Dólar Obs: $ 713,23 | -0,76% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.065,35
IPC: 0,00%
Síndrome de fin de año [ Cómo superarlo ]

En diciembre sube el estrés y baja la productividad

domingo, 21 de diciembre de 2014

Economía y Negocios

El Mercurio

Es el cierre de un ciclo y muchos trabajadores se sobreexigen para tratar de cumplir con todas las expectativas. A ello se suman las actividades propias de fin de año que muchas veces son otra causa de tensión en vez de un relajo.



Diciembre es un mes difícil para los trabajadores. El cansancio y el estrés aumentan, afectando su estado mental y físico y, por ende, el desempeño laboral y la armonía familiar. Al mayor trabajo se suman deberes propios de la fecha que ocupan tiempo y dinero: regalos, compras de última hora, planificación de vacaciones, graduaciones y un largo etcétera.

Ello explica por qué, según la encuesta del portal latinoamericano de empleo Zona Jobs, 52% de los trabajadores chilenos cree que en estos días todo cuesta el doble. Y no solo en términos monetarios.

Esta situación genera el llamado "síndrome de fin de año", que se traduce en angustia al sentir que se sierra un ciclo y no se ha cumplido con las expectativas y en una sensación de estar sobreexigido, aumentando el nivel de cansancio. Felipe Orrego, experto en psicología positiva para empresas, dice que la diferencia de esta sensación con el cansancio normal es que "el síndrome se caracteriza por una sumatoria de síntomas, como cansancio, agotamiento, malhumor, apatía, reacciones negativas a comentarios, sensación constante de tristeza, disminución de la concentración, baja tolerancia a la presión y a la frustración. Esto, además de ser peligroso para nuestra salud física y mental, es un cuadro preocupante pues altos niveles de estrés pueden predisponer a sufrir accidentes en los puestos de trabajo. Para minimizar los efectos de este síndrome, Orrego da cuatro consejos clave: identificar las situaciones que más nos estresan; priorizar las obligaciones, ya que gran parte de la ansiedad y del estrés se deben a la desorganización de nuestras responsabilidades; planificar las responsabilidades realizando un esquema con tiempos para poner límites en la resolución de los problemas, y desconectarse del trabajo.

"Por último, dependiendo de nuestras obligaciones laborales, los fines de semana debemos desconectarnos del trabajo. Acciones como apagar el teléfono o dejar el computador en la oficina, permiten que dejemos los problemas lejos de nuestra casa, ayudándonos a descansar mentalmente", dice Orrego.

Álvaro Vargas, gerente general de Trabajando.com, señala que "tener tiempo para divertirnos y relajarnos es importante siempre, y más ahora para poder apreciar el verdadero sentido de la Navidad. En estas fechas es común sentirse agobiado por el trabajo y las celebraciones de fin de año deben ayudar a renovar las energías y motivar para el año laboral que parte".

A los consejos mencionados, Vargas agrega la necesidad de: dormir 8 horas diarias; hacer actividad física; aprender a decir que no para no abarcar más de lo que se puede cumplir; comunicar nuestras emociones; pensar antes de actuar; bajar el nivel de exigencia; llevar una dieta rica en frutas y verduras y en horarios regulares de comida para tener mejor concentración y rendimiento, y mantener expectativas realistas de uno mismo y de los demás.

HAY QUE APRENDER A IDENTIFICAR LAS SITUACIONES QUE MÁS NOS ESTRESAN PARA PODER MANEJARLAS ADECUADAMENTE.

EL AGUINALDO AYUDA

Unos pesos extras siempre ayudan a bajar un poco el estrés. Según Trabajando.com, 62% de las empresas del país, darán dinero como aguinaldo a sus trabajadores. El 53% entregará un monto mayor al del año pasado, 33% igual y 14% menor.



 Imprimir Noticia  Enviar Noticia