Dólar Obs: $ 772,93 | -0,67% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.292,61
IPC: 0,10%
Suman tres casos, la mayor cifra en 15 años:

Autoridades investigan el inusual contagio de dos guaguas con botulismo

domingo, 14 de junio de 2015


Nacional
El Mercurio

Grave enfermedad ataca principalmente a lactantes, provocando un cambio en la tonicidad muscular. Autoridades y expertos advierten evitar administrar ciertos alimentos y sus derivados a menores de dos años.



En lo que va de 2015, en el país se han detectado tres casos de botulismo en lactantes, una enfermedad grave que afecta el sistema nervioso de los menores, provocando la pérdida de tonicidad en la musculatura. Esto puede alterar, por ejemplo, la respiración o la actividad cardiaca, y puede llegar a ser mortal.

La aparición de esta infección, provocada por la bacteria Clostridium botulinico en tan corto período era algo que no ocurría en Chile, al menos, hace quince años, de acuerdo a la información del departamento de epidemiología del Ministerio de Salud.

Pero además de lo inusual de la situación, llama la atención de los equipos de epidemiólogos investigadores que dos de los tres casos hayan aparecido en un corto lapso de tiempo, en dos lugares distintos. Esto porque ambos menores enfermos (un niño y una niña, de cinco meses de edad, habitantes de Valparaíso y la Región Metropolitana) tenían un patrón común: mientras uno había consumido miel en estado natural, al otro se le había administrado "miel de bórax", un antiséptico bucal. Se presumió que esta era la eventual causa de la enfermedad, pues la miel puede contener esporas que contengan la toxina, que pone en alto riesgo a los menores de dos años, más vulnerables porque no tienen su sistema inmunológico completo.

Sin embargo, el Instituto de Salud Pública terminó los análisis de laboratorio y detectó que en estos casos no hay relación entre el consumo de miel y el botulismo que afecta a los menores, por lo que un equipo de epidemiólogos sigue indagando qué enfermó a los pequeños. Aún así, dispuso el retiro de la partida de "miel de bórax" analizada, pues aunque no encontró el vínculo con el botulismo, sí pesquisó otra bacteria de la familia de los clostridium, "que no debía estar en el producto", según Luz María Hederra, de la Agencia Nacional de Medicamentos.

Tanto el Ministerio de Salud como los especialistas advierten que, de todas formas, los padres de niños menores de dos años no deben administrarles alimentos como la miel o las conservas caseras, pues es en estos donde mayor riesgo se corre.

Sin embargo, el ex presidente de la Sociedad Chilena de Pediatría Francisco Moraga explica que la bacteria debe ser consumida, por lo que el principal riesgo para la enfermedad son los alimentos. "No se puede decir que no habrá más casos, pero si los hay serán puntuales", agrega y advierte que ante la aparición de estos casos, los equipos de salud deben "tener un alto índice de sospecha sobre esta enfermedad en sus controles".

El ex ministro de Salud Jaime Mañalich cuenta que "el botulismo es una enfermedad de notificación obligatoria", es decir, cada vez que aparece un caso debe ser informado al nivel central para que la autoridad monitoree la situación. Agrega que el primer brote documentado en el país ocurrió en 1973, cuando un grupo de monjas comió porotos verdes en una conserva casera. Varias de ellas fallecieron. Desde entonces aparecen algunos pocos casos al año.

Uso cosmético
La característica de modificar la tonicidad muscularque tiene el Clostridium botulínico es aislada y convertidaen "bótox", de uso cosmético.

1973
Ese año se dio el primer brote de botulismo, entre un grupo de monjas.

2000
Desde ese año a la fecha, nunca se habían registrado tres casos en un año.

Cero
casos de botulismo registrados entre 2000 y 2003, y entre 2008 y 2010.

Dos
contagios por esta enfermedad en los años 2005, 2011 y 2014.


 Imprimir Noticia  Enviar Noticia