Dólar Obs: $ 635,72 | -0,16% IPSA -1,14%
Fondos Mutuos
UF: 26.688,51
IPC: 0,60%
COMPARANDO PRODUCTOS

Las nuevas tendencias en estufas: controlar la calefacción vía wifi , opciones híbridas y energía solar

sábado, 06 de junio de 2015

Economía y Negocios

El Mercurio

En la última década, los chilenos han evolucionado en la forma de temperar su hogar pasando de usar sistemas tradicionales y riesgosos en cuanto a toxicidad e inflamaciones, a una mejor aislación térmica de la vivienda, que permite economizar energía.



Calefaccionar y transformar en un lugar acogedor la casa o departamento durante la temporada de invierno es primordial, y los expertos recomiendan hacerlo utilizando las tecnologías más eficientes, tanto en el aspecto técnico como en el económico. Jorge Araya, docente de Construcción DuocUC Valparaíso, asegura que durante los últimos 10 años, a la par del alza de la energía, los chilenos han cambiado la tendencia de usar aquellos sistemas más tradicionales y riesgosos en lo que respecta a inflamaciones o toxicidad, por una mejor aislación térmica de la vivienda, que ayuda a conservar la temperatura y a la vez economizar energía, sea eléctrica, a gas o combustibles líquidos.

"Si bien es cierto que la tecnología japonesa de calefactores a keroseno ha evolucionado muchísimo (por ejemplo, las Toyotomi), bajo el prisma de la eficiencia en combustión, las estufas a gas (licuado o natural) son más eficientes", afirma Araya.

Así, los expertos en calefacción coinciden en que las estufas eléctricas son las que mantienen los ambientes más higiénicos, pues no compiten con el ser humano por el consumo de oxígeno y tampoco liberan productos de combustión. "La principal tendencia en los últimos años ha sido incorporar más tecnología a los artefactos. Termostato, control remoto, ventilador, encendido electrónico, aplicaciones para el smartphone , etcétera, ya son habituales en los distintos tipos de equipos", agrega Fabián Hormazábal, subgerente de la Unidad de Energía Sustentable del Dictuc.

Sistemas eléctricos para piezas y baños

Lo primero al elegir un tipo de calefacción, señala Andrés González, docente de Ingeniería en Electricidad y Automatización Industrial DuocUC Valparaíso, es comprender el comportamiento de la temperatura y cómo esta se distribuye en el ambiente. "Tomar conciencia de que el calor fluye desde el punto más caliente hacia el más frío, y que siempre la temperatura alta con la baja buscarán llegar a un equilibrio", dice el experto. Es por esta razón que la principal causa del gasto energético se produce por el desinterés en el aislamiento térmico, por ejemplo en ventanales, puertas y paredes. Asimismo, explica González, decidir si se quiere un equipo de gran potencia para calefaccionar toda la casa o varios pequeños en distintas habitaciones dependerá, en gran medida, de la distribución de los espacios de la vivienda.

Fabián Hormazábal, del Dictuc, precisa que si bien para cada recinto no existe una única solución para temperar el ambiente, sí hay recomendaciones generales. Por ejemplo, para espacios amplios como el living o comedor se necesita un artefacto de mayor potencia que uno más pequeño como para una pieza o un baño. "Para estos últimos serían más adecuados los equipos eléctricos, y para los primeros las estufas a gas o parafina, dado que generalmente tienen mayor fuerza", señala Hormazábal.

Jorge Araya, de DuocUC Valparaíso, agrega que las estufas eléctricas son de un consumo medio a alto, por ende con un calefactor de medio consumo basta para una vivienda de 40 a 60 m {+2} . "Es importante señalar que no se debe cometer el error de conectar varios calefactores a la vez, porque se puede producir una sobrecarga en el sistema eléctrico de la vivienda. Siempre, además, conectar en enchufes y nunca en alargadores. Tampoco utilizarlo para el secado de ropa, porque puede producir que esta se inflame", dice.

De las híbridas al pellet

Los precios de las opciones actuales en el mercado van desde los $12 mil (equipos pequeños con ventilación caliente) hasta sobre los $300 mil, como los sistemas con formato de calefacción far infrared o por radiación.

Kaltemp, por ejemplo, introdujo nuevos modelos a la oferta este año con control vía wifi y a través de una aplicación para el smartphone . El modelo Whitefi permite que el usuario (hasta cinco) ingrese su clave en la app Kaltemp (disponible para IOS y Android), para controlar todas las funciones de la estufa: encenderla o apagarla, para recibir información de la temperatura ambiente, el consumo acumulado o el tiempo restante del timer . Además, las opciones limpian el aire a través de un purificador, según la empresa. Los precios van desde los $100 mil hasta los $300 mil.

"En cuanto al consumo, cada calefactor gasta cerca de $30 mil al mes", dice Gustavo Boetsch, gerente general de Kaltemp.

Grupo Beca, con sus marcas Thörben y Havel, recomienda para un dormitorio mediano, de hasta 12 m {+2} , los paneles calefactores, que consumen 370 w/h. Estos van empotrados a la pared, son silenciosos, prácticos y económicos, ya que tienen un gasto por hora de unos $118. Por ejemplo, si se mantiene prendida ocho horas diarias, da un gasto mensual de no más de $28 mil.

Por otro lado, los paneles calefactores de Biocalor consumen menos de $35 por hora, aseguran desde la firma. Así, si se proyecta un uso diario de ocho horas, el gasto mensual sería de $8 mil. Aquí, el rango de precios va desde los $30 mil hasta $280 mil.

En Somela, en tanto , tienen sistemas con termoventilador ideales según ellos para baños, como también estufas de mayor eficiencia para grandes espacios como las con carbono, mientras las con termostato como oleorradiadores y convectores son ideales para dormitorios. "Tenemos un mix de productos con precios en el mercado desde los $13 mil hasta los $180 mil", dicen.

Toyotomi también ha incorporado nuevos modelos a su portafolio: las estufas a pellet y las híbridas, que se suman a las estufas a parafina portátiles. La láser híbrida ($350 mil) está diseñada para un rango de 60 a 100 m {+2} . La ventaja, comentan, es que si el keroseno se acaba, automáticamente pasa al modo eléctrico. Su consumo máximo es de 0,31 litros por hora. Esto es equivalente a un consumo mensual aproximado de 46,5 litros de parafina, cerca de $30 mil.

La opción de la biomasa o calefacción a pellet también es una alternativa. En Biomass, por ejemplo, los equipos cuestan desde $780 mil. Cuentan con encendido programable hasta en dos períodos por día, termostato incluido, con modo economía al llegar a la temperatura impuesta. El costo por hora es, en promedio, de $210.

Complementar con energía solar

Desde la Asociación Chilena de Energía Solar, Acesol, señalan que la calefacción sobre la base de energía fotovoltaica es una tecnología que está en pleno desarrollo en el país. Eso sí, los sistemas solares de calefacción deben considerarse siempre como un apoyo a las soluciones tradicionales, explica Tomás Milnes, de Calder, y gerente general de Acesol.

El sistema de calefacción central de bajo costo con apoyo solar tiene que ser implementado en las viviendas durante su etapa de construcción y su valor dependerá de las dimensiones, aislación y arquitectura de la propiedad. Como referencia para una vivienda de 100 m {+2} , el valor del sistema considerando todos los componentes, incluido el sistema solar, es de 85 UF + IVA.

El aporte solar dependerá del diseño del espacio, de la aislación y de la radiación según la localización. Por ejemplo, una casa con buena aislación en Calama y con un buen diseño de calefacción podrá aportar el 100% del requerimiento anual. En Santiago, con las mismas condiciones de diseño y aislación, difícilmente se superará el 40 % del requerimiento anual.

LOS EQUIPOS A GAS O PARAFINA DEBEN SER USADOS SOLO EN RECINTOS QUE PERMITAN UNA ADECUADA Y PERMANENTE VENTILACIÓN.



 Imprimir Noticia  Enviar Noticia