Dólar Obs: $ 619,68 | -0,39% IPSA 0,00%
Fondos Mutuos
UF: 26.658,99
IPC: -0,20%
Bacalao de profundidad o mero chileno se vende a más de US$ 20 el kilo

Chilean seabass : el pez más caro del mundo tiene nombre nacional, pero cada vez se captura menos en el país

domingo, 17 de mayo de 2015

Economía y Negocios

El Mercurio




Es el pescado más caro del mundo junto con otras rarezas gastronómicas como el pez globo de Japón. Con un valor de más de US$ 20 el kilo, el bacalao de profundidad, conocido internacionalmente como mero chileno o chilean seabass , debe sortear varios obstáculos para llegar a los más finos restaurantes de California, Nueva York o Tokio. Se pesca en los mares antárticos a más de dos mil metros de profundidad, sorteando el acoso de orcas y cachalotes que aprendieron a degustar este sabroso pez en las últimas décadas, siguiendo los buques pesqueros. Pese a su alto precio, el negocio de capturar y exportar este recurso hoy está en riesgo, explica Eduardo Infante, gerente general de Globalpesca, la principal empresa que lo extrae, y presidente de la Asociación Gremial de Operadores de Bacalao de Magallanes (Aobac).

Ello se debe a que se redujo la cuota de pesca a un tercio y, a la fecha, ya se han capturado las 1.100 toneladas fijadas para todo 2015.

Infante es crítico de la medida que recortó la cuota, que ya les afectó el año pasado. Asevera que la decisión se adoptó basándose en un informe del Instituto de Fomento Pesquero (IFOP) que ha sido desvirtuado posteriormente por investigaciones internacionales a cargo del científico australiano Dr. Tom Polacheck, quien -según el dirigente gremial- determinó que el estudio tal como se hizo puede ser muy dañino para la industria. Ifop fue consultado al respecto, pero no respondió.

Infante agrega que no se ha conformado la instancia que por ley debe monitorear la implementación de la medida, que es el Comité de Manejo.

El empresario añade que la realidad indica que hay bacalaos en la zona y en abundancia. Los buques están capturando peces cada vez más grandes: los especímenes de más de 15 kilos ya procesados (sin cola, cabeza ni vísceras) representan el 50% de la pesca. Y que Argentina ha aumentado la cuota de pesca del bacalao de profundidad en sus mares, enfatiza.

"A mí me parece bien que se maneje este recurso con criterios científicos, porque la pesca así es sustentable, pero lo que en este caso dice la ciencia es diferente de lo que muestra la realidad", comenta.

Hoy Chile representa el 12% a 15% de la pesca mundial de chilean seabass. Además de Globalpesca, tienen licencia para explotar este recurso Pesca Chile y Pesca Cisne (de capitales hispanos). En los mares que rodean la Antártica pescan, además, Francia, Argentina, Australia, ingleses de las islas Malvinas y de las Georgias del Sur. Chile exportó US$ 63,3 millones el año 2014 y más de la mitad de los envíos fueron a Estados Unidos.

El recorte de la cuota ya les golpeó en 2014. "La industria no puede sobrevivir con una cuota tan pequeña... ya los barcos están parados", dice Infante.

A modo de ejemplo, Globalpesca facturó US$ 27 millones en su mejor año (2011), pero en 2014 vendieron US$ 18 millones y este año prevén cerrar en US$ 10 millones. Esto ya está afectando a Punta Arenas, dice el empresario, donde estibadores y tripulantes se han quedado sin trabajo. Hay unos 300 trabajadores que dependen directamente de la captura del bacalao de profundidad y otros dos mil que son empleos indirectos.

Los empresarios pesqueros dicen que este actividad inyecta US$ 10 millones a la economía magallánica.

Eduardo Infante estima que con los nuevos estudios científicos se muestran que hay bacalao de profundidad y que el recurso está en buena forma. "Tenemos una pequeña luz al final del túnel, porque esperamos que el Comité Científico Técnico (que fija las cuotas) revise su decisión para este año, ya que la medida no da para más", concluye.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia