Dólar Obs: $ 983,76 | 1,13% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 36.829,92
IPC: 0,70%
Analizaron los postulados del experto en materia de tributos, educación y distribución de la riqueza.

Rolf Lüders y Juan Andrés Fontaine confrontan planteamientos de Thomas Piketty

viernes, 16 de enero de 2015

Lina Castañeda

El Mercurio




El aumento de la desigualdad de la riqueza y de los ingresos en los Estados Unidos en las últimas décadas, es una de las principales conclusiones del libro que en distintos foros ha presentado esta semana en Santiago el economista francés Thomas Piketty. Ha dejado en claro que no cree en leyes deterministas, como las de Karl Marx o Simon Kuznets. "No hay leyes deterministas que deban hacer que la desigualdad aumente o baje por esta u otra razón, va a depender de la políticas que se escojan", dice.

Pero sin duda, Piketty ha puesto el tema de la desigualdad en el debate. A continuación, los ex ministros de Economía Juan Andrés Fontaine (J.A.F.) y de Hacienda Rolf Lüders (R.L.) confrontan algunos de sus puntos de vista.

"Entre 1930 y 1980 las tasas tributarias que se aplicaron al 1% o al 0,1% de la población de ingresos más altos en Estados Unidos tenían un promedio de 82%. Aparentemente esto no destruyó el capitalismo norteamericano... la tasa de productividad fue más alta en los 50, 60 y 70 de lo que fue después con Reagan... Una tributación progresiva a la riqueza sería una manera de producir mayor transparencia sobre la dinámica de la riqueza para ajustar la tasa impositiva", afirma el economista galo.

J.A.F. " Piketty suele basar su análisis en las tasas legales de tributación, en lugar de las tasas efectivas, lo cual es erróneo. La práctica habitual en finanzas públicas es más bien comparar tasas efectivas".

"Creo que él sabe bien que el argumento que está planteando no es serio, porque es obvio que el crecimiento, la inversión y la productividad dependen de muchos factores y el tributario es uno de ellos. Los altos impuestos van en contra del crecimiento, pero él tiene razón en que otros factores podrían compensar ese efecto. Ahí hay que centrar la discusión, qué tan significativo es el impacto negativo de tasas marginales de impuesto altas sobre la inversión, la productividad y en consecuencia el crecimiento, y cómo ese impacto se contrapone con los beneficios que podrían obtenerse de gastar los recursos tributarios en inversión en materias que ayuden al crecimiento o generen más equidad".

"La transparencia es positiva cuidando de mantener la confidencialidad necesaria respecto de las personas. Tan importante es la transparencia que habría sido bueno que su visita hubiera sido acompañada con la publicación por parte del Gobierno de la Casen 2013 que está retenida, sin una explicación convincente".

"Si se toma el estudio reciente de Fairfield-Jorratt, ellos concluyen que si se consideran las utilidades retenidas en las empresas y el ingreso autorreportado se obtiene que la desigualdad de ingresos en Chile es una de las más altas del mundo, mayor a EE.UU.", asevera Piketty.

J.A.F . "Rechazo esa afirmación, me parece liviana. Él hace alusión al trabajo de F-J, que siguen la metodología que Piketty tiende a preferir, que es, en lugar de basarse en datos de encuestas de ingresos - como Casen- para medir la desigualdad, se basan en declaraciones de impuestos. El problema de esa metodología es que, normalmente y sobre todo en países como el nuestro, hay bastante subdeclaración y el trabajo de F-J hace una corrección por eso, pero esa corrección, que es enorme, se aplica con distintos supuestos, todos los cuales son altamente cuestionables e incomparables con otros países".

"La segunda corrección atribuye a los dueños de las empresas el 100% de las utilidades no distribuidas y lleva a que los números resulten altos. Se compara con el 22% de EE.UU.; sin embargo, ese dato no es objeto de ninguna de estas dos correcciones. La metodología que usa Piketty ha sido criticada seriamente en Estados Unidos".

"El problema con el enfoque de transferencias en efectivo de la visión de Milton Friedman es que no había que preocuparse de la transferencia en especies y otras políticas sociales. Yo prefiero un enfoque en derechos de acceso a bienes básicos, como salud y educación", dice Piketty.

R. L . "Efectivamente, hay una diferencia valórica entre una y otra proposición. Para colocarlo en forma brutal, Friedman cree en la libertad individual y por eso cree que el óptimo social se alcanza si son las personas quienes deciden -dada una cierta restricción de recursos existente-, sobre la mejor manera de gastarlos. La oferta correspondiente, de educación y salud, en este esquema se ofrecerá competitivamente. Los otros, entre ellos Piketty y nuestro actual Gobierno, creen que es la sociedad -cuya voluntad es interpretada por los burócratas de turno- la que debe decidir cómo mejor gastar los recursos dedicados al apoyo social. Estos últimos, además, tenderán a privilegiar una oferta estatal monopólica -y, por ende, relativamente ineficiente- de los servicios sociales correspondientes".

"Otra razón para el aumento en la razón de capital privado a ingreso, es que hay una transferencia gradual de capital público a capital privado.... Mucha gente estaría shockeada si tienen que pagar renta a los dueños privados de los colegios a los cuales mandamos nuestros niños, aunque sé que Chile es un país donde ha habido mucha imaginación en esa dimensión".

R. L . "Piketty se refiere en forma irónica a nuestro sistema de vouchers (subsidios a la educación ofrecida privadamente). Efectivamente, en general en Europa, en que la educación tiende a ser públicamente ofrecida, tal esquema propuesto por Friedman parece algo casi surreal. Sin embargo -pocos lo saben-, Suecia lo ha implementado y con excelentes resultados. Es un sistema que combina el apoyo financiero que la sociedad les desea otorgar a los estudiantes de familias de ingresos más bajos (o, alternativamente, el derecho universal a la educación que se desea que exista), con la libertad de elegir de los padres y con una oferta educacional privada y competitiva y, por ende, eficiente".

"Cuando Francia elevó los impuestos a la renta, los franceses ricos se cambiaron masivamente de nacionalidad".
ROLF LÜDERS
Ex ministro de Hacienda

"Corregir la desigualdad a través de altos impuestos progresivos, como plantea Piketty, corre el riesgo de dañar la capacidad de crecimiento y que finalmente el remedio sea más dañino que la enfermedad".
JUAN ANDRÉS FONTAINE
Ex ministro de Economía



 Imprimir Noticia  Enviar Noticia