el capítulo más reciente.

En 2012, ambos municipios postularon a ser sede del torneo. Mientras el viejo Estadio La Portada de La Serena, inaugurado en 1952, debía ser remodelado, el Francisco Sánchez Rumoroso de Coquimbo ya había dado ese paso en 2008.

Se abrió entonces un concurso ante la Asociación Nacional de Fútbol Profesional. Cada ciudad ofreció sus recintos deportivos, campos de entrenamiento y hotelería, pero además una propuesta económica, "una boleta de garantía importante, por sobre $100 millones", explica el alcalde de Coquimbo, Cristián Galleguillos.

Todo se resolvería al abrir los sobres con las propuestas.

"Lamentablemente, quedamos fuera. Nosotros ofrecimos $110 millones y La Serena propuso una cifra más alta. Nos causó desazón y tristeza no haber podido compartir la sede", admite Galleguillos.

Desde La Serena, su par Roberto Jacob asegura que las rivalidades deportivas "son solamente eso", y que lo importante es que con la capacidad combinada de sus estadios, más el de Ovalle, "podemos tener autonomía como región para hacer diversos campeonatos, nacionales e internacionales".

Así, con una inversión de $16.100 millones, lo que José Sulantay conoció a los 11 años de edad como una cancha de tierra con escasas y precarias graderías se convirtió en un moderno estadio para 18.243 espectadores, y que en los dos primeros partidos posteriores a su remodelación tuvo como invitado de honor al mejor jugador del mundo: Lionel Messi.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia