Dólar Obs: $ 649,90 | -0,89% IPSA 1,89%
Fondos Mutuos
UF: 26.782,59
IPC: 0,10%
ABIF: "La reforma tributaria tiene aspectos legales que hacen que sea inconstitucional"

sábado, 19 de abril de 2014

Antonia Eyzaguirre y David Lefin
Economía y Negocios Online

El dirigente gremial advierte que la retención del 10% sobre las utilidades atribuidas de las empresas -que no necesariamente podrían ser percibidas por los accionistas- es una "ficción legal". Afirma que expondrán este tema al Ejecutivo y en el Senado y confía en la apertura al diálogo que han mostrado las autoridades en los últimos días.

La industria bancaria es de las pocas que ha mantenido el silencio ante el proyecto de reforma tributaria que propuso el Gobierno hace casi tres semanas. La Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF), presidida por Jorge Awad, encargó estudios a Ricardo Paredes, Bernardo Fontaine, Miguel Zamora y a EY, todo para entender el proyecto a cabalidad antes de tomar posición.

Hoy, por primera vez, plantean una postura consensuada. Awad, comienza destacando la importancia que tiene la reforma educacional. "Sabemos que hay que recaudar una gran cantidad de recursos y que eso debe ser hecho también de una forma virtuosa. Esa forma es lo que, como industria, queremos estimular y queremos ser actores", dice.

Para ello piden tener claridad en al menos cinco pilares: la reforma tributaria debe estimular el ahorro, disminuir la evasión, la elusión, dar certeza jurídica y que cumpla con una banca capitalizada.

Opta por no ahondar todavía en esos pequeños detalles que pueden influirles como industria, ya que siguen estudiándolos. Su reparo contra el proyecto por ahora es estructural y constitucional. "La renta atribuida consiste en una ficción legal, por lo tanto, no trae certeza jurídica, y esa es la preocupación mayor de la banca hoy día", afirma.

Explica que "no está definido qué es una renta atribuida en la retención del 10%. Es una renta que puedes no recibir nunca".

Esto porque en el proyecto se atribuyen las utilidades de las empresas a quienes aparecen como socios o accionistas al 31 de diciembre. Pero en esos momentos esas personas no tienen títulos o derechos sobre las utilidades, ya que, por ejemplo, en el caso de las sociedades anónimas, esto nace solo una vez que la junta de accionistas aprueba el balance y reparte las utilidades del ejercicio. Sin embargo, ahí no necesariamente se repartirá el 100%. "Implicaría tributar sobre una renta que no es propia, situación que entraría en conflicto con la Constitución", advierte.

Señala que, como industria, creen que la reforma debe tener necesariamente un prisma económico, uno jurídico y uno contable. "Si efectivamente estos tres prismas no se conjugan, podemos estar, por apresuramiento, cometiendo errores", dice.


-¿Por qué este tema es tan relevante?

"Es el punto que más nos preocupa. El reemplazo del Fondo de Utilidades Tributables (FUT) no se puede hacer sobre sistemas que no sean consistentes, siempre tenemos que llegar a un sistema integrado. En este cuadro se estaría agregando, por decir lo menos, un impuesto sobre algo que nunca va a recibir la persona. Estaríamos cayendo en un reparo constitucional".


-¿Con este punto la eliminación del FUT es inviable?

"No mezclemos con el FUT. Lo inviable es que la reforma tributaria tiene aspectos legales que hacen que sea inconstitucional".


-Pero es un elemento central en la reforma, y es la manera que se encontró para eliminar el FUT.

"No quiero ver los instrumentos. No estoy haciendo compensaciones, porque desde el punto de vista legal no puedo decir que esto está compensando a lo otro. Estoy haciendo un análisis estricto. Insisto, esto tiene reparos constitucionales. Ese es mi gran argumento, independiente de que esto compense A, B o C. Hay reparos constitucionales a la retribución del 10%".


-¿Puede terminar esto en el Tribunal Constitucional?

"Obviamente que así como está tiene todo el cariz para terminar en el Tribunal Constitucional. Por eso digo que adelantemos, pongamos al servicio del bien superior -que es la educación- un comité técnico que vea la constitucionalidad de esta norma de renta atribuible y que tengamos tiempo. No quiero que aquí, por la velocidad, se funda el motor".


-¿Ustedes están dispuestos a llevar el tema al Tribunal?

"Creo que en esta etapa sería absolutamente imprudente, y absolutamente contradictorio al estado de ánimo que estoy expresando. La primera instancia es el Ejecutivo, la segunda es el Senado. Todo lo que estoy diciendo personalmente lo voy a exponer en el Senado. Pero la invitación formal es a que al equipo económico, con los asesores legales que correspondan, podamos hacerle este planteamiento, para que corrijamos estos reparos que destacados abogados y especialistas tributarios han formulado y que yo en el último mes me he dedicado a escuchar.


-¿Ve que está la apertura del Gobierno para oír?

"Conociendo las autoridades del sector económico y la forma de trabajo de la Presidenta, no podría imaginarme que hubiera una posición fija, inflexible, testaruda. Creo que las propias formas que se han visto en los últimos días son primores de diálogo. La gracia de este país es que no tiene que tapar hoyos. La rueda operativa está funcionando, preocupémonos de la rueda estructural. Yo no quiero retroexcavadoras. Acá hay un perfeccionamiento que estamos planteando por un bien superior. Ese es el ánimo".


-¿Cómo afecta la reforma a la banca en particular?

"Acá lo importante es que las bases sobre las que se va a formular una rectificación, sean sanas. No cabe duda de que si yo analizo la forma como se ha capitalizado la banca y el nivel de solvencia que tiene, es porque efectivamente nunca ha distribuido el total de su dividendo. Puedo decir que los accionistas de la banca se verían perjudicados, porque estarían pagando impuestos por 100%, cuando el promedio en los últimos cinco años de la banca en términos de dividendos entregados, no supera el 50%. Puedo decir con absoluta seguridad que eso ocurre en la mayoría de las empresas. A mí me interesa por la sanidad y el prestigio que tiene Chile. Lo que hace que sea un país al cual todos quieren prestarle plata es que tiene seriedad jurídica".


-Hay quienes dicen que la reforma favorece a la banca, porque la eliminación del FUT va a aumentar la demanda por créditos. ¿Qué le parece ese planteamiento?

"Ese es el argumento más ridículo, insignificante y mezquino que puedo haber oído. La banca es la síntesis de Chile, es un sector donde se resume cómo le va a todos los demás sectores. A la banca le va bien porque hay emprendedores que quieren hacer proyectos, no porque hay deudores que les falta plata. La banca que está construida para tapar hoyos termina siendo un descalabro. La banca solo se debe al desarrollo fundamental de proyectos".


-El FUT es una fuente de financiamiento para las empresas que se va a terminar y estas van a tener que buscar otras fuentes.

"Eso sería tan mezquino como que dijera que como va a haber más liquidez porque todos van a entregar más dividendos, los niveles de las personas para consumir van a ser fantásticos y se va a necesitar menos a la banca".


-¿Descarta que los bancos se vean beneficiados?

"Absolutamente. La banca se ve beneficiada porque Chile tendrá mejor capital humano. La banca se ve beneficiada por que haya una reforma educacional de esa magnitud y porque vamos a tener proyectos que van a querer financiarse en Chile. Pero lo importante es que todo eso se haga con certeza jurídica".


-Usted ha sido parte de varias empresas. El ministro Arenas ha dicho varias veces que el aumento de impuestos no afectará la inversión. ¿Cree lo mismo?

"Ninguna persona puede decir que los impuestos son neutros, pero se puede dar la posibilidad, como ocurrió en 1988, que al aumentar los impuestos la actividad fue creciendo. O como le ocurrió a Sebastián Piñera, que con el aumento de impuestos tras el terremoto también subió la actividad. Si una reforma tributaria capitaliza la banca, es porque está funcionando. Si hay agua en la piscina para los ahorrantes, es porque el país está funcionando".


-El impuesto de timbres y estampillas afecta el corazón del negocio de la banca, que es dar créditos. ¿Ve como negativo el aumento?

"Siempre hemos dicho que lo que permita mayor acceso al crédito y baje los costos es bienvenido, y en esos términos obviamente que no estamos de acuerdo. Somos solo un recaudador, pero es obvio que creemos que la tendencia era a seguir bajándolo".



-HAY QUIENES DICEN QUE LA REFORMA FAVORECE A LA BANCA, PORQUE LA ELIMINACIÓN DEL FUT VA A AUMENTAR LA DEMANDA POR CRÉDITOS. "ESE ES EL ARGUMENTO MÁS RIDÍCULO, INSIGNIFICANTE Y MEZQUINO QUE PUEDO HABER OÍDO. LA BANCA ES LA SÍNTESIS DE CHILE, ES UN SECTOR DONDE SE RESUME CÓMO LES VA A TODOS LOS DEMÁS SECTORES".



Protección "policial" al consumidor Distintos actores de la industria bancaria han señalado la necesidad de desvincular al Sernac del ciclo político.

El presidente de la ABIF insiste en que es necesario que se dedique el mayor tiempo posible a pensar en de quién va a depender el nuevo Sernac y cómo se va a gobernar. "Mientras no tengamos ambas respuestas Chile estará sin las mejores prácticas de calidad mundial en torno a la protección al consumidor. No hay un área menos desarrollada, más infantil, más inocua que la protección al consumidor. En Chile esta protección es policial, y hay que pasar a una que les dé a las personas derechos y obligaciones, tanto en la etapa de preventa como en la de posventa".

Hace un par de meses, el ex director del Sernac, Juan José Ossa, acusó a la industria bancaria de ser la de mayor opacidad. La acusación generó críticas. "Creo que debo haber estado con unos anteojos que pueden haber estado opacos", dice irónico Awad. Y agrega: "Pero me extraña mucho, porque los contratos fueron todos aprobados por el Sernac. Por eso, lo único que quiero repetir es que hay que crear un sistema institucional de protección al consumidor independiente de los ciclos políticos".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia