Dólar Obs: $ 683,27 | 0,23% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.953,42
IPC: 0,00%
Director del Instituto Español de Estudios Estratégicos:

"Existe una creciente percepción de amenazas procedentes de África"

domingo, 14 de junio de 2015

NICOLÁS GARCÍA DE VAL
Internacional
El Mercurio

El general Miguel Ángel Ballesteros asegura que la crisis de inmigrantes en el Mediterráneo y el peligro terrorista han provocado una revaloración del continente africano en Occidente.



El enorme aumento que ha tenido la inmigración irregular hacia Europa -que ha recibido más de 100 mil refugiados en lo que va del año- y la posibilidad de que el grupo yihadista Estado Islámico se propague hacia África han provocado que este continente se haya vuelto uno de los focos de la política de seguridad internacional de la mayoría de las potencias occidentales.

EE.UU. lo demostró al anunciar que convertirá su base temporal en Morón de la Frontera (Sevilla) en la principal base de despliegue rápido de su fuerza para África, capaz de acoger hasta 3.500 marines. El continente africano es, a la vez, una de las prioridades de la política de defensa de España, país que participó en las misiones de la UE en Mali y la República Centroafricana, así como la creciente presencia de la Armada española en las operaciones Ocean Shield y Atalanta en el Índico africano.

"África es el continente que hay que desarrollar, que hay que ayudar y, si alguien tiene que dar una mano, son precisamente los vecinos europeos", dijo el general Miguel Ángel Ballesteros, director del Instituto Español de Estudios Estratégicos, a "El Mercurio" durante su paso por Chile para participar en el seminario "Inseguridad en el mundo" organizado por el Centro de Estudios e Investigaciones Militares del Ejército (Cesim) y por la Universidad Católica. El general aseguró que hoy los problemas locales afectan a todo el mundo y valoró el trabajo que realiza su institución con el Cesim.

-¿Cuál es la importancia de España en la defensa de África?

"España, por su posición geopolítica, es la puerta de entrada desde Europa hacia África y viceversa. Esto es positivo, pero implica riesgos. La principal amenaza en este minuto son los conflictos que desestabilizan la región, sobre todo el de Libia. Pero también hay otras amenazas como el terrorismo yihadista, el crimen organizado y la enorme cantidad de inmigrantes irregulares que llegan desde ese continente. África es el continente que hay que desarrollar, el continente que hay que ayudar y si alguien tiene que dar una mano con esto son precisamente los vecinos europeos".

-Esta importancia de África ¿se ha incrementado en los últimos años?

"Sin duda, eso se debe en gran medida a la globalización, que acorta las distancias y hace que la situación de los vecinos sea cada vez más importante. Lo que ocurre en Irak y Siria nos afecta también a los españoles, a los europeos y a todos. Si el petróleo mañana sube, todos los países que compran petróleo se ven afectados. A medida que el fenómeno de la globalización avance nos vamos a ver cada vez más afectados por cualquier conflicto por muy alejado que esté".

-¿Usted cree que las potencias occidentales son conscientes de esto? Se lo pregunto porque la atención de la OTAN y de muchos estados parece más enfocada en el este, en Ucrania.

"En la OTAN, como en la UE, hay 28 países. Es normal que haya diferentes percepciones de los problemas. Ahí nuestro trabajo es convencer a cada uno de los socios y aliados. El conflicto de Ucrania, con Rusia, necesariamente tiene que solucionarse en la mesa de negociaciones. En cambio, no cabe una solución negociada con los yihadistas, con Al Qaeda en el Magreb Islámico o con el Estado Islámico (EI)".

-¿A qué se debe el interés de EE.UU. en tener fuerzas permanentes en zonas como Morón y Rota?

"Se debe a una percepción de riesgos y amenazas procedentes de África y también en el Mediterráneo. La necesidad de establecer los famosos escudos antimisiles hace que Rota se convierta en una base muy adecuada donde descansar los destructores que participan en ese escudo. En el caso de Morón, yo creo que EE.UU. está tomando en cuenta también la revaloración de África como un continente de futuro y al que hay que ayudar. Ellos tienen un mando que es el Africom, que tiene un cuartel en Alemania, y se dieron cuenta de que necesitan bases para estar disponibles cuando sea necesario".

-¿Cuáles son los principales desafíos de seguridad para Latinoamérica?

"Son desafíos similares a los de la gran mayoría de los países, precisamente por la globalización. Por ejemplo, la ciberseguridad es un riesgo para todo el planeta y es tan importante para los latinoamericanos como para los europeos. Los conflictos son otra amenaza, sin importar dónde sea. Podría parecer que un conflicto en Libia poco puede afectar a un país como Chile, pero si el conflicto de Libia golpeara a Argelia y su suministro de petróleo y gas se cortara, los precios del petróleo subirían para el mundo entero, incluyendo a Chile. Vivimos en un mundo globalizado, cualquier problema afecta a todo el mundo. El terrorismo también cae en esta categoría porque puede haber radicales yihadistas en cualquier parte".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia