Dólar Obs: $ 677,00 | 0,44% IPSA -1,17%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
Héctor Espinosa Valenzuela reemplazará a Marcos Vásquez, quien se acoge a retiro:

Actual jefe de Inteligencia asumirá la dirección de la Policía de Investigaciones

miércoles, 17 de junio de 2015

Ricardo Muga y Mario Gálvez
Nacional
El Mercurio

Nuevo titular era la cuarta antigüedad de la policía civil, por lo que su nombramiento fue recogido como una señal de normalidad al interior de la institución, al retirarse solo dos jefes policiales.



La Presidenta Michelle Bachelet optó ayer por la cuarta antigüedad, el prefecto general Héctor Espinosa Valenzuela, para dirigir la Policía de Investigaciones en reemplazo de Marcos Vásquez Meza, quien se retira el próximo 19 de junio.

La decisión tiene por objeto "dar un sello de modernidad a la institución", según trascendió en el Gobierno.

Espinosa Valenzuela, quien desde hace tres años es el jefe nacional de Inteligencia Policial de la PDI, tiene 56 años y 36 en la institución. En su trayectoria registra una extensa carrera operativa en investigación en áreas como delitos sexuales, homicidios, robos, delitos económicos e inteligencia.

Oriundo de Constitución, sus años en la Región del Biobío definirían su carrera. Allí coincidió con Marcos Vásquez.

Mientras Vásquez Meza fue jefe de la Región Policial en Biobío -antes de asumir la dirección institucional en 2009-, Héctor Espinosa se desempeñó en varias unidades de la zona y, en 2008, al ser ascendido a prefecto, se hizo cargo de la Prefectura de Concepción, la más importante del área. Cimentó así una estrecha relación con el director saliente.

Desde su cargo jugó un rol principal en la desarticulación de la cúpula de la Coordinadora Arauco Malleco, CAM, entre 2008 y 2009.

Tras aprobar el curso de Alto Mando, fue destinado en 2010 a la jefatura de la I Región Policial Tarapacá y luego, en 2012, a la Jefatura Nacional de Inteligencia, cargo que desempeñará hasta el viernes.

Al interior de la institución se le destaca por cualidades operativas y de gestión. Tiene además una muy buena relación con el Ministerio Público y con el mundo político, indican.

"Masón de tomo y lomo", dicen quienes lo conocen, en eso coincide con otros de sus antecesores: Nelson Mery y Arturo Herrera. Casado con la asistente social, María Magdalena Neira, es padre de tres hijos varones.

En la mañana de ayer, Héctor Espinosa se reunió en dos ocasiones con Vásquez Meza, en medio de los saludos y telefonazos de felicitaciones. Entre sus primeras medidas estaría la ratificación del actual acto mando, aunque el próximo viernes este sufrirá dos cambios obligados: los prefectos generales Leonardo Acuña, subdirector operativo, y Víctor Donoso, subdirector administrativo, segunda y tercera antigüedad respectivamente, pasarán a retiro.

Donoso era la otra alternativa en la "lista corta" que tenía el Gobierno para el cargo, sin embargo una acusación de hostigamiento laboral en su contra por parte de un ex jefe de Homicidios habría mermado su opción.

La salida de Acuña y Donoso generarían la llegada a la subdirección operativa del prefecto general Christian González, hoy jefe Antinarcóticos, y del jefe de Personal, prefecto inspector Carlos Jiménez, a la subdirección administrativa.

Con todo, al interior de la PDI se resalta la normalidad que ha tenido este cambio, frente a las traumáticas salidas de Nelson Mery -imputado por casos de derechos humanos, de los cuales terminó absuelto- y Arturo Herrera, a quien se le pidió la renuncia a meses de cumplir su período, tras el escándalo que vinculaba a detectives con hechos de prostitución infantil en Valparaíso.

La principal muestra de ello, dicen en la PDI, es que cuando asumió Marcos Vásquez ocupaba el octavo lugar en el Alto Mando. Es decir se fueron siete oficiales. Hoy, solamente dos.

TRASPASO
El próximo viernes se realizará el cambio de mando en la PDI en la escuela institucional.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia