Dólar Obs: $ 910,14 | 0,13% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 37.598,36
IPC: -0,10%
Estafa por $6 mil millones:

Fiscalía formalizará a oficial (r) de Ejército en caso de cohecho

sábado, 25 de abril de 2015

Economía y Negocios

El Mercurio

Mauricio Lazcano Silva, quien renunció a la institución, admitió haber recibido $200 millones en "coimas":



El ex jefe de Informática del Comando de Bienestar del Ejército, el mayor (r) Mauricio Lazcano Silva -quien renunció a la institución- será formalizado por los delitos de estafas reiteradas, cohecho y negociación incompatible.

Esto, por más cien facturas a nombre del Ejército de Chile por servicios informáticos que nunca se habrían prestado, ascendentes a $6 mil millones aproximadamente; dos licitaciones de plataformas digitales en que se detectaron anomalías, y el presunto pago de $200 millones en "coimas".

La petición fue ingresada por el jefe de Alta Complejidad de la Fiscalía Centro Norte, José Morales, y el 7 {+o} Juzgado de Garantía fijó el 18 de mayo como fecha de formalización.

En esta investigación, además, serán formalizados el oficial de Ejército (r) Eduardo Manuel Olmedo Prado y la técnica en Administración de Empresas Claudia Andrea Marín Aguilera. Ambos por estafa y cohecho en carácter de reiterado.

Según la Fiscalía, Lazcano aceptó de Olmedo, en ese entonces gerente comercial de la empresa Powerti S.A., y de Marín, gerente general y representante legal de esa firma, beneficios económicos para "ejecutar actos en infracción a los deberes de su cargo".

Uno de los hechos que se le imputan es de marzo de 2013, con ocasión de una licitación pública para el Almacén Militar por $117 millones. A raíz de ello, se reunió con Olmedo en un hotel capitalino y este le ofreció nueve pagos de $8 millones, contra boleta ideológicamente falsa de familiares suyos, entre 2013 y 2014.

A dichos pagos se suma la confesión de Lazcano, quien aseguró haber recibido $200 millones bimensualmente en su cuenta corriente.

Además, Powerti S.A., durante casi dos años, emitió facturas a nombre del Ejército por sumas de entre $400 y $500 millones por servicios informáticos ficticios.

Ello, con la firma de Lazcano, iba a seis distintos factorings de entidades bancarias, como Scotiabank y Bci, para que le pagaran. Estos llamaban al Ejército para que la institución señalara si era real esta deuda con la empresa de Olmedo, y, como el encargado de visar esos pagos era Lazcano, la estafa se concretaba.

En su declaración, Lazcano aseguró que durante dos licitaciones, él preparó las bases y asesoró a Powerti.

QUERELLA
El Consejo de Defensa del Estado se querelló por cohecho y soborno en este caso.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia