Dólar Obs: $ 799,23 | -0,01% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 31.156,54
IPC: 0,80%
Scotiabank advierte que cambios regulatorios no son óptimos para la inversión en el país

martes, 22 de abril de 2014

Antonia Eyzaguirre
Economía y negocios

Hoy es la Junta de Accionistas del banco, que actualmente está enfocado en incrementar su presencia en el país.

Scotiabank, a nivel internacional, está enfocado en una estrategia de crecimiento de largo plazo, sobretodo en fortalecer su presencia en Chile, Perú, Colombia y México.

El año pasado a nivel local sus utilidades crecieron 16%, y este año esperan un crecimiento de 25%, superando los US$ 160 millones. Las colocaciones crecieron al 11%, por sobre el mercado.

Francisco Sardón, gerente general de la entidad en el país, señala que actualmente la sensación de desaceleración de la economía es importante, un 25% por sobre lo que se venía pensando, advierte. En esto, además del contexto global de capitales que están saliendo de los mercados emergentes, influye el precio del cobre y las eleccione,s que “en cualquier país generan una cierta retracción en el ritmo de inversión”, dice. Esto los ha llevado a ser más selectivos, en el sentido de estructurar las operaciones de manera más sólida, dice el ejecutivo. Sobre todo en el sector inmobiliario, donde notan que han comenzado a ser más prudentes para lanzar proyectos.

—¿Esta tendencia irá más a la baja con la reforma tributaria?


“Pensamos que las autoridades están aquí para generar mayor desarrollo y, por lo tanto, la forma de implementar las cosas termina siendo tan importante como las cosas en que se quieren implementar. Creo que toda política redistributiva pasa siempre por cuidar que la generación de esos recursos se siga dando y para eso es importante las reglas del juego, el ambiente político a favor de las empresas, fomentar la inversión, fomentar un círculo virtuoso”.

—¿Han visto un aumento de la morosidad en las colocaciones?


“Vimos un aumento muy fuerte en la morosidad cuando vino el borronazo. Era literalmente como si le taparas los ojos a alguien que está manejando un avión y le digas maneja con los ojos cerrados, hasta que se estrelle. Eso llevó a que los bancos ajustaran sus políticas de riesgo para crédito de consumo, con lo cual menos consumidores fueron elegibles. El riesgo subió y luego ha empezado paulatinamente a caer de nuevo y eso está viendo en los mejores resultados de los bancos (...) Para crecer se necesita un clima estable. Es cierto lo que se dijo, y estoy de acuerdo con Jorge Awad, Chile ha sido y es un excelente país para atraer inversiones, pero lo hace porque es percibido como un país estable.

Si comenzamos a hacer que se perciba como un país inestable va a cambiar, no al día siguiente, pero va cambiando. También, se debe entender que la locomotora de un país es el sector privado; el sector público está para regular”.

—¿Cómo banco extranjero cómo están viendo todos estos cambios regulatorios?


“No nos tiene asustados porque el Scotiabank es un banco de 180 años de vida que opera en 55 países, pero sí nos tiene preocupados. No es lo óptimo, siendo un inversionista extranjero, estar viendo todo el tiempo cambios en las regulaciones, costos en las operaciones que se incrementan. Te van agregando costos que va en detrimento de la empresa, hasta que llegas a un punto que uno se pregunta cuánto sentido tiene la empresa. En Chile, si tú miras la rentabilidad de la banca en 2009 el promedio estaba sobre el 20%. El año pasado fue de 15%, lo mismo que renta en Estados Unidos y Europa. La ecuación es muy simple: a mayor riesgo, mayor retorno. Ya le bajaron el moño al mercado financiero a niveles estándar del mundo”.

—¿Para ustedes cuál es el límite?


“En realidad es 15%. Cuando eres inversionista y te está rentando bajo 15% el capital, dices ‘oye en Tailandia renta en 25%’”. La ecuación que no cuadra es cuando el riesgo empieza a subir y el retorno empieza a bajar. No hay que olvidarse de que el capital es transable”.

—¿Cuáles son los elementos de la reforma que más les afectan?


“Para lograr los objetivos de las medidas, como esta mayor recaudación, deben ser hechas de forma tal que incentiven a las empresas a seguir creciendo y operar en el país. Se trata de hacer crecer la torta y después repartir distintos pedazos. La mayor preocupación debe ser el cómo, no el qué. Cómo lo hago de tal forma que la torta siga creciendo, para que el pedazo que tienen que pagar las empresas sea cada vez más grande”.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia