Dólar Obs: $ 810,20 | 0,05% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.434,32
IPC: 0,60%
Tras fallecimiento del empresario inmobiliario y agrícola en abril del año pasado:

Familia de Sergio Reiss paga US$ 20 mills. en impuesto a herencia y toma riendas de negocios

sábado, 14 de febrero de 2015

Economía y Negocios

El Mercurio

Entraron al directorio de Chamisero, proyecto inmobiliario de Chicureo, su viuda Gloria Milic y sus hijas Nicole y Vanessa Reiss. Esta última lo reemplazó en la presidencia de esta compañía.



El inesperado fallecimiento en abril del año pasado del empresario inmobiliario, agrícola y vitivinícola Sergio Reiss Greenwood, no fue solo un duro golpe para su familia, sino que también abrió el desafío de mantener el rumbo de sus negocios.

Esto último ya tomó forma, pues la viuda e hijas del extinto empresario -Gloria Milic y Vanessa y Nicole Reiss, respectivamente- tomaron las riendas de las actividades. Se trata principalmente del proyecto residencial Chamisero, ubicado en Chicureo, de la Viña Rosario de Peumo y de Agroindustrias Quilaco, que posee 380 hectáreas en el kilómetro 33 de la Autopista Los Libertadores.

A la vez, la viuda junto a sus hijas y nietos pagaron el pasado 30 de enero US$ 20,5 millones en impuestos a la herencia. Ello, tras lograr un crédito del Banco Internacional que está garantizado con acciones de firmas como LAN y Cencosud, donde Sergio Reiss había invertido.

En vida, Reiss había designado al abogado Gabriel Cáceres -su compañero en la universidad- como su albacea, quien está afinando los detalles de la asignación de bienes del testamento a la sucesión del empresario.

Estos últimos también mandataron el año pasado a César Mora, gerente general de Chamisero y cercano a Sergio Reiss -trabajó 29 años con él-, para que asumiera la administración de todos los negocios.

"Este ha sido un proceso tranquilo, no han existido grandes cambios, salvo el reemplazo en el directorio de Chamisero", comentó César Mora. El año pasado, este proyecto inmobiliario no solo sufrió la muerte de su presidente y controlador, Sergio Reiss, también salió de la mesa directiva Sergio de Castro -ex ministro de Hacienda del gobierno militar-, quien en enero de 2014 vendió cerca del 40% de Chamisero a Sergio Reiss, quien pasó a poseer el 84% de la firma.

En mayo del año pasado, la presidencia de Chamisero Inmobiliaria fue asumida por Vanessa Reiss, hija del fallecido empresario y quien se ha desempeñado en el rubro de las comunicaciones.

A la vez, ingresaron al directorio de la firma Gloria Milic y su hija Nicole Reiss (como suplente). Los otros directores titulares de Chamisero son Juan Antonio Guzmán Molinari, Jorge Claro Mimica -socio y vicepresidente del Canal del Fútbol-, Roberto Darrigrandi, José Antonio González Reiss y el representante de Metlife (que posee 16% del proyecto), Juan Luis Díaz.

Los planes

César Mora afirmó que la hoja de ruta de Chamisero (ver recuadro) es la misma que dejó establecida Sergio Reiss antes de su partida.

La matriz de la sucesión de Sergio Reiss es Inversiones Reiss, Viena y Compañía. De ahí descuelgan Ecsa, que es la sociedad que maneja Chamisero, Agroindustrias Quilaco y la actividad vitivinícola.

Agroindustrias Quilaco tiene un plan de exportaciones cercano a las 360 mil cajas de uva de mesa para esta temporada, cada una con un peso aproximado de 8,2 kilos, lo que arroja un total de tres millones de kilos, indicó Mora, quien también está en el directorio de esta compañía.

Consultado por los recientes conflictos portuarios en Estados Unidos que están afectando las exportaciones de fruta chilena, Mora señaló que se tendrían que buscar mercados alternativos como Inglaterra. El ejecutivo afirmó que esa empresa tendrá "un muy buen año por el tipo de cambio".

El terreno de Quilaco también tiene potencial inmobiliario ya que se prevé que quede rodeado por un futuro autódromo y aeródromo.

Respecto de las proyecciones para Viña Rosario de Peumo, Mora comentó que están realizando un trabajo para que la firma llegue a "su punto de equilibrio". Lo anterior, sin embargo, en un contexto de precios del vino adversos, aseguró.

Otro de los proyectos en los que se había embarcado Sergio Reiss era la construcción de un hotel frente a Playa Amarilla en Concón, el que se preveía levantar en un terreno adyacente a la casa que fue de sus padres. La inversión estimada era de $2 mil millones.

César Mora afirmó que la iniciativa hotelera "está pendiente y se tomará una decisión cuando se haga la adjudicación de los bienes entre los familiares". Añadió que en abril próximo estaría listo ese proceso.

Mora sostuvo que el pago del impuesto a la herencia fue una "suma muy importante". Reconoció que se trata de un trámite complicado porque los bancos que mantenían en su poder las acciones de las firmas donde invertía Reiss no las entregaban a la sucesión mientras no se acreditara el pago del tributo.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia